Con "Tati" Marzioni a la cabeza , el CCR lanzó sus propuestas artísticas para el año

LOCALES 17/05/2017
En el marco de una conferencia de prensa la casa de cultura presentó oficialmente su nueva Comisión Directiva y detalló los cursos, talleres y obras que se programan para este 2017
En el mismísimo escenario del Teatro Lasserre, en la noche de ayer, el Centro Ciudad de Rafaela presentó formalmente sus actividades para el corriente. En una conferencia de prensa a la que asistieron autoridades de la institución, la secretaria de Cultura María Josefa Sabellotti, la concejal Evangelina Garrappa, actores, directores, coreutas y allegados se dio a conocer el proyecto cultural que se preparó para los próximos meses de un año muy especial ya que el próximo 26 de octubre el CCR cumplirá 85 años de vida artística y cultural.

La flamante titular de la institución María Eugenia Marzioni presentó a quienes la acompañan en esta nueva Comisión Directiva que asumió hace poco más de 60 días. La misma está conformada además de la mencionada Marzioni por Vicepresidente: Martín Werlen; Secretario: Silvina Fernández; Prosecretario: Gustavo Poggi; Tesorero: Juan Ignacio Williner; Protesorero: Adrián Della Torre, Vocales titulares: Alejandro Mascardi – Sonia Wilson – Oscar Vico – Liliana Olivero; Vocales suplentes: María Della Torre – Guillermo Teroel, Revisores de Cuenta: Miguel Oros – Susana Valenti.
Se hizo mención a los distintos talleres con que cuenta la institución y también a las propuestas artísticas que se podrán disfrutar en los próximos meses. Pero lo inmediato será el estreno de una de Las obras más representadas de Federico García Lorca, “Bodas de Sangre”. Para esto Marisa Oroño, actriz, dramaturga y directora santafesina entusiasmó a los presentes ante la inminente primera función.
“Bodas de Sangre” es una obra del célebre y brillante del dramaturgo español Federico García Lorca, que fue estrenada en Madrid en 1933. Pertenece  a la llamada trilogía trágica lorquiana, conjuntamente con “La Casa de Bernarda Alba” y “Yerma”.
El teatro trágico es una expresión de la fase prerracional en la historia; se basa en el supuesto de que hay en la naturaleza y en la psique fuerzas incontrolables y ocultas, capaces de enloquecer o destruir a la mente. “Bodas de Sangre” es, en ese sentido, la última de las grandes tragedias del teatro occidental, en el nivel de los griegos, los franceses del siglo XVII o Rey Lear.
El elenco del Centro Ciudad de Rafaela, bajo la dirección de la santafesina Marisa Oroño, pondrá en escena a partir del 20 de mayo del corriente año, la versión de Bodas de Sangre perteneciente a la directora. La misma se centra desde el punto de vista conceptual y estético, en la tragedia tal su concepción clásica. Desde la dirección se prioriza en trabajo del actor como re-creador de la obra, poniendo de esta manera una fuerte impronta propia que le da características particulares. Este trabajo de los intérpretes se revaloriza al plantearse una puesta en escena que pone el trabajo actoral como centro principal, en un espacio semidespojado, en el cual las estructuras, objetos, tratamiento sonoro, vestuarios e iluminación existentes se transformen en un personaje más.
Es muy difícil ver en épocas actuales una obra con todos los condimentos y estructuras de la clásica tragedia griega. Al cumplir “Bodas de Sangre” con esas características, la versión se centra en esa faceta. Introduciendo un coro, del cual se desprenden todos los personajes y que es a su vez la voz de la gente, en momentos apoyo y en momentos antagonista de los protagonistas. Con los héroes que caminan hacia su destino dirigidos por las fuerzas del Fatum. Para ello Lorca nos pone en su obra a unas “diosas” como la Luna y la Muerte o Mendiga, y unos “semidioses”, los leñadores, que manejan los destinos de los personajes. Queremos que los héroes trágicos estén presentes. Los personajes son dueños de una pasión interior que es más fuerte que ellos. La madre es la encargada de los presagios continuos, cual sacerdotisa en la tragedia clásica. Se trabaja en dos planos muy bien diferenciados el natural y el sobrenatural.
“Deseamos remarcar que en tiempos en los que la irracionalidad parece haber ganado varias batallas, en tiempos en donde las cuestiones se dirimen con hechos de sangre, en tiempos de fogosidades que suelen ser ´ingobernables´ y que no permiten zanjar brechas; Bodas de sangre es la historia de una pasión, de una tragedia y el retrato de una sociedad tan lejana y a la vez tan contemporánea que adquiere un sorprendente viso de actualidad”.
El grupo dedica la obra “a la memoria del alma mater de este proyecto, el gran actor Miguel Ángel Ebenegger”.
El elenco está integrado por: Silvina Fernández, Máximo Gentilini, Enrique Ruffiner, Liliana Olivero, Ana María Aubagna, Virginia Tessio, Beatriz Bohuier, Alba Vicenti, Arturo Gentilini, María Rosa Luciano, Martín Werlen y Ricardo Crocce.
El diseño de estructura pertenece a Mónica Milanesio, el vestuario y los peinados a Lucía De Frutos, la música original de las canciones es de Ana María Aubagna, Diseño de planta de luces, puesta en escena y la dirección general de Marisa Oroño.
Esta obra cuenta con el apoyo de la Comisión Municipal para la Promoción de la Cultura.

Entradas en venta.

En la boletería del teatro ya se pueden adquirir las localidades que tienen un valor de $150 las generales y $120 para estudiantes, jubilados y socios de la institución.

El estreno será el próximo sábado 20 de mayo a las nueve de la noche en tanto habrá más funciones el sábado 27 de mayo y los días 3, 10, 17 y 24 de junio.-

FUENTE: DIARIO CASTELLANOS

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar