La producción de gas aumentó 4,7% y fue la mayor desde 2011

NACIONALES 14/02/2017
La extracción se viene recuperando desde 2014, pero aún está lejos del récord de 2004. Hay expectativas por las inversiones y las dos subas tarifarias previstas para este año

La producción de gas natural llegó el año pasado a los 44.987 millones de metros cúbicos (MMm3) y aumentó un 4,68% respecto a 2015. La cifra representa el mayor nivel desde 2011 (45.527 MMm3), el año previo a que el kirchnerismo re-estatizara gran parte de las acciones de la petrolera YPF.

Los datos son del Ministerio de Energía y Minería. La consultora Economía y Regiones (E&R), fundada por el actual ministro del Interior Rogelio Frigerio, había comentado hace unas semanas a El Cronista que el aumento en la producción se relaciona con el Plan Gas, un subsidio que incentiva a las empresas con un mayor precio en boca de pozo que los valores internacionales. Ese programa fue extendido a principios de año por el presidente Mauricio Macri y seguirá en vigencia hasta 2021.

De todas maneras, el sector se mantiene lejos del nivel récord de producción que supo alcanzar en 2004, cuando trepó a 52.156 MMm3. Como contrapartida, el peor momento fue diez años después: se produjeron 41.484 MMm3.

Las progresivas caídas en la producción, motivadas fundamentalmente por la imposibilidad de aumentar tarifas y su consecuente desaliento a la inversión, sumado al incremento de la demanda, dejó como saldo el déficit energético que el actual gobierno se propone resolver. Ese déficit también impactó en la balanza comercial y en la merma de reservas internacionales que sufrió el Banco Central desde fines de 2011 hasta 2015.

La expectativa del sector es que la producción de gas natural siga su sendero positivo, una vez que se pueda explotar al máximo la capacidad de Vaca Muerta, la segunda mayor reserva del mundo en gas no convencional. Las condiciones están dadas, luego de que se firme el acuerdo entre el Estado, las empresas y los sindicatos y se adicione un capítulo al convenio laboral petrolero para reducir costos.

La otra variable que moverá el amperímetro es la suba en las tarifas, que se anunciará a fines de marzo e impactará desde el 1 de abril. Ayer trascendió que el aumento del gas sería de un 50%, motivado por incrementos de 10% en dólares del precio mayorista (generación), 200% para las transportistas y 100% para las distribuidoras.

Como el kirchnerismo aquietó las tarifas para alentar el consumo, las empresas reclaman recomposiciones que se estirarán, por lo menos, hasta el final del mandato del gobierno de Macri. Es decir que en el mediano plazo no se aplicará la máxima del mercado: la mayor oferta local de gas no redundará en una caída en los precios.

La semana pasada, un informe de la consultora HUB Energía reveló que el año pasado en Vaca Muerta –la joya a la que todos le prenden velas– se perforaron 69 pozos menos que en 2015 aunque hubo una mayor productividad.

En diciembre de 2016, Vaca Muerta produjo 27,7 MM m3 por día de gas no convencional (22,6 MM m3/día de tight y 5,1 MM M3/día de shale), un 32% más que en el último mes de 2015. Así, lo extraído en estos yacimientos significó un 23% del total producido en Argentina, cifra que también viene en ascenso desde 2014, cuando era de un 13%.

Las compañías con mayor participación en la producción de gas del año pasado fueron la semi-estatal YPF (31,1%), Total (27%) y Pan American Energy (12,8%).

Fuente: Cronista

Te puede interesar