El desgarrador llanto de la madre de la joven que murió atropellada en Mar del Plata

POLICIALES 06/06/2017 Por
Verónica Borelli manifestó su dolor tras la pérdida de su hija Lucía. "Voy a seguir hasta las últimas consecuencias", avisó
accidente-mar-del-plata-1920-1

Verónica Borelli rompió en llanto al hablar sobre su hija Lucía Bernaola (14). La adolescente murió el último sábado en la ciudad de Mar del Plata tras ser atropellada por el auto que conducía Federico Sasso (19) en estado de ebriedad.

La mujer manifestó que esa noche su hija y los amigos que la acompañaban "estaban caminando felices por la costa, cuando vino un loco, un delirante, un asesino y la mató". "La vida no es así, que estamos gratis acá, es inexplicable. Me la mató al instante, no tuvo un instante ella viva. La quisieron agarrar los amigos y no llegaron", contó.


Borelli señaló que si bien recibió el llamado de muchas personas de la ciudad, Sasso no tuvo la iniciativa de hacerlo. Y resaltó: "No me llames, Federico Sasso, porque no voy a recibir tu llamado. Me hiciste lo peor. Le sacaste la vida a una hija, a una nieta, a una hermana, a una sobrina, a una novia y eso no es poco".


"No salgas a hablar porque una lágrima tuya no es una lagrima mía. No salgas a justificar, si sos un asesino. Levantá la mano si sos hombre a parte de cobarde y 'decí la maté'. Sabés lo que tomaste porque tengo todas las capturas de tu coche preparado y de lo que tomaste. No te justifiques. Todos me van a ayudar", expresó.


Luego, recordó: "Ayer tuve el velatorio de mi hija con cajón cerrado porque la desfiguró. Ni siquiera le pude tocar la mejilla, la nariz, su pelo dejarle algo arriba de su cuero. Por este asesino no pude despedir a mi hija".


Y añadió: "La despedí en casa, le di el dinero para que salga, comió conmigo y la tengo muerta".

"Una persona que tiene ese grado de alcohol y tiene un coche preparado sale a matar. Le tocó a mi hija, pero a los chicos que lastimó, casi hace una masacre este pendejo. Y el tipo quiso escapar: sos un cagón, Federico Sasso", continuó Borelli.


Por último, dejó un mensaje a Sasso: "Mirame, no te olvidarás de mí Voy a pedir justicia por Lucía. Vos las mataste, vos sos un asesino. Había nueve chicos en el grupo y podías haber matado a los nueve. Sos tan cagón que tenés un auto preparado y tomas alcohol para manejar. Tenés un problema. Tengo dolor, mucho dolor. Voy a seguir hasta las últimas consecuencias".

Fuente: Infobae

Te puede interesar