Elecciones 2017: qué hay en juego y cómo quedaría el Congreso

POLÍTICA 07/07/2017 Por
Un estudio de Poliarquía proyectó cómo quedarían el Senado y Diputados tras los comicios de octubre. Cómo le irá al oficialismo, cómo afectará el ingreso de Cristina Kirchner y quién tendrá el poder en la cámara baja
macri

Las elecciones legislativas que se llevarán a cabo el 22 de octubre determinarán el escenario político en el que el presidente Mauricio Macri completará la segunda mitad de su mandato.

¿Cómo será ese escenario? Un análisis de Poliarquía pronostica que, si bien el peronismo seguirá teniendo mayoría en el Senado, el ingreso de Cristina Kirchner al recinto y la obtención de varias bancas del oficialismo harían que el Partido Justicialista (PJ) pierda el quórum en ambas cámaras.

Para realizar la proyección, la consultora se basó "en el análisis de la historia electoral de los 24 distritos del país; la composición de los frentes y las candidaturas oficializadas durante en junio; y los datos de opinión pública" de sus propios relevamientos.

Qué pasará en la Cámara Alta

En el Senado, donde se ponen en juego 24 de las 72 bancas, el peronismo tiene mayoría actualmente con 50 escaños repartidos entre el cristinismo (11), el PJ (29) y el PJ Federal (10); mientras que Cambiemos posee apenas 15 sillas (6 del PRO y 9 de la UCR).
Con las elecciones de octubre, según la proyección actual de Poliarquía, el oficialismo obtendría 11 escaños y, al poner en juego tres bancas, llegaría a 23; mientras que sólo 13 senadores peronistas ingresarían al recinto, siete menos que las 20 bancas que pone en juego.

Además, según la consultora, la situación de la principal fuerza opositora promete dificultarse con el ingreso de Cristina Kirchner, pues su presencia podría generar nuevas fracturas en el PJ y una migración de senadores peronistas al oficialismo. De hecho, dos actuales senadores peronistas, Roberto Basualdo y Claudio Poggi, encabezarán las listas de Cambiemos en San Juan y San Luis, respectivamente.

Además de las esquirlas de la explosión que generaría el ingreso de la expresidenta, el escenario plantea que el cristinismo perdería cuatro escaños, el PJ soltaría dos y el PJ federal renovaría apenas tres de los cuatro que pone en juego.

Sin embargo, el posible crecimiento del oficialismo no le permitirá alcanzar el quórum en el Senado. Las 23 bancas a las que llegarían no alcanzarán siquiera al tercio total del recinto y deberá continuar con las negociaciones con los otros bloques.

Por su parte, el Frente 1País de Sergio Massa mantendrá los tres senadores que posee, mientras que el progresismo perdería la única banca que se le vence y quedaría con dos.

Qué pasará en la Cámara Baja

En Diputados, donde se renuevan 127 de las 257 bancas, el peronismo no-cristinista perdería el quórum debido a que tanto el PJ, el Bloque Justicialista y el Frente 1País experimentarían retrocesos, seimpre según la proyección de la consultora.
El PJ y el Bloque Justicialista, entre los dos, soltarían cinco bancas, la misma cantidad que el espacio de Sergio Massa. Así, el peronismo no-cristinista quedaría con 99 escaños, 64 del justicialismo y 35 del massismo.

Por su parte, el cristinismo obtendría un resultado positivo, a diferencia del retroceso previsto en el Senado. La proyección de Poliarquía indica que ganaría 6 bancas y llegaría a poseer 39.

El oficialismo sería el bloque con la mayor escalada tras las elecciones, pues sumarían 12 bancas y alcanzarían las 99, misma cantidad que el peronismo no kirchnerista. Las mayores ganancias serían por parte del PRO (con 6) y la Coalición Cívica (con 5) de Elisa Carrió.

El resultado de las elecciones sólo será favorable para Cambiemos en la cámara baja, pues la izquierda perdería dos de sus cuatro bancas y el socialismo, cuatro de sus siete escaños, más de la mitad de las que posee actualmente.

Así, ningún partido lograría la mayoría propia en Diputados, por lo que los acuerdos parlamentarios seguirán siendo la regla a la hora de aprobar leyes.

Las legislativas tendrán un preludio en agosto: las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que se realizarán el 13 de agosto. Al no existir en la mayoría de los distritos internas que definir dentro de los partidos postulados, esta instancia prometerá ser una especie de encuesta oficial que llevará a los distintos frentes a modificar o ratificar las estrategias desarrolladas durante estos meses.

Fuente: Cronista

Te puede interesar