La Policía rusa detiene al opositor Navalni antes de las protestas anticorrupción

INTERNACIONALES 12/06/2017
En las protestas, convocadas a lo largo de todo el país, ya hay decenas de detenidos, muchos de ellos en Moscú y San Petersburgo

El opositor ruso Alexéi Navalni ha sido detenido este lunes antes del inicio de una manifestación anticorrupción no autorizada en el centro de Moscú, según anunció su esposa a través de Twitter. "Hola, soy Yulia Navalni. Alexéi fue detenido en la entrada del edificio. Me pidió que les dijera que nuestros proyectos [de marchas] no han cambiado: Tverskaia". Escribió la esposa en la cuenta del opositor en referencia a la calle del centro de Moscú donde está prevista se desarrollen las protestas. 

Las tensiones en la calle entre sectores de oposición y el poder del Kremlin se convertían en las principales protagonistas del Día de Rusia, la jornada de fiesta nacional en el que se conmemora la proclamación de la declaración de soberanía (de Rusia frente a la URSS) que tuvo lugar el 12 de junio de 1990, cuando el dirigente ruso Boris Yeltsin afirmaba su poder frente a la Unión Soviética dirigida por Mijaíl Gorbachov.

Este lunes había convocadas manifestaciones en 169 localidades a lo largo de todo el país que han resultado con decenas de detenidos. En Moscú y en San Petersburgo, las dos principales metrópolis del país, ya hay 121 y 137 detenidos respectivamente según las autoridades citadas por medios locales. En Vladivostok se han registrado 11 detenciones, según el servicio OVD-Info, según el cual cuatro participantes en un "festival de cultura cosaca" agredieron a un manifestante de la oposición y le arrebataron una bandera rusa. La cadena británica BBC contabiliza también otros cuatro arrestos en Blagoveshchensk y al menos una en Kazan. 

Navalni había conseguido permiso para el evento en la avenida Sájarov de Moscú, algo alejada, pero a última hora del domingo, cambió el lugar de la convocatoria y anunció que ésta tendría lugar en la calle Tverskaia, que es la principal de la ciudad y que desemboca prácticamente junto al Kremlin. "Estamos cancelando la marcha en la Avenida Sájarov y trasladándola a la calle Tverskaya", dijo. La policía ha calificado este cambio de "provocación". "Cualquier acción provocativa de los manifestantes será vista como una amenaza para el orden público y de inmediato frustrada", dijo la policía. En el marco de estas gestas, se ha instalado una enorme barricada de sacos de arena y obstáculos antitanques justamente al principio de la calle Tverskaia, donde se encuentra la Duma Estatal de Rusia (cámara baja del Parlamento) y a poca distancia de los muros del Kremlin.

Navalni alegó que había cambiado el lugar de la convocatoria después de que diferentes empresas se negaran con diferentes pretextos a montar el escenario para el mitin en la avenida Sájarov. La decisión del político ha dividido a los sectores descontentos que se disponían a salir a la calle bajo el lema "exigimos respuesta". Los líderes de estos sectores, incluidos los que se han prefilado en el movimiento moscovita contra los planes de derribos de viviendas, discutían con vehemencia sobre la situación en las redes sociales, y sus argumentos básicamente se reducían a dos; los derechos (limitados administrativamente) de los ciudadanos a manifestarse libremente en el espíritu de la constitución; y los peligros de exponer a los ciudadanos a la represión de los cuerpos de orden público.

Por otra parte, los sectores habitualmente relacionados con las reconstrucciones históricas (guerras varias del pasado) suelen estar asociados con ideas conservadoras y en parte han combatido en la región ucrania de Donbás, por lo que, según algunos observadores, en caso de que estos sectores coincidan en el mismo escenario con manifestaciones contra el Kremlin se pueden producir encontronazos.

La protesta es la segunda acción de masas desde el pasado 26 de marzo convocada por el propio Navalni, quien ha anunciado su intención de presentarse a la presidencia del país en las elecciones de 2018 y ha atraído a una nueva generación a las calles a través de una campaña en línea implacable, según France Presse (Afp).

Fuente: El País

Te puede interesar