El Gobierno quiere que las prepagas recién aumenten en marzo

POLÍTICA 21/12/2016 Por
Las compañías habían informado a sus clientes que ajustarían los planes en enero, avalados por la Superintendencia de Salud. Luego Producción lo frenó
miguel_braun.png_258117318

Las quejas de las empresas de medicina prepaga por haber tenido que dar marcha atrás al aumento previsto para enero de 6% en sus planes no tuvieron el resultado esperado. Y deberán esperar hasta marzo, si no quieren pagar una multa. Así lo dejaron entrever fuentes del Ministerio de Producción, que están en plena negociación con el sector. El Gobierno volvió a ratificarles que no están autorizadas para ajustar sus cuotas el mes próximo y que si lo quieren hacer en febrero, deberán afrontar una penalidad.

Las compañías habían enviado en las últimas semanas cartas a sus afiliados avisándoles del nuevo incremento, tras una autorización recibida por parte de la Superintendencia de Servicios de Salud, Luis Scervino. Sin embargo, cuando el expediente llegó a la Secretaría de Comercio, quedó frenado. Fuentes de esa cartera explicaron que las empresas no habían presentado los argumentos por los que pedían un aumento y que, además, las cartas a los clientes deben ser enviadas con 30 días de anticipación. De esta manera, Producción le bajó el pulgar al sector.

Rápidamente, las cámaras y principales empresas presentaron una carta a ese Ministerio en la que solicitaron una reunión "con carácter de urgente" con el ministro de Producción, Francisco Cabrera; y el secretario de Comercio, Miguel Braun. Ese encuentro se realizó el lunes y fue más bien de carácter técnico. Las firmas presentaron sus argumentos, entre los que esgrimieron el aumento salarial y el pago de fin de año, que para algunos sanatorios ascendió a $ 5000.

Las prepagas aumentaron este año un 43,5%. El primer aumento fue en febrero, del 9%; luego hubo otro de 15% en junio; otro de 5% en julio y finalmente, un 9% en octubre. Cada uno de los incrementos se aplicó sobre la cuota previamente ajustada. Con el alza pedida para enero, el incremento alcanzaría el 50%, lo que implica diez puntos porcentuales más que la inflación prevista para 2016.

En este contexto, la decisión oficial fue postergar la suba y encarar una negociación con las empresas. Según trascendió ayer, con los correspondientes avisos a los clientes, el sector tendría vía libre para volver a ajustar sus planes recién en marzo. El Gobierno busca comenzar el año sin tantos incre mentos que le disparen la inflación, que en enero de por sí suele ser estacionalmente alta.

Fuente: Cronista

Te puede interesar