11 consejos para detectar a un psicópata

NOTICIAS DE INTERES 27/11/2016
Son personas camaleónicas, saben disimular muy bien, cambian de aspecto y de personalidad según la ocasión. No es fácil distinguirlos, pero hay características que no fallan y permiten identificarlos
Generalmente, pensamos al psicópata como ese “criminal” que sale en las noticias tras haber cometido un delito. Sin embargo, no siempre es así y podríamos tener uno en nuestro entorno y no haberlo notado.
 
Algunos de estos personajes son grandes simuladores. Circulan en nuestra vida diaria aparentando ser sujetos integrados socialmente como padres de familia, estudiantes, trabajadores, o profesionales reconocidos. Su forma de hacer daño es más sutil, pero el efecto es el mismo.
1. SON GRANDES SEDUCTORES:
Durante la etapa de conquista, estos personajes despliegan sus mejores aptitudes y mantienen oculto su verdadero carácter. Lo más llamativo es su encanto superficial, la desfachatez y elevada locuacidad.
 
2. SON MUY EFICACES PARA DAR UNA BUENA IMPRESIÓN:
Son grandes oradores, seductores y amantes de las conquistas. Poseen mucha habilidad con las palabras, consiguen cautivar a su público y obtener fascinación.
 
3. APARENTAN SEGURIDAD  Y SE MANEJAN CON ARROGANCIA:
Esta actitud “de ir por todo” suele producir impacto y capturar las miradas de aquellas mujeres que buscan “un hombre con personalidad”. A veces se muestran excesivamente carismáticos, lo que despierta amor o fanatismo. Otros, prefieren un perfil social más conmovedor y simulan albergar una desmedida preocupación por los más débiles o causas sociales.
 
4. BUSCAN ARMAR UNA FICCIÓN DONDE CAPTURAR AL OTRO:
Presentan una falsa imagen que representa lo “socialmente esperado”. Desde allí arman su estrategia. Saben a quién elegir como “víctima” y cómo influenciar sus sentimientos.
5. ESTÁN LLENOS DE CODICIA Y SE RELACIONAN A TRAVÉS DEL PODER:
Se mueven en función de su propio interés. Su máximo placer es anular la voluntad del otro para demostrar su superioridad y conseguir sus fines. Si bien asemejan sentir amor y compasión, solo es una mueca a fin de alcanzar sus objetivos. No tienen la capacidad de concebir emociones ni empatizar. Son insensibles y no tienen remordimientos, aunque a primera vista no parezca ser así.
 
6. LA MANIPULACIÓN ES SU HERRAMIENTA PARA PERSUADIR:
Utilizan la mentira y el engaño como medio. Si se los encuentra en una mentira no dudarán en inventar nuevas y seguir su cometido. Suelen olvidar a qué se han comprometido o qué han dicho, y lo resuelven evadiendo o negando la situación. No les importa ser descubiertos, encontrarán alguna manera de quedar bien posicionados.
 
7. BUSCAN HACER TODO A SU MANERA. SON EGOCÉNTRICOS:
Valoran a los otros -siempre y cuando- respondan a sus deseos, sino los descartan. Son intolerantes frente a las frustraciones: las  evitan o manifiestan cólera, ira y tristeza.
 
8. TIENEN UNA GRAN DIFICULTAD PARA ASUMIR ERRORES Y RESPONSABILIDAD:
El problema siempre “lo tienen los otros”. Muy pocas veces sufren de un malestar emocional intenso como para desear cambiar. Por lo tanto, raramente frecuentan un consultorio psicológico.
 
9. TIENEN DIFICULTADES PARA EL AUTOCONTROL:
Si bien aparentan ser racionales, esta dinámica encubre el nivel de impulsividad contenido a punto de estallar.

Te puede interesar