"Estamos ante un Presidente que ha apretado el acelerador del gasto público"

ECONOMÍA 23/11/2016
El economista Miguel Ángel Broda realizó un diagnóstico de la salud de la economía argentina. Su pronóstico sobre el tipo de cambio.

El economista Miguel Ángel Broda realizó un diagnóstico sobre la salud económica argentina en el que observa "un Presidente que ha apretado el acelerador del gasto público" para asegurarse un triunfo en las elecciones del próximo año. Y alertó sobre la política fiscal expansiva que promueve el atraso cambiario, con "un dólar barato, mucha facilidad para importar y mucha dificultad para exportar".

"Va más o menos", aseguró. Para Broda, el triunfo de Mauricio Macri abrió una extraordinaria confianza afuera y una esperanza adentro. Sin embargo, las asignaturas que el Presidente está dejando de lado "por ganar las elecciones del año que viene", debilitaron las expectativas de que había un cambio de régimen.

Según el economista, en el Gobierno "está convencidos que con los multiplicadores fiscales y el plan felices se van a ganar las elecciones; y la verdad es que se han pospuesto cambios muy importantes en la forma de ganar dinero".

"Hemos tenido una recesión típica de 4 o 5 trimestres, que comenzó en el 4° trimestre del año pasado. La mayoría de los economistas pensábamos que se iba a tocar fondo en el 3° trimestre pero la economía siguió cayendo. El mix de política fiscal extraordinariamente expansiva y política monetaria –que intenta bajar la inflación– contractiva, genera una recuperación menor a la que estamos acostumbrados cíclicamente en Argentina", señaló.

Según Broda, "estamos frente a un presidente no peronista que tiene que ganar las elecciones y ha apretado el acelerador del gasto", algo que nunca vivió. "El incremento del gasto devengado, en las últimas cuatro semanas, creció al 66% comparando el mismo periodo de este año con el del año pasado. Y los datos de octubre son que el gasto sigue acelerándose", advirtió.

El economista indicó que en la actualidad hay "un incremento del déficit primario mayor que el promedio de incremento que tuvo el segundo gobierno de Cristina Kirchner" y aconsejó salir de la larga decadencia en la que está sumergida mirando a países que lograron revertir su historia, como Chile, Australia o Polonia.

"Este nivel de gasto público es insostenible. Se necesitan una serie de reformas, comenzando por la reforma del Estado. Estado de 45 puntos del PBI implica presiones tributarias que no atraen a la inversión", advirtió Broda.

En este sentido, recordó que se hicieron promesas para dar un marco de institucionalismo fiscal bajando impuestos distorsivos, y que se dijo que el gasto no iba a crecer por arriba de la inflación, cosas que hasta ahora no se han cumplido. "Todo lo que no es políticamente correcto no se hace y así no se puede cambiar la historia", ironizó.

Según su opinión, existe cierta frustración de quienes creían que este sería un punto de inflexión en la historia. "Un presidente que se asume que lentamente va a llevar a la Argentina a un país normal, es en realidad un presidente con aspiraciones bajas", sentenció. De todas maneras, aseguró que "estamos mucho mejor que si hubiera perdido" Macri y anticipó que posiblemente haya "una reactivación el año que viene", aunque "apenas servirá para compensar lo que se cayó este año".

"Acá hay más componentes políticos que económicos. Probablemente la elección del año que viene no la defina la economía. La reactivación va a ser lenta y la sociedad la va a percibir con rezagos. Eso que todos pensaban que el semestre anterior –a los comicios– iba a ser el cabo electoral del oficialismo, probablemente no dañe al oficialismo pero no sea lo que dé vuelta la historia", agregó.

Broda también advirtió sobre las fallas en la comunicación de las medidas que se toman y puso el ejemplo de Australia, que llegó a ser el 5° país del mundo y cayó al puesto 18°. "Un presidente sindicalista decidió cambiar la historia y llamó a la gente que en el mundo más sabía de las cosas que había que hacer. Le dijeron: hagan lo que tienen que hacer, pero expliquen, escriban en los diarios, vayan a la televisión, muestren que hay costos iniciales que hay que pagar para tener beneficios más grandes después. En Argentina nadie está dispuesto a pagar ese costo", advirtió.

“Tenemos un dólar muy barato, que no es una buena noticia”, advirtió Broda
“Tenemos un dólar muy barato, que no es una buena noticia”, advirtió Broda

Atraso cambiario

El economista alertó sobre la política fiscal expansiva que promueve el atraso cambiario, con "un dólar barato, mucha facilidad para importar y mucha dificultad para exportar". "Todo está agravado por la apreciación reciente del peso que se ha devaluado mucho menos que nuestros socios comerciales. Trump le dio un empujón a la pérdida de competitividad argentina importante", señaló.

Broda responsabilizó por esta situación a "la configuración macro elegida por Macri, que aún con tipo de cambio flotante, lleva a una tendencia a la apreciación del peso". "Sobran dólares y faltan pesos", señaló.

"Es cierto que si se da vuelta el mundo y salen los capitales de la región, o si a los argentinos se les deterioran fuertemente las expectativas y el deporte nacional pasa a ser de nuevo la fuga de capitales, vamos a tener ajuste de la tasa del tipo de cambio, pero por ahora tenemos una apreciación del peso muy simple", agregó.

En este sentido, Broda recordó que el promedio del tipo de cambio de los últimos 60 años en pesos a hoy es de $21,10, que el promedio de los últimos 20 años es de $19,60; y que el día que asumió Roberto Lavagna como ministro de Economía es $32,50 a hoy. "El promedio 2003-2008, el súper dólar, que la verdadera heterodoxia creía que era el real, el estable, que necesitamos para proteger el valor agregado en Argentina, hoy es 26,80 pesos".

Según el economista, para sostener una política fiscal expansiva y al mismo tiempo bajar un poco la tasa de inflación, que era insostenible, el Gobierno ha sustituido las fuentes de financiamiento. "Menos BCRA y más dólares. Tanto en colocación de títulos denominados en dólares como en denominados en pesos, y eso genera un sesgo al atraso cambiario", alertó.

"La política macro elegida por Macri tiene como resultado la apreciación del peso y lleva a que todo el mundo esté pensando en viajar, en las vacaciones fuera de Argentina y en comprar por internet".

En este sentido, recordó su reciente paso por los Estados Unidos, durante la semana de las elecciones. "Tuve que volver con una escala porque no había directo. Caminando por la 5° Avenida te gritaban: 'Miguel, ¡cómo nos va!', parecía que estuviéramos en la cancha. Es una cosa desesperante".

Su conclusión final fue: "Tenemos un dólar muy barato, que no es una buena noticia. Pero hemos decidido tener política fiscal expansiva, financiada con ahorro externo, que –excepto que se deterioren fuertemente las expectativas- nos genera un dólar barato, mucha facilidad para importar y mucha dificultad para exportar".

Fuente: Infobae

Te puede interesar