Obestrés: cómo lograr no comer cuando estás ansioso

SALUD 17/06/2017
Los nervios hacen que ingieras más alimentos de los recomendables. Trucos para que tengas el control.

Casi la mitad de la población cuando está estresada encuentra un poco de calma cuando ingiere comida, pero no la más saludable, sino aquella que tiene gran cantidad de grasas y azúcares.

“Uno cuando está deprimido no va buscar brócoli porque no estimula centros de placer como las grasas y los azúcares, que contrarrestan un poco esta batalla hormonal que hay dentro de una persona estresada”, expuso el experto en nutrición Diego Sívori a CONBIENESTAR.

Según el Grupo de Obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, el 30% de las personas obesas tienen problemas relacionados con el estrés.

- Planificá las comidas: elaborar el menú de la semana presenta varios beneficios. El primero es que permite analizar las distintas comidas para que sean variadas y equilibradas. El segundo es que no deja lugar a la improvisación, que suele llevar a elecciones rápidas y poco aconsejables.

- No vayas al supermercado con hambre: entrar en un lugar con comida hambriento puede hacer que compres caprichos y no lo que realmente necesitás.

- No te saltes el desayuno: una primera comida bien completa colabora en que estés satisfecho y así eludís tentaciones y picar entre horas.

- Elegí bocaditos saludables: si querés picar entre horas es mejor decantarse por algunos snacks saludables, como banana, frutos secos, yogur, lácteos o bastoncitos de queso.

- Cuando comas, hacé solo eso: si comés enfrente de la computadora o del televisor es probable que no tomes conciencia de la cantidad de alimento que ingerís y te pases.

Te puede interesar