El promedio de las plantas industriales trabajó en abril a menor ritmo que un año antes

ECONOMÍA 08/06/2017
La retracción del consumo y la pérdida de competitividad de las exportaciones impiden la reactivación fabril

Ya en etapa de ingresar al período de alza de la producción manufacturera, luego del receso estacional en los meses del verano el conjunto de las manufacturas industriales no logra salir del estancamiento en un bajo nivel fabril.

"La utilización de la capacidad instalada en la industria se ubicó en el 64,5% del potencial en abril de 2017", acusó un retroceso de 0,3 puntos porcentuales en el agregado general en comparación con el nivel promedio que registró el Indec un año atrás.


El retroceso industrial se explica por la débil reacción de la demanda interna y la pérdida de competitividad exportadora que provoca un tipo de cambio que en los últimos doce meses no acompañó el movimiento de los costos internos que provocó el contexto inflacionario, fue el resultado de siete sectores que redujeron el ritmo fabril, en contraste con 5 que logran superar los índices del año anterior.


Los bloques sectoriales en los que el Indec registró mayor nivel de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron la refinación de petróleo, a 82,4% del potencial; papel y cartón 79,6%; metálicas básicas 73,6%; productos minerales no metálicos 71%; y los elaboradores de sustancias y productos químicos (68,6%).

Por el contrario, los bloques sectoriales que se mantuvieron por debajo del nivel general de la industria fueron los productores de alimentos y bebidas 64,3%; manufacturas de tabaco 62,4%; caucho y plástico 57,9%; edición e impresión 56%; textiles 54,9%; metalmecánica 54,5% y la industria automotriz 46,5 por ciento.

También fueron 5 los sectores que lograron superar los índices del año anterior: metálica básica; metalmecánica; alimentos; sustancias y productos químicos y refinerías de petróleo; aunque sólo tres superaron el promedio general.

En cambio, 7 ramas atenuaron el ya bajo uso de las instalaciones, de las cuales sólo dos lo hicieron con mayor intensidad que el promedio general.
Para el cálculo del uso del potencial de las instalaciones fabriles el Indec consulta a un panel de unas 700 empresas, y toma como referencia "cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada actual. Se consideran criterios técnicos, como el aprovechamiento potencial de las plantas productivas empleando el máximo de turnos posibles y las paradas necesarias para el mantenimiento apropiado de dicha capacidad".


Las expectativas del mercado para mayo indicaban un moderado repunte del uso de la capacidad fabril, sustentada en la firmeza de la tendencia expansiva de los sectores productores de materiales para la construcción; la tonificación de la rama siderúrgica y la recuperación que en ese mes registró la actividad de las terminales automotrices. Sin embargo, aún no se advierte un sendero firme de reactivación.

Fuente: Infobae

Te puede interesar