Massa apuesta a un artilugio legislativo para debatir y aprobar Ganancias sin el oficialismo

POLÍTICA 23/11/2016
Se necesitan dos tercios de los diputados presentes para aprobar un proyecto que no tenga dictamen de comisión.

El Frente Renovador de Sergio Massa está impulsando por estas horas un proyecto para subir el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias que se presenta como más generoso del que propuso el Gobierno de Mauricio Macri. Pero para debatirlo y aprobarlo en la sesión especial convocada por el propio diputado para este jueves ya están pensando en un artilugio legislativo que, de concretarse, sería con escándalo incluido.
Es que el reglamento de la Cámara de Diputados establece que para tratar en el recinto un proyecto que no tiene dictamen de comisión es necesario el aval de dos tercios de los diputados presentes. Con ese mecanismo, la cámara se constituye en comisión y queda habilitada para aprobar la propuesta en debate.

Massa presentó su plan y llamó a una sesión especial para el jueves.

Massa presentó su plan y llamó a una sesión especial para el jueves.

La oposición cuenta con el número suficiente para juntar quórum y dar inicio a la sesión, pero difícilmente llegue a juntar esos dos tercios necesarios para tratar cualquiera de las decenas de proyectos sobre el tema Ganancias que andan dando vueltas. Por eso, en el massismo ya pensaron la alternativa: pedir la sesión para debatir un proyecto vinculado a temas laborales que ya tenga dictamen de comisión pero proponiéndole cambios y ahí aprovechar para incorporar todo lo vinculado a Ganancias. De esa manera, sólo necesitarían conseguir quórum y aprobar el proyecto con la mitad más uno de la cámara. A Cambiemos, en ese escenario, se le sería prácticamente imposible evitar la derrota política.

Emilio Monzó, presidente de Diputados, será clave para frenar la movida.

Emilio Monzó, presidente de Diputados, será clave para frenar la movida.

“Es sencillo, el artículo 1 queda como está y en el artículo 2, por ejemplo, metés el tema Ganancias como parte de un tema laboral”, explica en la intimidad una alta fuente del massismo. Dos fuentes del oficialismo, en tanto, le aseguraron a #BORDER que esa posibilidad estaba dando vuelta por los pasillos del Congreso. Una de ellas incluso dijo que lo escuchó al propio Massa anticipar esa postura. “Que haga lo que quiera, es un mamarracho cada vez mayor”, aseveró. “Es una locura”, concluyó el otro referente de Cambiemos.
La situación, de todas maneras, no deja de ser motivo de atención -y de tensión- política extrema. Es un juego de ajedrez donde cada espacio no solamente piensa en las posibilidades de aprobar un proyecto sino también en el impacto político que puede tener. No es fácil quedar en la posición de rechazar una medida que beneficia a una gran cantidad de trabajadores, y con eso también juegan el massismo y otros sectores de la oposición. “Nosotros estamos trabajando para construir el número”, graficó otra fuente del bloque del Frente Renovador, dejando en claro que de todas formas siguen en la búsqueda de sumar voluntades y así alcanzar la cantidad mágica.

Prat-Gay presentó el martes el proyecto oficial en el Congreso.

Prat-Gay presentó el martes el proyecto oficial en el Congreso.

El martes por la tarde el Ejecutivo presentó su proyecto para subir el mínimo no imponible de Ganancias. Allí, establece una suba del 15% del mínimo, que se iría a $ 21.712 para solteros sin hijos y a $ 25.231 para casados con dos hijos. El del FR, que todavía no se hizo público, lleva la primera cifra a poco más de $ 30 mil y la segunda a $ 48 mil. Según se explicó en ese espacio, el proyecto no tendría un impacto fiscal para las arcas del Tesoro porque incluye gravar la renta financiera y del juego para cubrir el excedente a lo que está dispuesto a afrontar el Gobierno ($ 27 mil millones fue lo acordado con los gobernadores).
En el interbloque de Cambiemos aseguran que debatirán en comisión el proyecto del Ejecutivo, junto a los presentados por otros diputados que todavía tengan estado parlamentario. Y que el objetivo es aprobarlo durante las sesiones extraordinarias a las que convocará Macri.

Nicolás Massot y Mario Negri, de las principales espadas de Cambiemos.

Nicolás Massot y Mario Negri, de las principales espadas de Cambiemos.

De esa manera, creen que la sesión especial del jueves terminará siendo una puesta en escena de la oposición, en la que juntarán quórum, intentarán tratar el tema sobre tablas (ya con la presencia de todo el oficialismo), pero como no conseguirán los dos tercios no habrá debate y se limitarán a declarar en contra de la postura del Gobierno. Caso contrario, si la oposición da el batacazo y consigue los dos tercios, o si el artilugio massista surte efecto e incorporan Ganancias en el marco de otro proyecto, Cambiemos tendrá que prepararse para una fuerte derrota parlamentaria.

Fuente: Border Periodismo

Te puede interesar