La mesa de los dipu-economistas: pacto de convivencia para surfear la pelea política

POLÍTICA 16/12/2016
Nicolás Massot, Luciano Laspina, Diego Bossio, Marco Lavagna y Axel Kicillof tomaron vuelo en el Congreso y cocinaron tras bambalinas la redacción de proyectos económicos clave.

Son sub-45, diputados, todos economistas de formación e integrantes de una mesa chica que funcionó entre bambalinas en la negociación de los proyectos más sensibles para el Gobierno. Hasta ahí, las coincidencias. Lo que lo separa no es menor: este grupo "técnico" de cinco legisladores proviene de espacios distintos, desde el PRO hasta la porción del Frente para la Victoria más cercana a Cristina Kirchner.

A fuerza de charlas larguísimas, intercambio de borradores, decenas de modificaciones en las iniciativas y chats de madrugada, consolidaron un pacto de convivencia que tiene como regla general "las peleas en el recinto, terminan en el recinto".

Así, en este escenario, ganaron protagonismo y aceitaron la relación interna Nicolás Massot (jefe del bloque PRO), Luciano Laspina (presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda), Diego Bossio (ex director de Anses y líder del Bloque Justicialista), Marco Lavanga (brazo económico de Sergio Massa) y Axel Kicillof (ex ministro de Economía y emblema K).

"Hay una cuestión generacional y también respeto intelectual", dice Bossio a El Cronista. En un año donde las iniciativas económicas dominaron la agenda legislativa, reinó la matemática. Sin mayoría en ninguna de las cámaras, el oficialismo estuvo obligado a sacar cuentas, ceder y tejer alianzas circunstanciales.

"El 90 por ciento del trabajo del Congreso fue económico. Para nosotros el proyecto para salir del default fue importantísimo. Pudimos disminuir la inflación en gran parte porque no recurrimos a la emisión monetaria a cambio de contraer deuda barata", sostuvo Massot. Esa mirada, claro, no es compartida por el kirchnerismo.

¿Qué rol tuvo Kicillof en este grupo? Era el representante del bloque más duro, que motorizó las dos cruzadas que asestaron fuertes derrotas a la Casa Rosada: la ley antidespidos, que luego Mauricio Macri vetó, y la media sanción de Ganancias.

El filtro K

El ex funcionario ensayó siempre la misma metodología: observaba en cada proyecto los no go, en la jerga aeronáutica el "no sale" de un avión, para los artículos que le parecían innegociables. Todo tenía que pasar el filtro de una bancada heterogénea, que va desde el camporista Andrés Larroque hasta José Luis Gioja, viejo bastonero del PJ tradicional. Incluido, claro, al propio Máximo Kirchner. De ahí, se plantaba en la negociación con el resto.

"La gran mayoría de las leyes económicas que se votaron son neoliberales. Solo apoyamos la del reintegro de IVA, el proyecto de emprendedores y el de Pymes porque se introdujeron cambios en beneficio de la gente", sostiene Kicillof ante El Cronista.

Las sociedades a la hora de votar fueron volátiles, aunque está claro que para Macri fue central el respaldo del Frente Renovador, cuyo interbloque cuenta con 37 miembros; y el Bloque Justicialista, con 17.
Este es el ránking de los proyectos más importantes, según cantidad de votos afirmativos alcanzados y el mapa de alianzas construidas:

- Reintegro del IVA para sectores más vulnerables (232 votos).
Fue respaldado por todos los espacios. Se hicieron modificaciones, muchas pedidas por Kicillof ya que había ruido entre Massa y el oficialismo.

- Incentivos fiscales para Pymes (197 votos).
Tuvo apoyo de Cambiemos, el Frente para la Victoria, el massismo y el PJ no K.

- Presupuesto
(177 votos). El oficialismo negoció el apoyo de Massa y Bossio. Coinciden en que fue el proyecto más intenso en la discusión y la re-elaboración puertas para adentro.

- Arreglo con los fondos buitre (165 votos).
Fue troncal esta iniciativa para Macri. Llevó 20 horas el debate en el recinto, se corrigieron e incorporaron artículos para sumar al FR, el BJ, y algunos diputados que responden a gobernadores del PJ.

- Blanqueo de capitales y pago a jubilados
(162 votos). Apoyo de Massa y Bossio.

- Régimen de Participación Público Privada
(151 votos). Con la misma alianza Macri-Massa-Bossio.

- Ley antidespidos
(147 votos). Fue la primera vez que se juntó la oposición para hacerle un "gol" al Presidente y aprobar una ley que el Gobierno resistía. Fue vetada.

- Ganancias
(140 votos). Segunda vez que se unieron kirchneristas, massistas y peronistas no K.

Una de las manos detrás de esos textos es la de Lavagna. "Fue un año en que se recuperó la discusión parlamentaria, que es muy necesaria si se quiere dejar de vivir en la coyuntura y hacer políticas a largo plazo", analiza. ¿Qué pasa con esta dinámica después del conflicto con el Gobierno por el impuesto a las Ganancias? "Vamos a seguir buscando lógicas de acuerdo, aunque el año que viene es electoral. Acompañaremos lo que nos parece bien", pronostica. La mesa de "dipu-economistas" intenta que los chispazos entre las cúpulas no afecte el diálogo subterráneo entre ellos. El grupo de chat que se armó (no está Kicillof) y administra Lavagna resulta terapéutico. Hay bromas, catarsis, fotos. Ahí se habla de todo. Hubo catarata de chicanas cuando Macri tildó de "impostor" a Massa y habló de "pesadilla" al ver la postal del peronismo unido hace dos semanas en el salón de Pasos Perdidos del Congreso. Igual juran que, entre ellos, sigue la buena onda.

Fuente: Cronista

Te puede interesar