Vidal: "No se me cruza ser presidenta"

POLÍTICA 16/05/2017
La mandataria bonaerense aseguró que “lo peor que le pasó a la provincia en los últimos 20 años es tener gobernadores que querían ser presidentes”

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, se refirió este lunes a la posibilidad de competir en una elección presidencial en el futuro. Además, aseguró que "cada tanto" recibe amenazas y que su lucha contra el "sistema corrupto" en las fuerzas de seguridad no se va a terminar "en un año y medio".

Vidal es la dirigente política con mejor imagen en el país. La mayoría de las encuestas la dan arriba del 60% de imagen positiva. En ese contexto, y consultada sobre la posibilidad de competir en una elección presidencial, la gobernadora descartó de plano la opción. "No se me cruza ser presidenta", indicó.

"La imagen es siempre una foto. Lo que importa es lo que hacés. Hoy yo tengo una responsabilidad enorme porque la provincia duele", sostuvo, en referencia a los buenos números que arrojan los sondeos sobre su imagen.
La gobernadora sostuvo que "lo peor que le pasó a la provincia en los últimos 20 años es tener gobernadores que querían ser presidentes". Aseguró que "eso le hizo mucho daño" a Buenos Aires porque "el gobernador se condicionaba en sus decisiones y en su vínculo con el gobierno nacional porque quería ser presidente".
En una entrevista con Pamela David en el canal América, Vidal indicó que la ambición por ser presidentes generó que los gobernadores "no pelearan los fondos de la provincia para evitar enfrentarse a otros gobernadores que después los iba a necesitar para la campaña". "Hacían las cosas de corto plazo. Parches. Solo para que se vea", señaló.

En otro tramo del reportaje, la mandataria provincial dijo que "cada tanto" recibe amenazas aunque "no siempre las hacemos públicas pero hacemos la denuncia judicial". "Hoy hay una persona detenida que me había amenazado el año pasado y lo habían encontrado con una granada en su casa, y por suerte no lo excarcelaron. Lo dejaron detenido", contó.

En referencia a las amenazas, Vidal admitió: "Es parte de lo que yo sabía que me iba enfrentar" y aseguró que por ese motivo vive en una base militar y sus hijos tienen un sistema de protección.

Con respecto a la lucha contra las mafias policiales que lleva adelante desde la gobernación, afirmó que "no se acaba en un día o dos" porque un "sistema que permitió la corrupción no se va a terminar" en un plazo corto.

Fuente: Infobae

Te puede interesar