El papa Francisco volvió a evitar hablar de la crisis en Venezuela

INTERNACIONALES 14/05/2017 Por
Durante la rueda de prensa en el vuelo de Fátima a Roma, el Sumo Pontífice hizo declaraciones sobre Donald Trump, las canonizaciones de los pastores Jacinta y Francisco, los casos de curas pederastas y la trata de personas en Italia pero no se refirió al conflicto entre el régimen de Maduro y la oposición
pope-19201

Dos semanas después de sus polémicas declaraciones sobre la crisis nacional en Venezuela, cuando afirmó que uno de los principales problemas para lograr la paz en el país son las divisiones dentro de la oposición, el papa Francisco sigue evitando referirse sobre la situación con el régimen militar de Nicolás Maduro.

Pese a que la represión chavista a las manifestaciones opositoras en Venezuela ya dejó un saldo de 50 muertos en cinco semanas, el Sumo Pontífice no creyó necesario hacer comentarios, este sábado durante una rueda de prensa, sobre el conflicto que tiene en vilo a toda la región.

En el vuelo de regreso a Roma, tras canonizar a dos pastores en Fátima, el papa Francisco habló con los 70 periodistas a bordo del avión sobre su pronta reunión con Donald Trump, sobre su experiencia en Portugal, sobre la trata de personas y sobre los "dos mil casos" de curas pederastas en el mundo. Pero ni una palabra sobre Maduro ni sobre los pedidos de ayuda de millones de venezolanos cristianos para que haga una mediación sin ningún tipo de condiciones.

Sobre Trump

El papa Francisco afirmó que "jamás hace juicios de una persona sin escucharla" y así recibirá en el Vaticano al presidente de Estados Unidos, Donald Trump el próximo 24 de mayo.

Ante una nueva pregunta a Francisco de cómo recibirá a un jefe de Estado que manifiesta ideas tan diferentes sobre todo ante la inmigración, con la construcción de muros, o la lucha contra el cambio climático, el papa dijo simplemente que lo escuchará. Para Francisco, lo importante en cualquier situación es "buscar las puertas que no están cerradas. Seguir adelante y paso a paso".

Al preguntarle si será "la paz" uno de los temas que abordará el 24 de mayo con Trump, Francisco aseguró que hablará de la paz "con quien sea". Explicó entonces que en uno de los encuentros antes de viajar a Fátima con un grupo de científicos, uno de ellos que se definió ateo le dijo: "Dígale a los cristianos que amen más a los musulmanes". "Eso es un mensaje de paz", agregó el pontífice.

Sobre los curas pederastas

Francisco lamentó la falta personal para poder agilizar los procesos por los casos de curas pederastas, de los que dijo que "hay dos mil amontonados". Al respecto, explicó que se está estudiando la creación de unos "Tribunales continentales", que se instalarían en varias ciudades de cada continente para ocuparse de los correspondientes casos y acelerar las decisiones.

Francisco lamentó la salida de la Comisión para la protección de menores que él mismo creó de Mary Collins, que había sido víctima de abusos en su infancia por parte de un sacerdote. Collins abandonó esta comisión, lamentó los retrasos en sus gestiones y acusó a la Congregación para la Doctrina de la Fe de crear obstáculos para las decisiones del Papa, como la creación de tribunales específicos para estos casos. "Es una buena mujer y un poco tiene razón", aseguró Francisco, quien confesó que hay cerca de "dos mil casos amontonados".

Sobre su viaje a Fátima

Además, respecto a la canonización este sábado de los dos hermanos pastorcillos Jacinta y Francisco Marto, que murieron con 9 y 10 años, afirmó que "fue una felicidad muy grande" y explicó que la mención en su oración en el santuario de Fátima de presentarse como "un obispo vestido de blanco" era una referencia a la paz y a la inocencia.

También desveló por sorpresa que la oración recitada en la capilla de las apariciones no la escribió él sino el santuario y que lo que quisieron vincular en una de las estrofas "fue el vestido blanco de la Virgen, el obispo vestido de blanco y la inocencia de los niños". Y aclaró: "Literalmente han intentado expresar con el blanco las ganas de paz y de inocencia, el no tener que hacer mal a nadie".

La figura del "obispo vestido de blanco" que "cae muerto" aparece en el llamado tercer secreto de Fátima, las revelaciones que la Virgen hizo a los tres pastorcillos, y que la única de los niños que sobrevivió, Lúcia, transcribió y fue conocido en 2000.

La Iglesia interpretó que esta visión profética se refería al atentado que sufrió Juan Pablo II en la plaza de San Pedro en 1981. Sobre posibles nuevas interpretaciones, el papa argentino zanjó que en 2000, "el entonces cardenal Joseph Ratzinger (prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe) lo explicó todo claramente".Trata de personas en Italia

En el avión también deseó de que continúen las investigaciones y que "salga la verdad" respecto a las acusaciones en Italia a algunas Organizaciones No Gubernamentales (ONG) de tener presuntas relaciones con los traficantes de inmigrantes.

"He leído en los periódicos este problema, pero no conozco bien los detalles de cómo son y es ello que no puedo opinar, pero sé que hay un problema y espero que las investigaciones sigan adelante y que la verdad salga", expresó el papa.

El caso estalló en Italia hace algunas semanas cuando el fiscal general de Catania, en Sicilia, Carmelo Zuccaro, aseguró que tenía pruebas de que las ONG que operan en el Mediterráneo salvando a los inmigrantes tenían contactos con los traficantes. Estas declaraciones han causado la indignación por parte de estas asociaciones humanitarias y el Parlamento italiano abrió una comisión de investigación sobre el tema.

Fuente: Infobae

Te puede interesar