La Rosada busca en los gobernadores apoyos a un proyecto "light" de Ganancias

POLÍTICA 02/12/2016
Cambiemos logró dictamen de mayoría en la comisión de Presupuesto, pero aún no tiene los votos suficientes para ganar en el recinto. Massa y el FpV siguen separados

Cambiemos logró ayer que su proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias consiga el dictamen de mayoría en la comisión de Presupuesto pero aún está muy lejos de lograr una victoria en el recinto de la Cámara de Diputados el martes próximo. Al interbloque oficialista le faltan unos 30 votos que sólo puede ir a buscar al peronismo y, en medio de la dispersión opositora, no está claro si conseguirá que los gobernadores inclinen la balanza a su favor como hicieron en otras oportunidades. Mientras tanto, el PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV), el Frente Renovador (FR) y el bloque Justicialista continúan por separado intentando sumar apoyos para iniciativas con aspectos más ambiciosos que el oficial.

En este escenario, Cambiemos evalúa múltiples estrategias con un solo objetivo: que la reforma de Ganancias que finalmente termine convirtiéndose en ley tenga el menor costo fiscal posible. Más allá de quién sea su autor.


Ya dejaron en claro el ministro Alfonso Prat-Gay y el titular de la AFIP, Alberto Abad, que el texto que presentó el Frente Renovador requiere resignar recaudación a un punto que el Gobierno no está dispuesto a llegar.
El primer camino que explorará el Gobierno será el que lo lleva a los gobernadores peronistas, que en otros momentos le facilitaron la aprobación de leyes. Por esta vía recolectaría votos dentro de los tres principales bloques con legisladores del PJ: el PJ-FpV, el massismo y el bloque Justicialista. A eso, apuesta a sumarle a otros diputados "sin techo", que no responden a sus mandatarios provinciales.

Si esa estrategia no le acerca los 129 votos que necesita, Cambiemos guarda esperanzas en el Senado. Allí, adonde tallan con más fuerza aún los gobernadores, el proyecto que apruebe Diputados podría sufrir cambios. La Casa Rosada no sólo cree que hay chances de que eso ocurra, sino que además espera que esas modificaciones estén en línea con sus deseos.

Como parte de su intento por imponerse en el recinto, el oficialismo firmó ayer un dictamen de mayoría con varios cambios a la propuesta inicial del Gobierno. Aunque finalmente no incrementó el 15% de aumento previsto para el mínimo no imponible, sí incorporó deducciones por alquileres y viáticos, reinstauró la deducción por cónyuge, y propuso crear un impuesto a las máquinas tragamonedas. Por este punto, la Cámara de Casinos y Bingos puso el grito en el cielo y advirtió que esa medida "incrementará aún más la presión fiscal de una actividad que ya se encuentra en el 60%".

Por su lado, el massismo, el bloque Justicialista y el interbloque Progresistas presentaron un dictamen propio, que entre otros puntos propone un mecanismo de actualización de las escalas de Ganancias en base a las variaciones del salario mínimo, vital y móvil. Para el FR, el punto no negociable es que con la propuesta del oficialismo comenzarán a pagar el impuesto trabajadores que hoy no están alcanzados.

Mientras que el PJ-FpV, en su dictamen, propuso definir un piso de "ingreso mínimo sujeto a impuesto" que corresponde cada año al valor anualizado del salario neto del sector que más gana; incluir al Poder Judicial; gravar la remisión de utilidades al exterior, los depósitos a plazo fijo y Lebac superiores a $ 1,5 millones y las ganancias provenientes de inversiones financieras y en divisas; y restablecer las retenciones mineras.

Fuente: Cronista

Te puede interesar