Una actriz argentina denunció que sufrió abusos en algunos rodajes

ESPECTÁCULO 30/11/2016
Antonella Costa escribió un estremecedor posteo en su cuenta de Facebook, sin dar nombres de personas ni de las filmaciones en las que le ocurrió.

El último tango en París es una de las películas eróticas más importantes del siglo XX. En una de sus escenas, el protagonista interpretado por Marlon Brando viola al personaje que interpreta María Schneider. La secuencia "de la manteca", que siempre se creyó que era guionada, estaba fuera de libreto. Esta semana se viralizó una entrevista en la que el director Bernardo Bertolucciadmitió que el mismo día de rodaje se le ocurrió filmar esto sin advertírselo a la actriz. El video con la entrevista al realizador sirvió de excusa para que una actriz argentina contara varios de los padecimientos que sufrió en algunos sets.

"Dedicado a la vestuarista que dejó tiradas fotos de mi cuerpo desnudo que, siendo una adolescente, me saqué por motus propio por pedido y para uso exclusivo del director y la directora de arte. A los colegas que las encontraron y en vez de avisarme o destruirlas las usaron para burlarse de mí. Al director que a mis 21 años puso en la casetera del motorhome el VHS del crudo de la escena en la que me bañaba, para que lo vieran todos", escribió Antonella Costa, recordada por trabajar en Garage OIimpo, entre otras películas.

En su cuenta de Facebook, Costa narró con varios detalles, algunos abusos que sufrió durante algunas filmaciones: "A los extras que aprovecharon una toma para manosearme entera. Al asistente de dirección que me pidió que no dijera nada porque necesitábamos seguir filmando. Al actor que le sugirió a la directora meterme 'bien la mano' en mi sexo sin consultarme antes, y que me humilló delante del equipo técnico por haberme negado a acostarme con él, y a tantos otros a los que me enfrenté, negándome simplemente a hacer lo que no quería hacer, y que no era parte del pacto ni del proceso creativo".

Finalmente ponderó a quienes la escucharon, ayudaron y sostuvieron durante esos momentos. "Esos se convirtieron en mis amigos, y hasta uno de ellos es el padre de mi hijo. Esas son las personas con las que decido compartir mi vida y mi intimidad. A ellos les agradezco y los abrazo una vez más. Por suerte, son la inmensa mayoría", cerró.

Para terminar su publicación, Costa enlazó la nota en la que Bertolucci admitió que "se portó de manera horrible" con Schneider porque no le dijo lo que iba a pasar "porque quería saber la reacción que iba a tener el acto de humillación".

Te puede interesar