Apareció ahorcada una pareja que había sido denunciada por ejercer la docencia con títulos falsos

POLICIALES 14/06/2017 Por
Daban clases desde hacía 10 años en Mendoza. Fueron acusados el año pasado por una fuente anónima
pareja-docentes-ahorcados-Mendoza-1920-2

Fernando López y Sandra Aldaya ejercían la docencia en distintos establecimientos del departamento mendocino de San Carlos, en el Valle de Uco. Hace unos días la Dirección General de Escuelas (DGE) les había dado la baja, luego de que se comprobara que tenían títulos falsos. Ayer lunes por la tarde ambos aparecieron ahorcados en su casa.

El año pasado una denuncia anónima presentada ante la DGE mendocina, hizo que los registros de la pareja comenzaran a ser revisados por las autoridades educativas. Tras confirmarse que sus títulos universitarios eran apócrifos, se procedido a la baja de ambos.

"No había registro ni de que habían sido alumnos, ni mucho menos egresados", expresó al respecto la delegada de la DGE del Valle de Uco Silvia Cornejo en diálogo con radio LV10 de Mendoza.


Aldaya daba clases de teatro y López decía ser analista en sistemas, ambos trabajaban en escuelas secundarias de la zona y ayer lunes por la tarde fueron encontrados ahorcados en el interior de la vivienda que compartían.

El terrible hallazgo

Fue cerca de las 19 que un vecino notó que la pareja no había prendido las luces de la casa de calle Coronel Videla y se acercó para ver si todo estaba en orden. Al mirar hacia el interior de la vivienda por la ventana, se encontró con la peor escena: los cuerpos sin vida de López y Aldaya colgaban del techo.

El hombre dio entonces aviso al 911 y a los pocos minutos personal policial arribó al lugar. Si bien en un primer momento se habló de un pacto suicida a raíz de la decisión de la DGE de inhabilitarlos para la docencia, a medida que pasan las horas se hace más fuerte entre los investigadores la hipótesis de que habría habido otras motivaciones.

"En esa investigación surge que había una docente que no tenía el título oficial, en ese sentido se pide los legajos de los docentes y allí aparece la sospecha de un título que no era oficial y que había sido falsificado", explicó Cornejo.

"Se siguió la vía administrativa legal desde el aspecto jurídico, se buscaron pruebas desde la Universidad de Buenos Aires, más específicamente de La Plata donde supuestamente se habían emitido esos títulos, en esa universidad no había registro de esas personas. Por eso se llegó a la conclusión a través de una presentación formal desde la Universidad a la DGE", agregó.

Desde hace 10 años, Fernando y Sandra eran profesores en la escuela Toribio Luzuriaga de Tunuyán, la escuela técnica de La Consulta, el colegio Emilio Manso de Eugenio Bustos y el instituto Julia Silva de Cejas de Vista Flores. A raíz del hecho este martes los colegios donde daban clases permanecieron cerrados por luto.

Te puede interesar