La polémica de los implantes PIP: todo lo que hay que saber antes de operarse

BELLEZA 19/05/2017 Por
Pasar por el quirófano siempre conlleva dudas y temores. Ciertos tipos de prótesis que suponen un riesgo para la salud. Un especialista indicó qué tipo de prótesis, tamaño, factores de riesgo y controles son los necesarios para una intervención segura
iStock-486447014-1024x575

La polémica de los implantes truchos PIP nació en 2010, cuando se descubrió que las prótesis fabricadas por la compañía francesa Poly Implant Prothèse (PIP) estaban producidas con silicona de uso industrial de grado no médico sin homologar, que llevó a la muerte a tres mujeres luego de que el implante explotara dentro del cuerpo. El alcance de afectadas fue masivo. Luego de una lucha judicial de varios años, un grupo de 800 mujeres argentinas que fueron damnificadas por estos implantes mamarios franceses "truchos" comenzaron a ser indemnizadas.

Desde 2011, la abogada Virginia Luna -una de las damnificadas- lleva adelante la demandas de 1000 mujeres argentinas ante la justicia francesa, que se suman a otras más de siete mil de todo el planeta que presentaron acciones legales contra la empresa francesa y, luego, también ante la certificadora alemana TÜV -la firma que debía fiscalizar a la compañía francesa-, a la que se la condenó a pagar 60 millones de euros a las 20.000 demandantes que están esparcidas alrededor del mundo.

Consultada por Infobae, Luna detalló el estado del proceso: "En el año 2013 logramos la primer sentencia condenatoria en sede penal francesa y Jean Claude Mass, el fabricante, fue sentenciado a 4 años de prisión. Más de 100 damnificadas ya están siendo indemnizada en esa causa. Actualmente quedó firme la sentencia provisoria contra TÜV -que es la Certificadora Alemana de calidad- por un monto de 3000 euros y en este caso serán indemnizadas 336 argentinas".

La prótesis de la polémica, fabricada por la empresa francesa PIP. En Argentina, el implante fue de uso frecuente años atrás
La prótesis de la polémica, fabricada por la empresa francesa PIP. En Argentina, el implante fue de uso frecuente años atrás

La letrada aclaró que el juicio contra la empresa gala sigue su curso: "Buscaremos la indemnización en forma particular para cada damnificada según los daños que hayan sufrido. En este sentido esperamos indemnizaciones de entre 20.000 y 30.000 euros". Y agregó: "Todavía hay tiempo para que se sumen aquellas mujeres que no lo hicieron, aunque el plazo ya es acotado (60 días) dado que la causa prescribe". Este último dato es de suma importancia, ya que además hay entre 13 y 15 mil argentinas afectadas por estas prótesis defectuosas.

A las mujeres que deban pasar por el proceso quirúrgico, ya sea por operaciones estéticas de aumento de pecho o por cirugías de reconstrucción tras una mastectomía, Luna les recomienda que "consulten muy bien el producto se van a colocar en el cuerpo, que elijan profesionales de la sociedad científica y, sobre todo, que se hagan los chequeos médicos correspondientes".

Para evitar riesgos, alejar la preocupación de una eterna polémica que cada tanto recrudece y no caer en futuras complicaciones, los expertos recomiendan tomar ciertos recaudos necesarios. A colación, Infobae consultó al especialista en cirugía plástica Diego Steinberg (MN93036), quien detalló los controles y pasos necesarios antes de someterse a la intervención quirúrgica.

La cirugía de aumento mamario es una de las más pedidas (iStock)
La cirugía de aumento mamario es una de las más pedidas (iStock)

Los controles previos son los propios a cualquier acto quirúrgico programado. El paciente debe presentar un cuadro clínicamente estable, con ausencia de procesos infecciosos o de otra índole en actividad. "Se revisa exhaustivamente la historia clínica del paciente y se solicitan exámenes habituales que deben estar dentro de los parámetros normales (exámenes de sangre, radiografía de tórax, valoración cardiológica preoperatoria). Asimismo es fundamental evaluar el estado de la salud mamaria, con un examen clínico mamario, ecografía mamaria y/o mamografía", señaló Steinberg.

Luego de la intervención, se debe llevar a cabo un chequeo del proceso de cicatrización y de formación de la cápsula. "Se recomienda un control semanal los dos primeros meses, quincenal en los dos siguientes y mensual desde el cuarto mes al año. Para el control del implante, un chequeo médico por año. Por otro lado, se debe resaltar la importancia de vincular el control de la integridad de los implantes con el chequeo de la salud mamaria, mediante mamografías (la OMS recomienda realizarse una mamografía anualmente después de los 40 años)", especificó el especialista, que despejó además otras dudas y consideraciones de suma importancia y que surgen frecuentemente.

Las prótesis mamarias han sido vinculadas con un extraño tipo de cáncer, el linfoma anaplásico en grandes células (iStock)
Las prótesis mamarias han sido vinculadas con un extraño tipo de cáncer, el linfoma anaplásico en grandes células (iStock)

– "No existe una edad mínima para someterse a una cirugía de aumento mamario, pero es muy importante que las mamas estén totalmente desarrolladas, algo que puede extenderse hasta los 21 años, por lo que se recomienda realizarla siempre a partir de esa edad".

– El tamaño a utilizar debe ser elegido en base a las medidas mamarias y torácicas tomadas de la paciente, ya que es un factor de riesgo. "El cirujano certificado aconsejará una variedad de implantes y la decisión final se tomará conjuntamente con la paciente".

– "Existen en el mercado argentino diferentes marcas de implantes mamarios de diversos orígenes (Estados Unidos, Francia, Reino Unido) que están aprobadas por la ANMAT y pueden ser utilizadas. Dentro de ellas, solo dos (Mentor y Natrelle) están también aprobadas por la FDA (la Asociación Americana de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos)".

Se deben considerar el tamaño y el tipo del implante, entre otras cosas (iStock)
Se deben considerar el tamaño y el tipo del implante, entre otras cosas (iStock)

– Es importante tener en cuenta que, tras la cirugía, la paciente debe recibir una tarjeta de implante, donde constan los datos del producto (modelo, Nº de lote/serie), de su fabricante y de su importador, así como también el número de registro otorgado por la ANMAT, lugar y fecha de la cirugía y DNI de la paciente (Disp. ANMAT Nº 5267/06, art. 21).

-¿Por cuánto tiempo la paciente debe evitar esfuerzos, como manejar o hacer ejercicio?

De acuerdo al tipo de técnica quirúrgica empleada, el especialista permitirá que el paciente empiece a manejar entre la primera y segunda semana postquirúrgica. El ejercicio suave y con cuidados de los brazos evitando movimientos bruscos puede iniciarse a las tres semanas aproximadamente, según la cirugía efectuada. La actividad normal se retoma generalmente a partir del primer mes de realizada la operación.

Fuente: Infobae

Ana Cohen

Redacción

Te puede interesar