Ganancias: Para la oposición, el proyecto sabe a poco y será un piso para discutir

POLÍTICA 23/11/2016
Los bloques opositores intentarán imponer su proyecto mañana en Diputados pero, si no lo logran, exigirán que haya cambios superadores para aprobar el texto oficial

Cuando finalmente el tan esperado proyecto oficial para reformular el Impuesto a las Ganancias ingresó ayer a la tarde en la Cámara de Diputados, muchos opositores y algunos oficialistas se mostraron incrédulos. En medio de la ofensiva del massismo para tratar una propuesta mucho más ambiciosa, la iniciativa oficial tuvo gusto a poco y nacía anoche entre la oposición peronista un consenso: si el jueves no hay media sanción de otro proyecto superador, la propuesta del Ejecutivo será apenas un piso desde el cual negociar.

Aunque hubo un intento del oficialismo por contener la avanzada opositora, naufragó sin éxito en medio de las declaraciones del jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien le apuntó directamente a Sergio Massa, impulsor de la movida. "Más allá de las declaraciones en las últimas cuarenta y ocho horas, va a haber una responsabilidad de Massa. No vemos razones por las cuales van a dejar de ser responsables", dijo el funcionario durante una conferencia de prensa con el ministro Rogelio Frigerio, al salir de una reunión de gabinete que encabezó el presidente Mauricio Macri. Horas antes, Peña había acusado al diputado de "demagogo" y de "hacer un show mediático"; cuestionamientos a los que se sumó la oficialista Elisa Carrió a través de las redes sociales. Una estrategia de acercamiento al menos llamativa.

La gran distancia entre la propuesta que delineó la Casa Rosada y las ambiciones del Frente Renovador y el resto de la oposición dejaron a las espadas del interbloque Cambiemos sin posibilidades de negociar. Así, la estrategia del oficialismo de cara al jueves se mantenía anoche inalterable: usar el tercio de sus bancas en la Cámara de Diputados para evitar que la oposición pueda discutir una reforma de Ganancias en el recinto que no sea la oficial.

En ese punto se anticipaba una discusión reglamentaria, ya que los principales armadores del massismo, bajo la tutela de Graciela Camaño, buscaban resquicios que les permitan argumentar en el recinto en contra del requisito de los dos tercios para tratar los proyectos que no tuvieron dictámenes de comisión. En el interbloque Cambiemos preparaban las respuestas para esos planteos.

Según el escenario que había quedado planteado anoche, la oposición logrará mañana el quórum para abrir la sesión gracias a los diputados del Frente Renovador, el PJ-Frente para la Victoria, el interbloque Progresistas, el bloque Justicialista y el Movimiento Evita, entre otros. Una vez abierta la sesión, se espera que el oficialismo baje al recinto a enfrentar la discusión reglamentaria y, según la orden de la Casa Rosada, imponer su tercio para evitar que se discuta Ganancias.

En sesiones de este tipo suele haber sorpresas, pero si todo sale como se prevé, el oficialismo lograría cortar el debate.

En ese caso, la discusión sobre la reforma de Ganancias quedará circunscripta a las comisiones, con la propuesta oficial como proyecto principal. Y es allí donde la oposición intentará hacer valer su acuerdo, para forzar cambios mayores a los que propone el Gobierno.

Fuente: Cronsita

Te puede interesar