Renunció una diputada y Cambiemos perdió otra banca a manos de Massa

POLÍTICA 11/01/2017
Gladys González dejó su lugar en la Cámara baja para asumir en la Acumar. Macri la evalúa como candidata. Su banca será ocupada por la massista Verónica Couly

Por cuarta vez en lo que va del mandato de Mauricio Macri, Cambiemos resignó una banca en el Congreso. En este caso fue por la renuncia de la diputada Gladys González, designada al frente de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar). En su lugar, asumirá la massista Verónica Couly, quien integró la lista de candidatos como parte del acuerdo entre el Frente Renovador y el PRO en 2013.

Desde diciembre de 2015, la bancada oficialista está lejos del quórum propio. Por eso, la merma por goteo en las bancas propias no deja de resultar llamativa. El bloque del PRO pasará ahora a tener 41 diputados. En interbloque con la UCR y la Coalición Cívica, el oficialismo tendrá 86 bancas; mientras que el interbloque massista podrá manejarse con una base segura de 38 diputados.

Couly se desempeñó como legisladora provincial entre 2009 y 2013 pero no siempre estuvo vinculada al massismo: su primera incursión fuerte en la política fue de la mano de la Unión Celeste y Blanca de Francisco De Narváez, luego saltó a Unión PRO y finalmente se radicó en el Frente Renovador.

Por su parte González, a quien la Casa Rosada evalúa como candidata para la provincia de Buenos Aires, es la cuarta oficialista en renunciar en el último tiempo. Antes la precedieron Christian Gribaudo (se fue al Instituto de Previsión Social Bonaerense), Ricardo Buryaile (que asumió en el Ministerio de Agricultura) y José Cano (a cargo del Plan Belgrano). En todos los casos, sus reemplazantes fueron a engrosar las filas de bloques opositores.

González oficializó su renuncia el 28 de diciembre, a través de una nota dirigida al presidente de la Cámara, Emilio Monzó. Su reemplazante, Couly, jurará en su banca en cuanto el Congreso vuelva a sesionar.

La ahora ex diputada González fue interventora del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y el Gobierno vio con muy buenos ojos su gestión allí, que terminó con la prisión preventiva del ex titular del gremio, Omar "Caballo" Suárez, acusado de asociación ilícita. Tras ese resultado, la Casa Rosada evalúa a González como candidata al Senado en las próximas elecciones. Aunque para esa nómina, que sólo ofrece dos lugares, hay varios anotados. Entre ellos, el intendente de Vicente López, Jorge Macri; el neurólogo y asesor ad honorem en Capital Mental del gobierno provincial, Facundo Manes; la diputada y fundadora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió; y el ministro de Educación, Esteban Bullrich.

González tiene muy buena relación con Macri y con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Y está casada con el presidente en la Cámara de Diputados de la Provincia, Manuel Mosca, quien ayer compartió una actividad con el ministro de Gobierno provincial, Joaquín De la Torre. Juntos, el funcionario y el legislador lanzaron en Bahía Blanca la mesa de la Sexta Sección Electoral de Cambiemos, remarcaron la importancia de "seguir priorizando la gestión" y destacaron "que será fundamental el rol de los intendentes" de cara a las elecciones legislativas.

Fuente: Cronista

Te puede interesar