Diputados aprobó el uso de aceite de cannabis con fines medicinales

POLÍTICA 24/11/2016
El proyecto autoriza al Estado a importar y distribuir el aceite de cannabis para tratar determinadas enfermedades. El FpV impulsaba un proyecto similar, que incluía la posibilidad del monocultivo. Luego tratarán el proyecto sobre comisiones de las tarjetas de crédito.

La Cámara de Diputados aprobó en general por 221 votos el proyecto de ley que autoriza al Estado a importar y distribuir el aceite de cannabis para tratar determinadas enfermedades, pero sin permitir el monocultivo, como solicitaban organizaciones de familiares que padecen epilepsia refractaria.

El tratamiento se realizó en el marco de un fuerte debate, ya que ante este proyecto los diputados no se dividen por su pertenencia política sino por diferencias que atraviesan a las bancadas parlamentarias, por lo que existe la libertad de conciencia.

El dictamen de mayoría impulsado por el oficialismo, un sector del massismo y del bloque justicialista, establece un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados.

También dispone que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) permitirá la importación de aceite de cannabis, cuando sea requerida por pacientes que presenten las patologías contempladas en el programa y cuenten con la indicación médica pertinente y su provisión será gratuita.

Al defender el dictamen de mayoría, el presidente de la comisión de Seguridad Interior, Luis Petri (UCR-Mendoza) sostuvo que el Estado ahora estará presente. “Estuvo ausente durante estos años y si hubiera estado presente tendríamos investigación científica real sobre el uso del cannabis para todas esas patologías”, dijo y rechazó que el proyecto sólo incluya la investigación médico-científica sino “que es mucho más amplia”.

Por uno de los dictámenes de minoría, la presidenta de la comisión de Salud, la kirchnerista Carolina Gaillard aseguró que “no es un tema de drogas, es un tema de salud” y pidió despenalizar el cultivo por parte de las madres  (de pacientes afectados),  al advertir que “el Estado los va a seguir criminalizando”.

Sostuvo que “hay evidencia científica y empírica de niños que han dejado de tener convulsiones y empezaron a sonreír: las madres pueden atestiguar” y pidió dejar de apegarse “a la sociedad científica que muchas veces está apegada a lo que le convienen a los laboratorios”.

Tarjetas de crédito

Entre los principales proyectos que tratará hoy la Cámara baja figura un nuevo texto referido a la baja en las comisiones que pagan los comercios a las operadores de tarjetas de crédito y débito cada vez que realizan una venta por este medio de pago.

El dictamen firmado se basa en un proyecto de Lipovetzky y Amadeo, con lo cual se dejó de lado la propuesta que envió el Senado.

Los diputados elaboraron un texto que tuvo el visto bueno de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que fue la que promovió el texto que el Senado aprobó por unanimidad.

El bloque del Frente para la Victoria, que apoyó desde el vamos la posición de la CAME, presentó sus disidencias en comisión, pero flexibilizó su posición ante el texto acordado.

El nuevo texto sobre el que dictaminaron los diputados dispone que para los Sistemas Abiertos la comisión que se cobra a los comercios “no podrá ser superior a 2 por ciento para compras que se realicen con tarjetas de crédito”(el Senado había puesto el 1,5 por ciento) “ni a 1 por ciento para las que se realicen con tarjeta de débito” (la Cámara alta había puesto cero).

Además, indica que “la autoridad de aplicación tendrá la facultad de regular la Comisión o Arancel, la Tasa de Intercambio y la Tasa de Adquirencia, con el objetivo de brindar mayor transparencia al sistema y favorecer a la competencia”.

En otro artículo, el dictamen propone modificar la ley para que sea el titular de la tarjeta quien “comunica su voluntad de finalizar la relación contractual en cualquier momento, a opción del titular, en forma presencial, por instrumento privado de fecha cierta o  por mecanismos electrónicos de comunicación”.

Además, el texto contiene cambios para dar mayores facultades a los usuarios de tarjetas y regular la gestión de las empresas emisoras y los bancos.

Te puede interesar