Así surgió el movimiento 'Ni una menos' en Argentina: 275 feminicidios en un año

NOTICIAS DE INTERES 18/05/2017
"Poder, poder. Poder popular. Y ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven. Abajo el patriarcado se va a caer"

"Poder, poder. Poder popular. Y ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven. Abajo el patriarcado se va a caer". Con los puños en alto y como un grito de guerra, un grupo de mujeres despliega una bandera gigante con la convocatoria "8M Paro Internacional de Mujeres", en uno de los centros comerciales más populosos de Buenos Aires.

Con un megáfono en la mano una integrante del colectivo feminista 'Ni una menos', lee un poema. Cientos de personas, sobre todo mujeres con bolsas en las manos, salen de los negocios y miran lo que sucede. Es un sábado de mediados de febrero y la acción se llevó a cabo para calentar motores y estar preparadas para este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

En una jornada inédita, las mujeres de más de cuarenta países del mundo, realizarán hoy por primera vez en la historia, un paro internacional. "Este paro tiene como objetivo que el resto del universo nos empiece a ver como actores políticos, no como mujeres que llevamos carteles lindos o hacemos una manifestación testimonial, folklórica. Queremos politizar nuestros reclamos", explica a VICE News María Florencia Alcaraz, integrante del colectivo nacido en Argentina.

Se espera que hoy haya un cese de tareas desde las 12 del mediodía acompañado de marchas y manifestaciones en cada ciudad del país. Los reclamos son muchos y diversos: "Paramos porque hacemos visible el mapa de trabajo en clave feminista. Paramos porque exigimos aborto legal, seguro y gratuito. Paramos para celebrar y defender nuestras diferencias sexuales y de género. Paramos para decir basta a las violencias. Paramos para denunciar que el Estado es responsable...".

Los países que replicarán el paro y las marchas el día de hoy en América son Uruguay, Brasil, Bolivia, Perú, Chile, Ecuador, Colombia, Venezuela, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Honduras, México y Estados Unidos entre otros.

'El sólo hecho de estar es un acto emancipatorio'.

Se espera que en Argentina la marcha tenga una gran fuerza como resultado de la histórica lucha del movimiento feminista del país que, según las mujeres que lo integran, tiene su génesis en el Encuentro Nacional de Mujeres (ENM): un retiro de tres días al año en el que cientos de mujeres de Latinoamérica se reúnen en alguna ciudad del país para pensar y reflexionar sobre feminismo, género, diversidad, política, economía, cultura.

"Son tres días en donde nos reunimos y convivimos miles de mujeres. Para muchas ese es el único momento del año en el que están sin los hijos y sin maridos. Entonces el sólo hecho de estar es un acto emancipatorio", explica la escritora, Florencia Minici.

El ENM comenzó en 1984, cuando un grupo de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo —las mujeres que se agruparon tras la desaparición de sus hijos y nietos en la última dictadura militar en Argentina entre los años 1976 y 1983— se juntaron y comenzaron a pensar en un encuentro feminista más ligado con la tradición de los derechos humanos.

Ininterrumpidamente ese espacio se consolidó y en el último encuentro de Rosario, una ciudad a cuatro horas de la capital, asistieron más de 70.000 mujeres. Fue allí, en octubre de 2016 cuando comenzaron a preparar el paro sin saber que el devenir de los tiempos estaría de su lado.

Miles de mujeres se manifestaron en Buenos Aires en el año 2016. (Imagen vía David Fernández/EPA).

En el año 2015 había un grupo de escritoras, periodistas e investigadoras que venía tratando de generar espacios de género a través de la intervención cultural en la Biblioteca Nacional en donde trataban de discutir temas no desde la agenda tradicional del feminismo, sino cruzándolo con lo cultural. Innovar en las formas y convocar a mujeres del mundo de la cultura que se ven oprimidas y sin embargo no se sienten feministas.

Ese año, además, se daban dos cuestiones: por un lado, se cumplían diez años de la desaparición de Florencia Penacci, una chica que estudiaba psicología que era amiga de una de las actuales integrantes del colectivo 'Ni una Menos', Agustina Paz Frontera; y por otro lado, en el 2015 empieza con una serie de feminicidios continuos y crueles, en general de chicas jóvenes. Entre junio de 2015 hasta junio de 2016 hubo 275 feminicidios en Argentina, según los datos más recientes de La Casa del Encuentro, el único organismo que levanta datos sobre este tema.

´Queremos vivir y vivir de manera digna, no precariamente´.

En marzo de ese año se armó una maratón de lectura en donde participaron, además, familiares de las víctimas de los feminicidios. A raíz de esa jornada, siguió un intercambio de textos, poemas, frases, entre las que se encontraba 'Ni una Menos' y decidieron que esa frase contenía el simbolismo esencial de lo que querían expresar. Pero ¿qué hacer con todo eso que se estaba gestando? Todavía ninguna se imaginaba la dimensión que cobraría.

En mayo de ese año, ocurre otro brutal feminicidio, el de Chiara Páez, una chica de 14 años que estaba embarazada y aparece enterrada en la casa de su novio, quien no quería ese hijo y la había obligado a tomar pastillas abortivas.

"A raíz de todo lo que estaba comenzando a gestarse y el feminicidio de Chiara surgió una fecha arbitraria, el 3 de junio, para hacer una movilización", explicó Alcaraz.

Hubo tres reuniones a puerta cerrada para organizar la primera marcha. El lugar de reunión fue en La Casa del Encuentro, la única organización no gubernamental que en democracia hizo un registro de los feminicidios.

La primera marcha del 'Ni una Menos' fue un éxito. Más de 250.000 personas coparon las calles de Buenos Aires, lo mismo se hizo en 120 ciudades de todo Argentina.

Para Alcaraz, el 'Ni una Menos' se inscribe en un contexto social de ascenso general de muchos años de movilización popular. "Este movimiento viene a expresar socialmente el surgimiento o la emergencia de una gran oleada de militantes activa que no estaba antes. La cantidad inmensa de jóvenes mujeres lesbianas y trans que se incorporaron a la militancia desde el 3 de junio de 2015 es inmensa".

Las manifestaciones se intensificaron luego del asesinato de una joven argentina. (Imagen vía David Fernández/EPA) .

Esa fecha se convirtió clave dentro del movimiento de mujeres. Al año siguiente, en 2016, se repitió la marcha. Pero esta vez, no sólo el colectivo feminista había dado un salto cualitativo y cuantitativo, sino que además, el cambio de gobierno en Argentina, con la asunción del empresario Mauricio Macri, fue un duro golpe a las clases populares. "El 3 de junio de 2016 comienza con un ajuste brutal, por el alza de tarifas de gas, luz y agua, y esto repercute mucho más en las mujeres", reflexiona Alcaraz.

En este acto, la bandera principal que encabezaba la marcha llevaba la consigna "El Estado es responsable". La demanda era concreta. Pero además, al 'Ni una Menos' se le agrega otra consigna "Vivas nos queremos", una frase tomada de las feministas mexicanas. "Con esta nueva consigna logramos saltar la narrativa de la victimización. Ya no era sólo que no nos maten, sino que queremos vivir y vivir de manera digna, no precariamente. Entonces ahí se empiezan a visibilizar nuestras demandas políticas y económicas".

Mientras tanto, comenzaban a tejerse redes con mujeres de otros países del mundo: México, Perú, Polonia e Italia también salieron a las calles con el grito de 'Ni una Menos'.

Pero aún faltaba algo más. Tras otros trágicos feminicidios y una brutal represión a las mujeres en el ENM, el colectivo de mujeres decidió lanzar un paro con fecha para el 16 de octubre. "Hay una frase de las feministas mexicanas que dice ´si mi vida no vale, produzcan sin mi´. ¿No les alcanzó con las marchas? Okey, paremos", resumió la periodista.

El primer paro nacional de mujeres en Argentina volvió a marcar agenda, en un país en el que las centrales obreras eran acusadas de complicidad con el gobierno de turno. En medio de un ajuste y despidos, los principales sindicatos se quedaron callados. Las primeras actoras políticas que realizaron una medida de fuerza contra el gobierno del presidente Mauricio Macri habían sido las mujeres. Todo un logro.

Ese ha sido el gran globo de ensayo para lo que se espera que será hoy: una jornada histórica que quedará plasmada en los diarios y portales del mundo. Las mujeres, una vez más, a la vanguardia, con un grito colectivo: ¡Queremos cambiarlo todo!.

Fuente: ViceNwes

Te puede interesar