Presentan hoy bonos simplificados para financiar a largo plazo a las Pymes

ECONOMÍA 16/06/2017 Por
Luego de varios meses de trabajo, se publicó ayer la resolución que crea el régimen simple de deuda Pyme. Buscan que más compañías se financien en el mercado de capitales
empresapyme_crop1435753125332_crop1492372762573.jpg_258117318

En un evento que se llevará a cabo hoy en Rosario, la Comisión Nacional de Valores (CNV) y el Mercado Argentino de Valores (MAV) presentarán la Obligación Negociable (ON) simple para Pymes. El proyecto se venía gestando desde hacía varios meses y ayer se oficializó, mediante la publicación de la Resolución General 969/17. "Desde hace 5 años hay un régimen especial al que solo accedieron 51 firmas de las 800.000 que están registradas en la Secretaría Pyme. En cambio, 11.000 de ellas ya descontaron cheques en el mercado y nos dimos cuenta de que los fondos especializados los compraban sin importarles quién era el librador, siempre y cuando estuvieran avalados", comentaron fuentes del ente regulador.

Las Pymes interesadas en emitir ON deberán contar con el aval de una entidad de garantía inscripta en CNV, que podrá ser una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR), un banco o un fondo de garantía público (por ejemplo, el Fogaba, de la provincia de Buenos Aires). Los términos de la ON se pactarán entre la Pyme y el avalista, que luego emitirá su garantía. A continuación, la Pyme se registrará vía online en la CNV y subirá a la web un prospecto –un formulario de dos carillas con datos de la empresa y de la emisión–, un Acta de Asamblea que autorice la colocación –sobre la cual el organismo provee un modelo– y una nota dirigida a Caja de Valores. Una vez cumplidos esos pasos, el proyecto de emisión entrará a CNV –que tratará de aprobarlo en un plazo de 10 días– y se listará la ON con la intervención de un agente colocador (que probablemente sea uno de los mercados).

Desde la CNV destacaron la simplicidad, el bajo costo y la poca burocracia del instrumento. La mayoría de las Pymes que negocian cheques avalados en el mercado ya trabajan con una SGR. Por lo tanto, desde el organismo conducido por Marcos Ayerra confían en que ellas sean las vendedoras naturales del nuevo instrumento. Esperan que cuando las Pymes quieran avalar cheques, las SGR les comenten los beneficios de recurrir a la ON simple para financiarse a largo plazo.

"Hasta hoy, las Pymes que querían iniciar la construcción de una planta que llevaba 3 años, emitían cheques propios avalados a un año y los renovaban por otro a su vencimiento. Ahora, se van a poder financiar al plazo que necesiten", explicaron en la CNV. "Esta nueva opción canibalizará el mercado de los cheques de pago diferido propios pero esperamos que no afecte a los cheques genuinos, es decir, a aquellos que pertenecen a proveedores y sirven para financiar capital de trabajo", agregaron.

En la actualidad, un cheque avalado se descuenta en el mercado a un 22% y se espera que las tasas de las ON se liciten dentro de ese rango, según el plazo. Además, la Pyme abonará un porcentaje del monto de emisión a la entidad avalista (hoy es entre 2% y 3%), un arancel de mercado (entre 0,12% y 0,15%) y una tarifa al agente colocador. Si bien la CNV tiene la potestad de regular los máximos de las tasas que cobran los avalistas, por el momento decidieron no hacerlo con el objetivo de fomentar la competencia.

Desde el próximo lunes, las entidades de garantía podrán –y deberán– inscribirse como tales en la web de CNV y, a partir de ese momento, las Pymes podrán empezar a tramitar sus ON. En cuanto al régimen informativo, las emisoras solamente deberán presentar su balance anual, que ya están obligadas a dar a conocer, y hechos relevantes relacionados a apertura de concursos, pedidos de quiebra o acontecimientos "que obstaculicen o puedan obstaculizar seriamente el desenvolvimiento de sus actividades", según indica la resolución de CNV.

Para ingresar al mercado de capitales en el régimen Pyme, las empresas deberán cumplir con límites de facturación anuales preestablecidos según su actividad. Para el sector agropecuario, el tope son $ 230 millones; para industria y minería, $ 760 millones; para las Pymes de comercio, $ 900 millones; para el sector de servicios, $ 250 millones; y para el ramo de la construcción, $ 360 millones. Si, durante el tiempo de vida de la ON, la empresa en cuestión crece y sobrepasa esos límites, seguirá siendo considerada Pyme hasta que termine de pagar el instrumento. Asimismo, si la firma tuviera un problema y no pudiera pagar las ON, el avalista tomará su lugar y cumplirá con las obligaciones en las mismas condiciones que se pactaron previamente.

Fuente: Cronista

Te puede interesar