Investigador afirma que India, no China, es la nación más poblada del mundo

INTERNACIONALES 06/06/2017
¿Cuál es la nación más poblada del mundo? Durante años, la respuesta a esa pregunta fue simple y rara vez disputada: China

Pero ahora un académico ha generado una polémica internacional con una afirmación audaz: las estimaciones oficiales de la población de China son equivocadas e India es ahora el país más grande del mundo.
Yi Fuxian, un investigador de la Universidad de Wisconsin-Madison, hizo esa afirmación durante un evento en la Universidad China de Pekín.

De acuerdo con el diario The South China Morning Post, Yi sugirió que China tuvo sólo 377,6 millones de nacimientos entre 1991 y 2016, mucho menos que la cifra oficial de 464,8 millones. Esto significa que la estimación oficial de la población de China, actualmente en 1.380 millones, es incorrecta. La cifra, dijo, es 90 millones menor: una diferencia equivalente a las poblaciones de Alemania y Bélgica combinadas.


Con esto, según Yi, los habitantes de China serían 1.290 millones, por debajo de los 1.320 millones estimados de India.


Varios medios de comunicación en China, India y otros países rápidamente hicieron eco de la noticia. Si Yi tiene razón, las implicaciones ciertamente serían grandes. No sólo significaría que India ya ha superado a China como la nación más grande del mundo —algo que las Naciones Unidas había calculado que ocurriría en 2022— sino que la desaceleración del crecimiento demográfico de China sería peor de lo que muchos pensaban y el gobierno mantenía la información oculta.

Yi dijo vía correo electrónico que la controversia no le sorprende y agregó que en la edición de 2013 de su libro Big Country with a Empty Nest (Un país grande con el nido vacío), que ofrece una mirada crítica a las políticas de planificación familiar de China, él ya había dicho que las estimaciones oficiales podrían estaban equivocadas.


Yi dice que estaba seguro de que las estimaciones estaban equivocadas mucho antes. "En 2003, yo sabía que los datos demográficos oficiales de China eran mucho más altos que la población real", escribió desde Taiyuan, China.

Uno de los muchos elementos notables de la afirmación de Yi es el lugar desde donde la hace: China continental.

El académico, nacido en la provincia de Hunan, se había trasladado a Estados Unidos en 1999 para hacer un posgrado en la Universidad de Minnesota-Twin Cities. Luego se convirtió en un crítico de las políticas de planificación familiar de China, incluyendo su regla de "un hijo por familia".

En sus escritos, Yi sugería que esas políticas limitaban el crecimiento económico del país, lo que significaba que nunca podría competir con los Estados Unidos. También escribió que China pronto podría tener una tasa de natalidad negativa y una población en declive, como su vecino Japón.

Yi, quien sigue siendo ciudadano chino, afirmó que sus puntos de vista le pusieron en conflicto con el estado chino. Su libro, publicado por primera vez en 2007, fue prohibido inicialmente en China continental. Años más tarde le dijo a The New York Times que en 2010 fue amenazado con ser arrestado después de haber ayudado a que su cuñada escapara de un aborto forzado ordenado por el estado.

China pareció aceptar al menos algunos de sus argumentos en 2015, cuando abandonó la política de "hijo único" y permitió que las parejas tuvieran dos hijos. El año pasado Yi regresó a China como invitado, pero unos meses después sus cuentas en las redes sociales fueron clausuradas, lo que él interpretó como un intento de censura.

Dado que Yi es bien conocido por su activismo apasionado contra las políticas de planificación familiar de China, algunos cuestionan sus estimaciones demográficas.

"Sus cifras no deben ser tomados al pie de la letra", dijo Wang Feng, un demógrafo de la Universidad de California en Irvine, al periódico The Guardian. Feng, quien una vez advirtió que China se dirigía hacia un "precipicio demográfico", dijo que creía que el número de habitantes del gobierno era exacto.
Pero según The South China Morning Post, varios otros académicos asistentes al evento de la Universidad de Pekín parecían de acuerdo en que las cifras del gobierno son inexactas. "Se ha sobreestimado la tasa de natalidad y subestimado la velocidad de los cambios demográficos", dijo Li Jianxin, un demógrafo de la Universidad de Pekín.

Fuente: NY Times

Te puede interesar