La increíble transformación de Paula Robles para una película

ESPECTÁCULO 15/05/2017
Paula Robles debutó en el cine y tuvo que hacer una transformación que la cambió por completo.

Paula Robles hizo un cambio en su vida.

Además de tomar clases de dirección de cine, debutó como actriz en la pantalla grande.

El BAFICI, Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente, exhibió más de 400 películas en 32 puntos de la ciudad. Los amantes y cultores del séptimo arte esperan ansiosos este espacio, en el que es difícil conseguir entradas sin anticiparse o hacer grandes filas.

También es una vidriera para nuevos artistas, y en su 19ª edición la tuvo a Paula Robles, ex de Marcelo Tinelli, haciendo su gran debut en la pantalla grande, de la mano de unos de los padres del cine independiente argentino: Raúl Perrone.

Aunque él rechace hacerse con este título, su carrera –con más de 50 films– lo confirma. En Cínicos, Robles encarna a Madgalena.

El film, que transcurre en una fábrica abandonada de Ituzaingó, está plagado de alegorías y lo habitan personajes “feos, sucios y cínicos”.

El mundo que pinta Perrone no es para nada esperanzador, son dos horas en las que el tránsito para el espectador no se hace agradable, por momentos, incluso, incomoda. Un gran desafío para Robles, que, además de protagonizar esta película, hace rato que viene siendo pupila de el Perro, como denominan a Perrone.

Cada jueves, Paula emprende viaje hasta la casa del director junto con una manada de fanáticos que asisten a los talleres que dicta en Ituzaingó, su sede oficial, que sólo abandona en dos ocasiones al año: para ir al BAFICI o al festival de Mar del Plata, aun a pesar de las invitaciones que recibe de prestigiosos festivales e instituciones internacionales.

Te puede interesar