Si va a empapelar una pared, usar billetes de $ 2 es la opción más económica

ECONOMÍA 11/01/2017
La alta nominalidad producto de la inflación sostenida en un período considerable de tiempo lleva a este tipo de situaciones. Empapelar una pared con rollos de buena calidad con diseño personalizado sale $ 350 el metro

La alta nominalidad producto de la inflación sostenida en un período considerable de tiempo lleva a situaciones curiosas. Empapelar una pared con rollos de buena calidad con diseño personalizado sale $ 350 el metro. "En ese caso, sería más barato empapelar con billetes de $ 2: cada billete uno mide 15 centímetros por 6, que da una superficie total de 0,009 metros. En un metro cuadrado entran 111 billetes, es decir, el metro cuadrado con billetes de $ 2 totaliza $ 222. Más económico que empapelarlo con papel decorativo de buena calidad", advierte el economista Matías Tombolini.

Hace aproximadamente un año se volcaron al mercado los últimos billetes de $ 2. Desde entonces, únicamente se entregan monedas. Según información del Banco Central, hay 426,6 millones de billetes de $ 2 y 515,9 millones de monedas de $ 2 en circulación.


El reemplazo del billete de 2 se hace porque la vida útil de la moneda es muchísimo más larga. El billete se deteriora más fácil, en especial si es de baja denominación. Un billete de $ 2 dura entre 18 y 24 meses aproximadamente, mientras que la moneda es casi eterna, por cuanto su deterioro por manipulación es bajísimo.

Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, remarca que "en Venezuela empapelás un country, de Avellaneda a Pilar". Aprovecha para realizar algunas comparaciones distorsivas respecto de la relación servicio y precio, para llegar a resultados absurdos. "Un taxi desde Avellaneda con destino a Pilar cuesta $ 886 considerando una bajada de bandera de $ 23,20 y una bajada de ficha cada 200 metros de $ 2,32. Si ese mismo día me hubiese decidido ir a Colonia en barco, el valor del pasaje me hubiese costado $ 518".

Di Pace suma otro ejemplo distorsivo al comparar en una misma agencia de viajes dos destinos turísticos, uno en la Argentina y otro en el exterior, cuatro veces más lejos: "Vuelo más hotel para dos personas por una semana en enero a Mar del Plata sale $ 26.045 con una distancia desde Buenos Aires de 415 kilómetros. A La Serena, en Chile, sale $ 22.721 con una distancia desde Buenos Aires de 1750 kilómetros".

Nicolás Litvinoff, de EsTuDinero, aporta otro escenario curioso: "Con un costo de parking de $ 60 la hora en la zona de teatros de Avenida Corrientes y teniendo en cuenta una salida de cuatro horas que incluye cena y teatro, termina saliendo menos ir en taxi que en un coche particular desde Palermo o zonas equidistantes. El viaje en taxi puede costar aproximadamente $ 260 ida y vuelta, mientras que el estacionamiento puede costar lo mismo, teniendo en cuenta cuatro horas de parking. Pero hay que tener en cuenta otros gastos de ir en coche como nafta (cada vez más cara) y posibilidad de rayones, choques o foto-multa (cada vez hay más cámaras en distintas esquinas de capital). Resumiendo: el fuerte aumento de la hora de estacionamiento en los garages porteños hace que convenga más desplazarse en taxis o mejor aún en Uber que en coches particulares para determinados trayectos como salidas nocturnas".

Fuente: Cronista

Te puede interesar