El Gobierno propuso subir 15% el mínimo no imponible de Ganancias desde 2017

POLÍTICA 23/11/2016 Por
Finalmente el Poder Ejecutivo presentó en Diputados la iniciativa que grava los ingresos de más de dos millones de trabajadores
?op=resize&url=https%3a%2f%2fs3.amazonaws.com%2farc-wordpress-client-uploads%2finfobae-wp%2fwp-content%2fuploads%2f2016%2f11%2f22114721%2fConferencia-Industrial-UIA-1920-5

La propuesta a la que tuvo acceso Infobae da cuenta en su artículo 1 de que el punto de partida de las deducciones de las ganancias netas de los trabajadores asalariados, jubilados y pensionados, y también para quienes desempeñan su actividad en forma independiente, se elevó a $48.668 siempre que sean residentes en el país.

A ese monto se podrán agregar las denominadas "cargas de familia"; por cada hijo menor de 18 años la suma de $22.872 por año, "siempre que sean residentes y que no tengan en el año entradas superiores a $48.666, cualquiera sea su origen y estén o no sujetas al impuesto".

Un monto similar se permitirá como deducción especial.

De ahí surge que, de aprobarse la iniciativa del Poder Ejecutivo Nacional, en 2017 pagarán Ganancias los asalariados que ganen más de $21.712 netos sin hijos y $25.231 netos para el trabajador casado y con dos hijos menores. Significa un aumento de la base imponible de 15%, respecto de los valores actuales.

Una modificación clave de la propuesta del Gobierno es que los asalariados alcanzados por el Impuesto a las Ganancias ya no podrán deducir a sus cónyuges, ni tampoco a padres y abuelos, mientras que en el caso de los hijos se reduce la edad máxima a cargo de 24 a 18 años, para "homogeneizar con la edad contemplada por el Régimen de Asignaciones Familiares y la Asignación Universal por Hijo para Protección Social".

Mientras que la eliminación de las deducciones para familiares a cargo en relación ascendente, hasta bisabuelo, se justificó en la "ampliación de la cobertura previsional, que pasó de niveles de 57% a 93,8% actualmente", desde la última modificación en 1997.

Finalmente, se propone reducir la tasa de entrada al impuesto, del 9% al 5%, y luego avanza progresivamente de a 5 puntos porcentuales, hasta el tope de 35% para los ingresos superiores a $703 mil, que pagarán una base de 148.150 pesos.

La iniciativa destaca que para los casos de los "nuevos contribuyentes que superen el mínimo no imponible empezarán a tributar una alícuota reducida de 2%, para el primer período fiscal".

Fuente: Infobae

Te puede interesar