¿Es cierto que algunos alimentos producen pesadillas?

SALUD 10/01/2017
Es un mito que está instalado desde siempre, y aunque suena bastante lógico que así sea, todavía no hay evidencia científica al respecto.

Cómo lo que comemos influye en nuestros sueños siempre ha sido un tema de interés. Desde siempre se lo tomo como un mito, pero uno tan difundido que en 2005 se llevó a cabo uno de los pocos estudios empíricos sobre el tema.

 Lo hizo el British Cheese Board, que es una organización dedicada a la promoción y educación en torno a los quesos del Reino Unido. Y es que uno de los grandes acusados de provocar pesadillas son los lácteos y al parecer quisieron absolver al queso de tan mala fama. El estudio finalmente no fue publicado y menos mal, porque seguramente no sería muy objetivo que digamos.

 El que sí fue publicado es otro estudio, esta vez canadiense y de 2015, que consultó a 396 estudiantes universitarios de primer año.

 Un cuestionario de tres preguntas se usó específicamente para evaluar si los participantes creían que ciertos alimentos alguna vez influenciaron sus sueños nocturnos (en ese caso, qué habían comido); también se les preguntó por sueños extraños; y por último se los consultó si también los afectaba comer tarde a la noche. 

El resultado fue que 68 of 382 (17,8%) de los participantes afirmaban que lo que comían y la hora en que lo hacían, influenciaban sus sueños.

De los 68 que creían que los alimentos tenían que ver con sus sueños, los más acusados de producir pesadillas o sueños fueron los productos lácteos, incluidos el queso, la leche y el helado.

El 19% de los participantes mencionó las comidas picantes. Por otro lado, 26 personas afirmaron que comer tarde les producía pesadillas.

Si bien hay que tomar estos resultados como lo que son (creencias de personas), sin dudas alienta un estudio más serio y una búsqueda de explicaciones.

Por ahora solo hay algunas hipótesis, que afirman que es muy razonable que haya relación entre la comida y los sueños, ya que los nutrientes de los alimentos afectan muchas otras cosas como el humor o el nivel de alerta.

Si un plato picante puede animar tu estado de ánimo, ¿por qué no podría afectar tus sueños?

Otra posibilidad es que los alimentos afecten los sueños por problemas digestivos. No sería casualidad entonces que los lácteos lideren la lista, ya que mucha gente tiene probemas para digerirla.

O tal vez sea todo un mito. Y la afirmación de esta gente una simple sugestión...

Te puede interesar