La bicicleta se quedó sin frenos

ECONOMÍA 14/06/2017 Por
A pesar del Gobierno, el mercado sigue apostando a la ‘bicicleta, que organiza el BCRA -a expensas de los ciudadanos que lo pagan por vía inflacionaria- y que los extranjeros no quieren desaprovechar
bicicleta_crop1497405113119.jpg_258117318

Desde mayo de 2016 hasta abril de este año, ingresaron fondos del exterior para inversiones de cartera en pesos por más de u$s 22.000 millones.

Siendo estas las mayores ‘inversiones’ extranjeras: traen dólares, los cambian a pesos y compran Lebac -que rinde tasas altísimas- que luego venden y cambian llevándose -sin producir nada- más dólares. Increíble, pero real, que se regale al exterior dinero de esa manera.

Y esto a pesar de que, en mayo, esta bicicleta produjo pérdidas ya que el dólar se disparó, entre que los inversores vendieron y compraron. La escalada, desde los $15,25 hasta los máximos históricos, supuso más de 6% de aumento en días. Pero por el momento -hacia fin de año otra será la historia- la zona de $ 16 parece funcionar como nivel de equilibrio para el dólar, en buena parte, irónicamente, por la entada de divisas para comprar Lebac en un círculo altamente vicioso.

Las acciones no parecen una buena alternativa porque, en lo que va del año, el Merval acumula una ganancia de 32% en pesos y 31% en dólares. De continuar con este ritmo, el índice cerraría el año con una suba en torno al 90% lo que me parece impensable. Desde la crisis del 2008, el Merval superó dos veces el 80% anual de rendimiento, en el 2009 (+115%) con el rebote post-crisis, y en el 2013 (+81%) por que se perfilaba el fin de la era K, pero ahora no se ven tan buenas noticias en el futuro.

La suba de las acciones, este año, en buena parte se debe a que el 20 de junio Argentina podría ser re categorizada como Mercado Emergente por el MSCI gracias a lo que mejor sabe hacer el gobierno: crear expectativas de normalización del país y crecimiento. Pero aun suponiendo que esta re categorización se dé, muy probablemente luego venga -como ocurrió en otros mercados- un ajuste a la realidad y los índices bursátiles se corrijan hacia la baja.

Entonces, la bicicleta seguirá siendo una buena ‘inversión’ ya que, visto la ganancia que produjo en 2016 que superó el 33% en moneda dura, el dólar por ahora esta aquietado y la tasa de Lebac difícilmente baje del 25% a pesar de la presión política del oficialismo y las intenciones del BCRA.

Sucede que el total de Lebac y pases ya supera los $ 900.000 millones, y se calcula que terminará el año cerca de los $ 1,4 billones. Para colmo de males el 85% de esa bola de nieve tiene un horizonte de solo sesenta días de plazo. Así, el BCRA o aumenta la emisión - ¡aún más! - o tiene que hacer un roll-over, o sea, ir ‘pedaleando’ las cancelaciones para lo que, ante semejante nivel de oferta, difícilmente pueda bajar la tasa -aun cuando la inflación descienda- porque se le complicaría conseguir la suficiente cantidad de compradores para esa masa de títulos.

Fuente: Cronista

Te puede interesar