El Gobierno cuestionó a los gobernadores peronistas por el fracaso de la reforma política

POLÍTICA 26/11/2016
Marcos Peña consideró que los mandatarios deberían “explicar sus posturas”. También hubo críticas de Rogelio Frigerio y Adrián Pérez

El fracaso de la reforma política que impulsaba el Gobierno debido a la falta de apoyo del FpV-PJ en el Congreso sigue generando repercusiones. Este viernes se levantaron varias voces desde la Casa Rosada cuestionando a los gobernadores peronistas que decidieron retirar su respaldo al proyecto que incluía, entre otras cosas, el voto electrónico.

Uno de los primeros que hablaron fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien advirtió que el Gobierno seguirá trabajando "con paciencia y mucha voluntad" para instalar el voto electrónico y cargó contra los mandatarios provinciales, a los que pidió "explicaciones".

Desde Santa Fe, Peña, lamentó que "no se haya querido dar el debate" en el Senado, donde la iniciativa naufragó a raíz del rechazo del bloque del PJ-Frente para la Victoria. El jefe de Gabinete destacó que "el mensaje de gobernadores como  Urtubey o Bordet ha sido muy claro en que había que avanzar sobre esto" y reclamó al resto de los gobernadores que "sean transparentes y puedan explicar sus posturas" sobre "si están comprometidos en transformar y cambiar la política argentina o si quieren mantener las reglas anteriores para sostener espacios de poder".

"El sistema de voto de papel que tiene la Argentina es uno de los más obsoletos de la región y el año pasado se vio claramente cómo se vulneró en muchísimos aspectos la institucionalidad", sostuvo, y agregó: "Da la sensación de que no quieren decir qué piensan frente a este tema porque no tienen la voluntad de expresarlo de manera transparente frente a la sociedad".

En la misma línea, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, pidió "discutir de cara a la sociedad" la reforma electoral y reclamó que "quienes se opongan" a los cambios que impulsa el Gobierno "que lo digan abiertamente, como la ex presidente" Cristina Kirchner.

"No es el peronismo el que se opone a incorporar mayor transparencia y confiabilidad en el sistema electoral. No es justo decirlo de esa manera porque hay muchos gobernadores peronistas que apoyan e impulsan estos cambios. Cuento con los dedos de una mano los gobernadores que se oponen abiertamente a esta iniciativa", remarcó.

Más duro fue el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, impulsor de la iniciativa, quien atribuyó el traspié sufrido en el Senado al "miedo que tuvo el poder feudal a una reforma que terminaba con el robo de boletas y la posibilidad de fraguar actas de escrutinio".

"La decisión del PJ de no debatir la reforma ahora es una señal bastante clara de que prefieren mantener el poder feudal en algunas provincias a hacerse cargo de una demanda ciudadana para que haya integridad en las elecciones", concluyó Pérez.

Fuente: Infobae

Te puede interesar