El boom de las billeteras móviles

ECONOMÍA 01/12/2016
Las transacciones desde el celular empiezan a cobrar vuelo y las pequeñas y medianas empresas buscan seducir a sus clientes con tecnología propia de los millennials. Cómo funcionan. La experiencia de quienes ya las incorporaron.

Realizar transacciones con el celular ya es una opción para ganarle a la recesión y las pymes y comercios cada vez más se interiorizan en el funcionamiento de nuevos sistemas de pago por medio de smartphones (como la billetera Móvil PEI, el POS Móvil y el Botón de Pago) y sus costos, buscando dar un plus techie a los clientes con el fin de fidelizarlos.

Facundo Vázquez, cofundador y CEO de Poincenot, cuenta cómo se trabaja en la adecuación de la solución Do.it, implementada por el Banco Industrial: "Está destinada a individuos y a empresas. Por ello, estamos en un proceso de adaptación a los lineamientos de la normativa 5982 de BCRA para dar respuesta a esta revolución financiera y tecnológica".

Sergio Vekselman, Country Director de BMC, opina que la reciente disposición del Gobierno es un paso firme hacia el camino que está emprendiendo el sector financiero a nivel mundial. "Las entidades financieras se ven obligadas a implementar sistemas de transferencias gratuitas, directas e inmediatas, al igual que el uso de tarjeta de débito para compras online. Esta nueva cultura financiera digital exige la implementación de soluciones en las áreas de TI para poder recibir, procesar y administrar el gran volumen de información que se generará", explica.

Lo que viene

Nadie quiere quedarse afuera de la nueva era, tal es el caso de la Peluquería Magna en Palermo, que acaba de incorporar la solución Vinti a su negocio. Pero hay quienes vienen experimentando desde hace tiempo. Es el caso de Maximiliano Marcovich, encargado de Salguero Fútbol, quien cuenta que fueron unos de los pioneros en incorporar la billetera electrónica de Julián Scopinaro: "Julián se acercó y nos contó cómo funcionaba y lo sumamos".

Entre picadito y picadito, la adopción de los clientes va incrementándose. Hoy se registran unas 10 transacciones semanales. Si bien el volumen aún no es masivo, de a poco se evangeliza. Marcovich considera que la gran barrera es la cultura local: "El comercio nunca solicita datos personales ni bancarios del cliente, con lo cual lo hace muy seguro. Para una pyme, el poder cobrar inmediatamente es un valor agregado, frente a otras opciones tradicionales que te obligan a esperar entre 45 y 90 días para hacerte del dinero. Tener una billetera electrónica es una opción práctica, sencilla y de costo cero que cualquier pyme debe evaluar".

Otro comercio que incorporó la aplicación es Tienda Kitsch, una casa de regalos de la Galería Galecor, en Villa Crespo. Rodolfo Serio, encargardo del local, cuenta: "No podíamos dejar pasar la oportunidad de usar una herramienta que se viene. Estamos arrancando y adecuándonos".

Entre los beneficios que Serio destaca frente a las formas tradicionales de pagos, está el costo que le implica la adopción de esta nueva tecnología: "No hizo falta ninguna inversión especial. A diferencia de otras billeteras electrónicas y las tarjetas de crédito, con Vinti abaratamos en un tercio los gastos de comisiones. Bajamos la app a los celulares de quienes atendemos el local y ya estamos brindando la solución a los clientes". Y agrega: "Si a eso sumamos que es una opción complementaria al postnet pero más veloz, los días de ventas de fiestas especiales será una opción importante para evitar el cuello de botella que se genera con el volumen de ventas sobre los sistemas".

Aprendiendo a volar

Como toda tecnología que comienza a penetrar en las ventas pyme, los tiempos de adopción dependerán de la oferta y de la demanda. Entre las opciones que hay en las tiendas de aplicaciones de billeteras electrónicas, los comercios que las fueron adoptando a su cartera de pagos han sido variados: universidades, locales gastronómicos, food trucks, librerías, ferreterías, ópticas, casas de diseño y deportivas, centros de salud.

Esto no es casual, si se tiene en cuenta los niveles de penetración de los teléfonos inteligentes en la población. Según la consultora especializada Carrier y Asociados, existen 22,8 millones de smartphones en uso, por lo que la penetración sobre la población es del 54%. Con más de 6 millones de unidades, los equipos con 4G tienen una penetración sobre la población del 14%. Si se mantiene el nivel de ventas, desde Carrier aseguran que a fin de año el porcentaje de smartphones alcanzará el 63%.

A la adopción de los celulares hay que agregar los beneficios de estas soluciones para la pequeña industria. Para Mario López, cofundador y director Comercial de Poincenot, las ventajas son transferencias inmediatas, el costo transaccional, la experiencia del usuario y mayor integración tecnológica. "Destaco el impacto positivo en el manejo de la información de una pyme. Por caso, en la gestión de la caja chica y los procesos de viáticos", explica.

Pero Vinti no es la única opción. Recientemente se lanzó Vale, de Red Link, una aplicación multibanco que permite enviar dinero al instante, en cualquier lugar y a cualquier persona, de forma simple, gratuita y segura. La app está orientada hacia micropagos sociales, como pagos entre amigos y de bajos montos. Está disponible en la tienda Google Play de Android para los clientes de 32 entidades bancarias que usan la plataforma de homebanking de Red Link. Jorge Larravide, gerente de Marketing de la empresa, afirma que "la app es tan simple como utilizar el WhatsApp con la modalidad de Pago Electrónico Inmediato (PEI)".

Con Vale los usuarios tienen que descargar la app, generar su usuario y adherir las cuentas de los bancos habilitados para generar los envíos de dinero, gratuitos, en forma inmediata.
Otra variante es la de Cashing APP, que permite crear eventos, recaudar y dividir entre los participantes. Se utiliza entre usuarios que hacen colectas de regalos o para hacer el pago de alguna actividad grupal con costos equitativos para las partes. Por último, está la opción de Todo Pago mPOS, un dispositivo que convierte al celular en un medio de pago que permite a todas las personas realizar cobros presenciales con tarjeta de débito y crédito con posibilidad de hacerlo en cuotas.

El sistema mPos está compuesto por una aplicación móvil disponible para Android o iOS y un dispositivo de lectura de banda magnética de diseño compacto, que al conectarlo al celular lo habilita para realizar cobros presenciales. El costo del equipo es de tres cuotas de $ 90 y se puede adquirir desde la web de la empresa.

Claro está, el dinero dejará esa figura física de gran valor por cada vez más activos a un click de distancia.

Fuente: Cronista

Te puede interesar