CGT se reúne con el Gobierno: piden suba del mínimo no imponible y eximir horas extras

POLÍTICA 16/12/2016
El encuentro será esta mañana con el triunvirato y otros dirigentes. Los gremios del transporte amenazan con un paro

Hoy será una jornada importante en el marco de las negociaciones que intenta lograr el Gobierno por los cambios en el impuesto a las Ganancias. Desde las 9, funcionarios recibirán al triunvirato de la CGT, quienes ya advirtieron que quieren que esa reforma sea ley "antes de fin de año".

En medio de la pulseada entre los proyectos de reforma del oficialismo y la oposición, la central obrera mantuvo en las últimas horas conversaciones reservadas con miembros del gabinete de Mauricio Macri, en las que plantearon sus prioridades en la modificación de Ganancias. Los pedidos se focalizaron en dos puntos: la suba del mínimo no imponible y eximir del tributo conceptos salariales como horas extras, feriados y viáticos.

El objetivo de la CGT es que el Poder Ejecutivo acepte un punto intermedio entre la propuesta de máxima, representada en el proyecto votado por la oposición, que conmovió políticamente al oficialismo, y el dictamen de mínima impulsado por el Gobierno.

Según trascendió, los dirigentes gremiales pidieron que todos los salarios que llegan a los $40.000 sean exceptuados del impuesto. El número está lejos de la intención oficial, que abarca una suba del mínimo no imponible del 15% y consiste en llevarlo a $21.700 netos para un trabajador soltero y $ 28.700 para los casados con dos hijos. La propuesta opositora, en tanto, pretendía un piso de hasta de $34.000 para los solteros y $ 48.000 para los casados.

"Si se mantienen inflexibles les vamos a pedir a los senadores y gobernadores que emitan un dictamen que favorezca a los trabajadores en mucha mayor medida de lo que está planteando el Gobierno",  planteó Héctor Daer, uno de los secretarios generales de la CGT, quien se mostró taxativo en el reclamo.

Además, recalcó: "Queremos establecer el mejor proyecto posible al cual podamos arribar con datos precisos, pero que no sea el que originalmente planeó el Gobierno, porque para nosotros eso es insuficiente".

Por su lado, la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT) se mostró como el sector más duro en la mesa de negocación, al advertir que convocarán a un paro nacional el lunes próximo en caso de que no se escuchen sus demandas.

"Las acciones a tomar la semana que viene si no obtenemos respuestas a los pedidos de exención sobre horas extras y feriados",sostuvo el secretario adjunto de la CATT, Omar Maturano, titular del gremio de La Fraternidad. "Dejamos en claro que es el momento donde tenemos que presionar, porque venimos dando esta pelea hace cuatro años y se lo queremos plantear a las bases", manifestó Juan Pablo Brey, de Aeronavegantes, y secretario de Prensa de la agrupación transportista.

El encuentro entre el Gobierno y la CGT se desarrollará a las 9 aunque anoche no estaba definido el lugar (lo más probable era la Casa Rosada). En representación del Poder Ejecutivo estarán el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, según indicó anoche la agencia NA.

En el tira y afloje, desde el oficialismo buscarán apoyarse en los once gobernadores del PJ dialoguistas, que rechazaron el proyecto opositor, porque una reducción en la recaudación del impuesto impactaría en las arcas provincias. El Gobierno se reunirá con ellos el martes, aunque espera sentar en la mesa a todos los mandatarios locales.

Distintos funcionarios de Cambiemos como Marcos Peña reiteraron que durante este año "las negociaciones con los gremios siempre se dieron en buenos términos" y que lograron un "muy bien diálogo" con los líderes de la central obrera, por lo que esperan que la reunión de hoy sea fructífera y le de aire al Gobierno en el medio de la controversia.

Fuente: Infobae

Te puede interesar