Se pone en marcha la discusión de tres leyes clave

POLÍTICA 15/02/2017
Son las de coparticipación, responsabilidad fiscal y reforma tributaria; las provincias exigieron más fondos a la Nación

Se trató de una presentación en la que los protagonistas mostraron sus intenciones, pero en la que no hubo avances significativos. Fue el punto de partida de una negociación ardua, trabajosa y con final abierto. El Gobierno les planteó a las provincias que buscará generar un marco de acuerdo para avanzar con el tratamiento de tres leyes clave para la administración nacional: coparticipación, reforma tributaria y de responsabilidad fiscal.

Del otro lado encontró buena predisposición, pero al mismo tiempo hubo un renovado pedido de dinero para hacer frente a los aumentos que arroje la paritaria docente en cada provincia. La respuesta del Gobierno fue clara: no habrá desembolsos adicionales.

Las nuevas normas que ayer se empezaron a debatir se fundamentarán en dos preceptos que se repiten como un mantra en los despachos de la Casa Rosada: equidad y eficacia. O, como explicó a LA NACION el ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza: "Que la población pese y que se verifique el esfuerzo recaudatorio de cada distrito a la hora de distribuir la recaudación".

Los encargados de exhibir el plan oficial ante los ministros y secretarios de Hacienda provinciales fueron Rogelio Frigerio (Interior), Nicolás Dujovne (Hacienda), Luis Caputo (Finanzas) y Esteban Bullrich (Educación). El único distrito que no envió un emisario fue San Luis, provincia que mantiene un abierto enfrentamiento con el gobierno nacional.

"No hubo grandes dudas. Se concluyó que éste es el camino, que hay que apuntar al largo plazo y comprometernos a las reformas", dijo Caputo, que adelantó que la próxima reunión será el mes que viene.

En el Gobierno celebraron la presencia de casi todas las provincias, lo que evaluaron como un primer paso "fundamental" para avanzar con una nueva ley de coparticipación, un debate que lleva más de dos décadas sin resultados concretos.

Un ejemplo de la distorsión que tiene el actual reparto es lo que sucede con la provincia que gobierna María Eugenia Vidal. Buenos Aires, según relató Lacunza, recibe $ 7500 anuales por habitante, mientras que el resto de las provincias perciben $ 20.000 en promedio.

"Son tres leyes fundamentales pensando en la Argentina de 2025. Era impensado discutirlas hace un año. Eso es una señal de que vamos bien. Esto exige un enfoque de interés colectivo, no egoísta de cada jurisdicción", dijo el ministro bonaerense. Y agregó: "La provincia de Buenos Aires genera el 37% de los recursos, alberga al 40% de los pobres y recibe el 18% de los recursos. Así no hay provincia viable".

Si bien en principio el temario era para discutir estos temas, la presencia de Bullrich fue porque en la previa algunos de los funcionarios provinciales aprovecharon la oportunidad para reclamarle al Gobierno asistencia para hacer frente a los aumentos de los docentes. "Se debatió sobre el fondo docente, pidieron más fondos, pero vamos a respetar lo que se firmó en el presupuesto. Vamos a cumplir lo firmado", reconoció Caputo.

Fuente: La Nación

Te puede interesar