El ejercicio, un gran aliado para el cerebro

SALUD 16/02/2017
Varios estudios demostraron que practicar ejercicio mejora el rendimiento cerebral. Por eso, es fundamental mantenerse en movimiento para mejorar la memoria y la agilidad mental.

El cerebro consume hasta el 20% del oxígeno que respiramos. Cuando una persona hace ejercicio físico, la sangre riega el cerebro de forma más intensa, llevando más oxígeno a las neuronas.

Los investigadores creen que el aumento del oxígeno que recibe el cerebro ayuda a estimular la creación de nuevas células del sistema nervioso central. A esto se lo conoce como neurogénesis.

Un estudio del Instituto Beckman de la Universidad de Illinois (USA) del 2015, encontró que las personas físicamente en forma suelen tener un mayor volumen cerebral y una materia blanca más íntegra e intacta en comparación con aquellas que no se ejercitan.

Se analizaron 100 personas que tenían entre 60 y 80 años. Se concluyó que los adultos mayores que realizan actividades físicas de moderadas a fuertes con regularidad tienen mayor actividad cerebral que quienes no practican ejercicios. Esto ocurre también cuando están en reposo.

Según una investigación, los beneficios que recibe el cerebro dependen del tipo de ejercicio que se realiza.
Según una investigación, los beneficios que recibe el cerebro dependen del tipo de ejercicio que se realiza.

Una investigación realizada por el departamento de Psicología de la Universidad de Iowa (USA) en el 2011, manifestó que los beneficios que recibe el cerebro dependen del tipo de ejercicio que se realiza.

Los ejercicios de resistencia, como levantar pesas, ayudan a mejorar la capacidad de concentración y evitar otras distracciones.

Por otro lado, los ejercicios aeróbicos mejoran la capacidad de coordinar varias cosas al mismo tiempo. También ayudan a planificar a largo plazo y a mantenerse ocupado por mayor tiempo.

La autora principal del estudio, Michelle Voss, aportó más información sobre este órgano. Dijo que el área del hipocampo del cerebro, fundamental para la formación de la memoria, se reduce entre un 1 y 2% al año en las personas mayores de 60. Sin embargo, si la gente de esa edad empieza a realizar ejercicios, esta área crece de 1 a 2%.

Otra invetigación publicada en 2016 en la revista Neurology y liderada por el Dr. Clinton Wright, neurólogo de la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami (Florida) aportó más pruebas sobre los beneficios del ejercicio.

Video

Descubrió que las personas mayores que siguen una rutina de ejercicios con una intensidad de moderada a intensa (correr, aeróbicos y gimnasia) conservan más sus habilidades mentales a medida que envejecen, que los que realizan un ejercicio más tranquilo (caminar sin acelerar los latidos del corazón) o no son sedentarios.

Los resultados demostraron que los participantes menos activos tuvieron un extra de 10 años de “envejecimiento del cerebro” en comparación con los que eran más activos.

Wright afirmó: “Los resultados prueban que el ejercicio en sí retarda el envejecimiento del cerebro”.

Las personas mayores que siguen una rutina de ejercicios con una intensidad de moderada a intensa conservan más sus habilidades mentales.
Las personas mayores que siguen una rutina de ejercicios con una intensidad de moderada a intensa conservan más sus habilidades mentales.

También se tuvieron en cuenta otras cuestiones como el nivel de la educación, el fumar y padecer de diabetes o alta presión. Estos factores colaboraron para que las personas más activas tuvieran más agilidad mental que los participantes con poca o nula actividad física, al momento de responder las pruebas de memoria a las que fueron sometidos.

fUENTE: uRGENTE24

Te puede interesar