Macri: "En el mediano o largo plazo" Mercosur y Alianza del Pacífico "deben converger"

POLÍTICA 16/12/2016
El presidente estuvo reunido con par de Chile, Michelle Bachelet. Acordaron ampliar el corredor binacional y a estrechar lazos comerciales.

Argentina y Chile se comprometieron a mejorar en 2017 el intercambio comercial y la cooperación bilateral, con foco en compras públicas, servicios, inversiones, comercio electrónico, cooperación y facilitación de comercio, política de competencia y coherencia regulatoria.

Los países consolidaron hoy los acuerdos luego de la VIII Reunión Binacional de Ministros, desarrollada en el Palacio San Martín, en cuya declaración oficial se destacó también la noción de "maximizar el potencial bilateral y profundizar las relaciones económicas a través de un acuerdo de liberalización comercial ambicioso".

La iniciativa procura continuar con el avance en la integración bilateral, el estímulo de inversiones que fortalezcan las cadenas de valor entre ambos países y el aprovechamiento de los mercados.

Tras la reunión de ministros, la presidenta chilena Michelle Bachelet fue recibida esta tarde en la Quinta de Olivos por su par argentino, Mauricio Macri, quienes brindaron una rueda de prensa en la que anunciaron y repasaron los acuerdos de conectividad del ferrocarril Salta-Antofagasta; el túnel de Agua Negra; la ampliación del paso Cristo Redentor; el túnel de 11 kilometros en Las Leñas; el paso Samoré y el paso Austral, entre otros temas.

En la Declaración se resaltaron los logros alcanzados en la relación bilateral, reconociendo la importancia que tuvo la suscripción del Acuerdo Mercosur-Chile en 1996, que permitió la conformación de un espacio económico ampliado con intensificación de flujos de comercio intrarregionales y la integración de las economías.

En este sentido, las partes destacaron la reunión de la IV Comisión de Comercio, Inversiones y Relaciones Económicas, celebrada en Santiago de Chile el pasado 6 de septiembre, producto de la cual se iniciaron las conversaciones con miras a suscribir un acuerdo sobre compras gubernamentales.

Por otra parte, los países destacaron la participación argentina como observador en la Alianza del Pacífico, en función de "ampliar el diálogo en asuntos de interés mutuo" y la "importancia de favorecer el desarrollo del diálogo institucional" entre el Mercosur y ese mecanismo de integración regional. Sobre ese punto, la declaración conjunta aseguró que tal integración debe apuntar a una convergencia entre ambos bloques, especialmente en temas ya acordados, como facilitación del comercio, cooperación aduanera, promoción comercial y pymes.

Al respecto, ambos países se comprometieron a impulsar desde sus respectivas presidencias pro témpore en Mercosur (Argentina) y la Alianza del Pacífico (Chile) la profundización de ese diálogo institucional. Asimismo, se destacó el relanzamiento del Consejo Binacional Empresarial en abril de 2016, foro que definió áreas de trabajo en minería, energía, desarrollo de inversiones, facilitación del comercio, conectividad, logística e infraestructura.

Los países consideraron que la "diversificación y sofisticación de la estructura productiva es un elemento clave dentro de la estrategia de desarrollo" y ponderaron que, a través del impulso de nuevas actividades y tecnologías, se aumentará la productividad.

En tanto, se citó como tópicos de interés para colaboración el "intercambio de buenas prácticas para atracción de inversiones en sectores productivos con alto potencial de crecimiento" y la "identificación de complementariedades dentro de las Cadenas de Valor y de la Integración Productiva para los productos y empresas argentinas y chilenas".

Fuente: Telam

También se mencionó el fomento a la inversión en investigación y desarrollo y la transferencia tecnológica en industrias estratégicas; la internacionalización e intercambio comercial en sectores priorizados y cooperación en cuanto a aprendizaje respecto al diseño y de políticas que apunten a la diversificación productiva.

En relación al sector pyme, la Reunión resolvió promover el intercambio de buenas prácticas para la creación y mejora de herramientas de fomento y financiamiento y el desarrollo y actualización de programas de fomento y asistencia técnica para emprendedores para elevar su productividad y promover su internacionalización.

También los países se comprometieron a intercambiar información sobre marcos regulatorios y simplificación administrativa para facilitar el emprendimiento, la innovación y el entramado productivo.

Por último, las partes manifestaron como necesidad el fortalecimiento de la cultura emprendedora y de sus "ecosistemas que garanticen el surgimiento y consolidación de un entramado productivo pyme de alto potencial de crecimiento en ambos países".

En cuanto a lo tributario, se destacó la entrada en vigor del Convenio para eliminar la doble Imposición en impuestos sobre la Renta y el Patrimonio y para prevenir la evasión y elusión fiscal, operativo a partir del primero de enero de 2017.

Esa norma permitirá -según confió la Declaración- dotar de mayor seguridad jurí¡dica al empresariado y de mayor transparencia a las administraciones tributarias. 

Te puede interesar