Imputan a Oscar Parrilli por presunto tráfico de influencias

JUDICIALES 13/02/2017 Por
El fiscal federal Ramiro González imputó además a Juan Martín Mena, entonces subdirector de la AFI, a raíz de la escucha telefónica en la que se refieren al juez federal Casanello
ARCHI_349056

El fiscal federal Ramiro González imputó hoy al exjefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli y a su entonces segundo Juan Martín Mena, a raíz de una escucha telefónica de la que se desprende un presunto tráfico de influencias para con el juez federal Sebastián Casanello.

Se trata de una conversación entre Parrilli y Mena en la que el primero le pide que interceda con sus contactos ante Casanello para evitar que éste procesara al exjefe de la AFIP Ricardo Echegaray en la causa por lavado de dinero por la cual está detenido el empresario Lázaro Báez.

Mientras tenía el teléfono intervenido en la investigación por inacción en la detención del empresario prófugo Ibar Pérez Corradi, Parrilli recibió un llamado de Echegaray, quien había sido indagado por Casanello por presunta protección de Báez.

"Me avisan que el juez tiene una versión como para procesarme ¿Vos crees? ¿puede ser esto? Por lo que averigüé el tipo me quiere procesar por nada", le consultó Echegaray al exjefe de Inteligencia sobre la causa por lavado de dinero.

En ese diálogo, Parrilli sostuvo que "no le tenía confianza" a Casanello y le aseguró que quien sí tenía relación con él era el exsecretario de Justicia Julián Álvarez.

A las pocas horas, el exdirector de la AFI llamó a Mena, quien era su segundo en ese organismo, para interceder por Echegaray.

"Me llamó Ricardo que Casanello lo tiene contra las cuerdas. A ver qué podes hacer. Porque claro, Julián (Álvarez) sigue teniendo contacto con él", le dijo Parrilli, lo que forma parte de la denuncia que llevó a los tribunales el abogado Santiago Dupuy de Lome.

Además, en la conversación ambos señalaron que Casanello era un juez influenciable.

Por esas conversaciones, el fiscal González le pidió al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi que abra una investigación y ofreció varias medidas de prueba.

Además, el funcionario judicial solicitó que el juez federal Ariel Lijo, quien dispuso la intervención del teléfono de Parrilli, aporte las transcripciones telefónicas de las escuchas relativas al hecho denunciado.

González también reclamó que las empresas de telefonía celular informen sobre las líneas de las cuales son titulares Mena y Parrilli.

Fuente: Cadena3

Te puede interesar