Estudiar en Santa Fe costará cerca de 10.000 pesos

CIUDADANOS 09/01/2017
El alquiler y el aumento en los servicios se llevan la mayor parte del presupuesto. En noviembre se realizaron las primeras reservas. Este año, los ingresantes buscan departamentos de uno o dos dormitorios
Para muchos el 2017 es un año de grandes cambios. Muchos jóvenes llegarán a la capital provincial para iniciar sus estudios superiores. Y ese proceso implica un importante desembolso de dinero. Una estimación realizada por Diario UNO establece que se necesitarán cerca de 10.000 pesos para instalarse en la ciudad. El año pasado eran 8.500 pesos.
 
Cada persona tiene sus hábitos y eso implica, siempre, diferencias en los gastos mensuales. A fin de lograr una cifra promedio Diario UNO realiza todos los años relevamientos sobre los mismos puntos vinculados a los usos de los estudiantes.
 
Así, por ejemplo, para la estimación del gasto en alimento se tomó como referencia el valor del menú en el Comedor Universitario de la UNL. Hasta el año pasado, si se compraba la chequera de cinco comidas, el costo de cada una era de 20 pesos por almuerzo. Si se calcula gasto similar para la cena –aunque la dependencia universitaria no la ofrece– y otra erogación similar para distribuir entre el desayuno y la merienda, se tiene un gasto diario de 60 pesos en comida. Lo que hace un total de 1.800 pesos mensuales para alimentación.
 
Los hábitos. Cada joven podrá regular algunos gastos, economizar o gastar más, pero hay costos fijos de los que es muy difícil escapar.
 
Los hábitos. Cada joven podrá regular algunos gastos, economizar o gastar más, pero hay costos fijos de los que es muy difícil escapar.
 
Es importante tener en cuenta que el Comedor Universitario –con sede en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, en el Predio UNL ATE y en la escuela primaria, aunque ahí sólo para miembros de esa comunidad–tiene precios más altos para docentes, no docentes y personas invitadas. También es un punto a considerar la actualización que pueda sufrir el costo este año.
 
Un techo
 
El gasto principal para cualquier persona que se va a instalar en esta ciudad es el alquiler. Según las inmobiliarias en noviembre comenzó la búsqueda y la mayoría firmó contrato en diciembre. Sin embargo, todavía hay algunas opciones disponibles.
 
Los jóvenes estudiantes –y sus familias– tienen sus requerimientos y preferencias. Los monoambientes casi no aparecen en sus búsquedas y lo central es la ubicación.
 
"Buscan lugares cerca de la Facultad de Ciencias Económicas (Moreno y San Martín), de la de Ciencias Jurídicas y Sociales (Cándido Pujato y 9 de Julio) o de la Ciudad Universitaria en barrio el Pozo. O sea, el macrocentro y barrios Candioti Sur o Norte", explicó Roberto Albrecht, titular de Aldaba Inmobiliaria.
 
Y Alejandro Krajan, de Casablanca Inmobiliaria, agregó: "Buscan departamentos de uno o dos dormitorios. En general el de un dormitorio es para una persona, a lo sumo dos, pero en los de dos dormitorios se acomodan hasta cuatro personas".
 
En el caso de los departamentos a compartir, la situación se divide entre quienes vivirán con sus hermanos y los que lo harán con amigos. Eso implica que se necesiten algunas comodidades. "Este año nos llamó la atención que la mayoría eran hermanos. Incluso algunos buscaban con cochera no para alquilarla sino para que los padres tuvieran dónde guardar el auto cuando vengan de visita", resaltó Albretch.
 
A la hora de ver los costos hay que tener en cuenta que un departamento de un dormitorio en esas zonas cuesta desde 4.500 pesos por mes; y los de dos dormitorios, desde los 6.000 pesos. A eso se suma el gasto de expensas, que varían desde los 400 a los 1.200 pesos dependiendo de las características del edificio y de las comodidades que ofrece.
 
Y también es necesario contemplar otros impuestos y servicios que se han vuelto esenciales para poder desarrollar las carreras. Y ahí los incrementos han pegado fuerte durante el último año. Si se piensa en los gastos de agua, electricidad, gas, internet, celular, tasa y cable, entre otros hay que pensar en unos 1.600 pesos más, aunque variará según los hábitos y el consumo.
 
Romper el chanchito
 
Quienes estudien en alguna de las facultades o institutos que funcionan en la Ciudad Universitaria, en la Universidad Tecnológica Nacional o en la Universidad Católica de Santa Fe habrá que sumar el costo del boleto de colectivo urbano. En la ciudad existe una tarifa especial para los estudiantes de terciarios y universidades que es de 5,10 pesos. Si se estiman 20 viajes de ida y vuelta por mes hay que pensar en disponer de 204 pesos.
 
Por otro lado, también habrá que pensar, sobre todo el primer año, que los estudiantes querrán volver a sus ciudades o pueblos de origen una vez al mes. Para los pasajes dentro del territorio provincial existe la posibilidad de acceder a un descuento del 50 por ciento a través del boleto estudiantil. Como parámetro, entonces, el pasaje a Reconquista estará en 370 pesos y a Rafaela, en 120 pesos.
 
Luego habrá que tener en cuenta otros gastos mensuales como aquellos vinculados a fotocopias y materiales de estudio. Ahí se suman al presupuesto al menos 250 pesos pero variará de acuerdo a la carrera.
 
Y no sólo de libros vive el estudiante. Si bien Santa Fe ofrece una gran variedad de propuestas recreativas y culturales gratuitas hay que tener en cuenta alguna salida al boliche (la entrada promedio es de 100 pesos), una ida al cine (125 pesos, los días más baratos) y un fútbol 5 (50 pesos).
 
Con todo eso, el gasto promedio de un joven que va a vivir solo en Santa Fe para cursar sus estudios llegará casi a los 10.000 pesos por mes. Aunque compartir el departamento puede bajar esa cifra.
Fuente: Agenciafe

Te puede interesar