Macri insiste: "Los convenios laborales del siglo XX no sirven"

POLÍTICA 02/12/2016
El Presidente tuvo actos en Córdoba y Mar del Plata. Volvió a pedir una mesa entre Gobierno, sindicatos y empresarios para aumentar la productividad .

Otra vez Mauricio Macri apuntó contra la productividad laboral. En su paso por Córdoba, el Presidente admitió que el país cuenta con "uno de los impuestos al trabajo más altos del mundo". Y más tarde, en un acto en Mar del Plata, volvió a insistir con otra idea: "Los convenios laborales del siglo XX, en muchos casos, no sirven en el siglo XXI, porque estamos en un mundo distinto".

"Frente a este mundo desafiante que debido a la innovación tecnológica va a seguir destruyendo trabajos tradicionales, se van abrir puertas para generar trabajos de la nueva era, y el medio ambiente es un gran oportunidad", expresó Macri en su primer acto del día de ayer, en la provincia mediterránea, al abrir el Primer Congreso de Formación de Líderes de América Latina, sobre la Economía Verde, junto al ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman y al gobernador cordobés, Juan Schiaretti.

El acto junto a su funcionario, golpeado anteayer por incumplimientos de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar), pareció un respaldo presidencial a uno de los que se espera que sea reprendido en el "retiro espiritual" del gabinete en Chapadmalal.

Continuó Macri: "Con semejante nivel de pobreza que tenemos, con un tercio de los argentinos en la exclusión, la obligación de cada región es aprovechar cada momento a generar trabajo que genere futuro y nos ayude a reducir la pobreza".

Horas después, en la Ciudad Feliz, al inaugurar una fábrica de alfajores Havanna junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el Presidente pidió conformar una mesa de trabajo entre Gobierno, sindicatos y empresarios para ver "cómo logramos mejorar la productividad de nuestro país". Y apeló al líder justicialista: "Eso que llamaba el general (Juan Domingo) Perón, la estrella polar de la Argentina, que no es ni más ni menos que lo que dijimos antes: productividad, que cada uno haga su máximo esfuerzo". "El primero que lo tiene que hacer es el gobierno, éste y los futuros gobiernos. Porque el mayor impedimento hoy es un Estado que da mucho más de lo que ayuda y obstaculiza más de lo que fomenta", añadió el mandatario.

"Tenemos que encontrar mecanismos inteligentes para bajar el nivel de litigiosidad en la Argentina. Tenemos que lograr entender que los convenios laborales del siglo XX, en muchos casos no sirven en el siglo XXI porque estamos en un mundo distinto, que cambia cada vez más rápido", expresó.

El Jefe de Estado llegó alrededor de las 16 en helicóptero al parque industrial de General Pueyrredón, desde Córdoba. El presidente puso como ejemplo la inauguración de la fábrica de la fábrica de alfajores, al remarcar que "este lugar es la demostración de que somos capaces de hacer cosas valiosas que pueden ser disfrutadas en otras partes del mundo". "Necesitamos muchas más fábricas como esta para dejar de ser el granero del mundo y convertirnos en el supermercado del mundo, y hasta en gourmets del mundo, con nuestras valiosas materias primas a las que tenemos que agregarles valor", expresó.

Fuente: Cronista

Te puede interesar