Agoniza la reforma electoral: el PJ-FpV rechaza la iniciativa del Gobierno

POLÍTICA 24/11/2016
La mayoría del bloque de senadores le hizo saber a Miguel Pichetto que no está dispuesta a acompañar la iniciativa del macrismo. Mañana habrá una última reunión con gobernadores, pero la postura parece irreversible

Agoniza la reforma política que Mauricio Macri les había encomendado a sus espadas parlamentarias. El oficialismo logró la media sanción en Diputados, pero no tiene apoyo suficiente para superar el filtro del Senado.

La suerte del proyecto oficialista comenzó a sellarse en una larga reunión que el bloque de senadores del PJ-FpV mantuvo anoche en el despacho de Miguel Pichetto: allí, la gran mayoría de los legisladores le hizo saber al jefe de la bancada que no apoyará la propuesta de Cambiemos. Y sin ese aval parlamentario es imposible que el proyecto se convierta en ley.

La tensión que se palpaba en los pasillos del segundo piso del Congreso era un reflejo de lo que sucedía puertas adentro: en un tenso debate de más de tres horas (comenzó a las 18 y terminó pasadas las 21) quedó en claro que no había lugar para el acuerdo con el macrismo por el voto electrónico.

La postura más conciliadora que tenían Pichetto, Abal Medina y Omar Perotti chocó de frente con la intransigencia que mostró el resto de la bancada, fundamentalmente el ala más kirchnerista.

El Senado está a punto de darle un gran dolor de cabeza al gobierno nacional (Télam)
El Senado está a punto de darle un gran dolor de cabeza al gobierno nacional (Télam)

El senador Marcelo Fuentes lanzó un desafío a todos sus compañeros de bancada y propuso que cada legislador vote a mano alzada y dé su explicación de por qué no acompañaba la iniciativa.

Esto generó incomodidad y disparó reflexiones en voz alta sobre el peligro para la unidad de un bloque que tiene un claro conductor, pero está virtualmente dividido entre pejotistas y quienes responden al FpV.

Mientras se desarrollaba ese cónclave, el gobernador Juan Manuel Urtubey -seguramente enterado de lo que ocurría en la interna de la bancada- anunció que había decidido no asistir a la reunión convocada para este jueves por el PJ-FpV en el Senado. Para justificar su baja dio dos motivos: "El primero es que todo el mundo conoce mi profunda vocación de que la reforma política se lleve a cabo; el segundo es que no creo en las reuniones que buscan generar un voto uniforme. Cada uno de los actores debe hacerse cargo de lo que piensa y evitar dilaciones". Una clara señal de que no cree que el escenario negativo pueda modificarse.

Al finalizar la cumbre de parlamentarios, las caras de los legisladores denotaban que había sido un encuentro tenso por demás. Mientras apuraba el paso para irse del Congreso -ante la consulta de Infobae-, uno de los referentes del espacio aseguró que aún no estaba todo resuelto, pero admitió que "la gran mayoría está en contra de la reforma que propone el gobierno nacional".

"Hay posturas muy férreas, por ahí se hablaba no de votar en contra, sino de dejar que pase el tiempo para que el proyecto no llegue a tratarse en el recinto", especuló la misma fuente.

El Gobierno corre contrarreloj: necesita que el dictamen de comisión salga esta semana para que el tema se trate la próxima en la Cámara Alta y pueda ser revisado en Diputados el 14 de diciembre, en sesiones extraordinarias.

La decisión aún no es oficial: todo se definirá en la reunión que mañana mantendrán los referentes del PJ-FpV con un grupo de gobernadores. "El escenario es negativo, pero todo se resuelve el jueves", le remarcaron a este medio desde la bancada opositora. De todos modos, parece casi imposible que el cuadro se revierta. La reforma electoral que quiere Macri agoniza.

Fuente: Infobae

Te puede interesar