La triste razón por la que no deberías comprar estas razas de perros

NOTICIAS DE INTERES 08/07/2017 Por
Advierten pugs y los bulldogs franceses están "diseñados" genéticamente para tener una vida miserable.
20170630183613_28971258_0_body-760x433-c-center

Pugs, bulldogs franceces, boxers y shih-tzus son sólo algunas de las razas de perros de hocico chato que han estado de moda durante los últimos diez años.

as razones pueden ser varias: más visibilidad (por lo general se los ve dentro de la cartera de una celebrity), más gente viviendo en las ciudades (un perro chico es ideal para un departamento) y hasta podemos adjudicar esta tendencia a la participación de un perrito pug en la película Hombres de Negro.

No estamos descubriendo nada. Estos perritos son de lo más tierno que hay, tienen una personalidad amigable y se ven hermosos con esos aspectos tan extraños. 

¿Qué es lo que nos gusta tanto de ellos?

Bueno, tal vez no te gustará tanto esa cola enrulada, si supieras que es un defecto genético elegido a propósito y que puede provocar parálisis en el animal.

¿La nariz aplastada? Los perros son criados para tener narices cada vez más chatas, por lo que se les dificulta respirar y comer, causando efectos como estrés cardiovascular, prolapsos de los ojos, sobrecalentamiento (dado que los perros no transpiran), obesidad producto de ese estilo de vida sobrecalentado y sedentario, apiñamiento de dientes, dematitis y un largo etcétera de problemas.

Es un “desastre anatómico” que todos vemos como algo súper tierno…

A pesar de que hay cirugías correctivas y existen tratamientos diseñados para aliviar el dolor de estos animales, los veterinarios no suelen hablar sobre la cuestión ética de comprar estos animales y crear una demanda de perros diseñados para sufrir. La razón es porque afecta al negocio.

“Si me plantara y dijera la verdad sobre estas razas”, dice un veterinario a The Guardian, “mis clientes irían a otro veterinario que no hablara tanto. Los veterinarios no pueden darse el lujo de ser honestos”.

La Asociación Británica de Veterinarios (BVA, por sus siglas en inglés) que representa a los veterinarios del Reino Unido, ha publicado varias declaraciones sobre la cría y la compra de perros braquicéfalicos, expresando su preocupación por la salud y el bienestar de estos perros.

“La popularidad de estos animales ha aumentado el sufrimiento animal, así que sugerimos encarecidamente a la gente que elija razas más saludables o razas mixtas”, dice Sean Wensley, vice presidente de la BVA.

Pero en los gatos también existe esta preocupante tendencia. Los gatos invadieron internet y dos de las celebridades gatunas más importantes son Lil Bub (tiene casi 3 millones de fans en Facebook) y Grumpy Cat alias Tardar Sauce (con casi 9 millones de seguidores en Facebook, un manager, un contrato para un libro, etc.).

Pero si nos preguntamos por qué son tan famosos, la cosa se vuelve turbia. Es porque tienen anomalías genéticas.

Lil Bub fue la pequeña de la camada y tiene la lengua siempre afuera porque tiene la quijada anormalmente corta y sin dientes. También tiene una osteosporosis grave, por lo que está medicada.

Grumpy Cat tiene enanismo felino y una sobremordida, lo que hace que tenga su famoso ceño fruncido.

Pero hay muchos gatos famosos con discapacidad o mutaciones genéticas: una discapacidad visual (Honey Bee), ausencia de puente nasal (Monty the Cat), paladar hendido (Lazarus the Vampire Cat) y heterocromía (Fukumaru).

Claro que hay una diferencia entre amar a un animal con una mutación genética y entre crear intencionalmente mutaciones genéticas o apoyar a la industria comprándoselos.

Te puede interesar