Las "bromas" antisemitas del youtuber más popular del mundo le hicieron perder su contrato con Disney

TECNOLOGÍA 15/02/2017 Por
El presentador sueco PewDiePie les pagó a unos jóvenes para que bailen con un afiche que decía “Muerte a todos los judíos” y ha difundido imágenes que tratan con beneplácito a Adolf Hitler. Es el usuario con más seguidores en la red de videos, la mayoría menores de 20 años
3194773-pewdiepie

Disney decidió romper su asociación con el youtuber PewDiePie, uno de los blogueros de la red más exitoso y seguido de la página de videos, luego de las denuncias de antisemitismo que recibió por sus chistes y poses en contra de los judíos y a favor del genocida nazi Adolf Hitler.

El sueco Felix Kjellberg, de 27 años, cuenta con 53 millones de suscriptores a sus videos, la mayoría menores de 20 años, y el año pasado ganó USD 14,5 millones en la red, según cálculos de la consultora NeoReach.

Su humor, usualmente provocativo, ha superado en los últimos meses los límites de lo aceptable, al tratar con normalidad mensajes de odio. Como una broma más, en enero le pagó a unos jóvenes de Sri Lanka para que muestren un cartel que decía "Muerte a todos los judíos".

Según su descargo, PewDiePie escribió el mensaje solo para probar cómo funcionaba el servicio y saber hasta qué punto podían llegar, pero no esperaba que el resultado fuera ese, aunque era lo que anunciaba la web.

El youtuber también difundió un polémico mensaje de “Jesús”
El youtuber también difundió un polémico mensaje de “Jesús”

Además, a comienzos de año publicó en su página a un imitador de Jesús que aseguraba que Hitler "no hizo nada malo". Por entonces, se defendió explicando que no fue él quien instó al personaje a decir tal frase.

También apareció en un video vestido de militar y escuchando un discurso del líder nacionalsocialista. En otra oportunidad, realizó un saludo nazi.

"Aunque Felix ha creado su público siendo provocador e irreverente, claramente fue muy lejos en este caso y los videos son inapropiados", indicó al Wall Street Journal una vocera de Maker Studios, una división de Disney que se había asociado con el youtuber.

Aunque el sueco tenía independencia editorial, según su contrato con Disney, sus comentarios y tono fueron demasiado lejos para los ejecutivos de la empresa.

"Quería mostrar lo loco que es el mundo moderno, en especial algunos servicios que se encuentran en la web. Quiero dejar claro que no apoyo esta actitud de odio y entiendo que las bromas fueron ofensivas", se excusó Kjellberg el domingo. "Elegí algo que me pareció absurdo, que la gente haga lo que sea por cinco dólares", explicó, en referencia al servicio que contrató.

En diciembre, PewDiePie acusó a YouTube de querer "matar" su canal e incluso llegó a amenazar con desactivar su cuenta cuando alcance los 50 millones de seguidores, algo que resultó siendo solo una acción publicitaria, ya que siguió sumando suscriptores sin cumplir su palabra.

Ana Cohen

Redacción

Te puede interesar