A un año del histórico ballottage, los cinco cambios del Gobierno de Macri

NACIONALES 22/11/2016
El 22 de noviembre de 2015 Mauricio Macri venció a Daniel Scioli en las elecciones, con el 51,34 % de los votos y se convirtió en Presidente.

La obra pública se convirtió en los últimos doce meses en uno de los focos de la gestión de Mauricio Macri. En sus últimos actos junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal aseguró que el objetivo del 2017 es “empezar cada mañana inaugurando una obra distinta”. Casi en el primer año de gestión, Macri reactivó varias obras paralizadas durante la administración K, como el soterramiento del ferrocarril Sarmiento, anunciado por Cristina y Néstor Kirchner más de cinco veces.

La reactivación de la obra pública

Su plan de obras públicas incluye, además de la mejora de rutas y caminos, una importante inversión en el norte, con el Plan Belgrano, que comanda el radical José Cano. Meses atrás, Macri sostuvo que la construcción había comenzado una reactivación, al asegurar que había crecido la producción de cemento.

En sus últimos discursos donde inauguraba obras, el presidente reiteró en varias ocasiones que “la obra pública debe ser sinónimo de alegría y no de corrupción”. “Se terminó la época en la que la obra estaba ligada a la corrupción”, lanzó tiempo atrás, en clara alusión a los casos que investiga la Justicia, como el del empresario Lázaro Báez y el de José López.

Sin ir más lejos, días atrás el macrismo logró aprobar en el Congreso la Ley de Participación Pública Privada (PPP), una iniciativa que crea un nuevo régimen para inversiones en obra pública y que era reclamada por el propio Macri

La fuerte suba en las tarifas

Los servicios públicos fueron los que más aumentos percibieron en el último año. Días después de vencer en el ballottage a Daniel Scioli, Macri asumió como presidente y el verano quedó teñido por los incrementos en la energía eléctrica. Finalmente se demoró varios meses hasta imponerlo, audiencia pública de por medio.

De todos modos, uno de los incrementos que más dolores de cabeza le dejó al Ejecutivo fue el del servicio del gas, con denuncias por irregularidades en la importación desde Chile que apuntan hacia el ministro de Energía, Juan José Aranguren. Las naftas también tuvieron sucesivos aumentos en lo que va del año.

El transporte público fue uno de los más golpeados por el incremento en las tarifas. Trenes, colectivos, peajes y subtes fueron alcanzados a lo largo del año. En algunos casos las subas fueron de hasta el 100 por ciento, y en promedio fueron de entre el 40 y el 70 por ciento.

Un giro en la política de medios estatales

El esquema de los medios públicos también cambió por completo. El más paradigmático fue el fin del ciclo K, 6,7,8, que se emitía por la TV Pública. Allí el canal estatal hizo una apuesta a un programa de discusión política con entrevistados y panelistas, La Quinta Pata, que no tuvo demasiado éxito en materia de rating.

También hubo un giro de 180 grados en la gerencia informativa, se replanteó el programa de política internacional que se emitía los sábados y se diseñaron nuevos programas para la tarde.

En la radio estatal también hubo un importante cambio: la mayoría de los conductores no continuaron con sus ciclos diarios en la programación de la AM 870. Incluso hubo un enfrentamiento caliente entre las nuevas autoridades y aquellos conductores cuyos contratos artísticos fueron cesanteados: allí se produjo el famoso “te revisamos el Twitter”, que le admitió la nueva directora de la emisora, Ana Gerschenson, a Jorge Halperín.

En las FM también hubo un importante giro de la programación. La dirección artística de Nacional Rock quedó en manos de Bobby Flores, que buscó conductores vinculados a la música para programas que se emiten una vez por semana, como Iván Noble, Gillespi, entre otros.

Despidos en el Estado

El empleo público también quedó bajo la lupa desde la llegada deMauricio Macri al poder. Desde el Gobierno se decidió revisar los contratos de todos los trabajadores que formaban parte de la administración estatal, sobre todo el personal que se encontraba bajo la modalidad de contratos.

El empleo público quedó bajo la órbita del Ministerio de Modernización, que conduce Andrés Ibarra. Solo en los primeros meses de la gestión hubo unos 11 mil contratados que fueroncesanteados. Luego, la cifra aumentó. Aunque no hubo estadísticas muy claras, sí hubo sondeos que remarcaron que entre el sector público y el privado hubo más de 100 mil despidos.

Lo curioso es que según el Ministerio de Trabajo, el Estado aumentó un 2,5 por ciento su planta de empleados públicos, las provincias lo hicieron un 2,2 y los municipios un 3,3 por ciento. Entre diciembre y julio, según la cartera que conduce Jorge Triaca, el empleo público creció un 1 por ciento.

Un año repleto de causas en Comodoro Py

Una constante de los últimos meses fueron las sucesivas causas judiciales por las que debieron - y aún deben - desfilar decenas de ex funcionarios de la administración K, incluida la propia ex presidenta, Cristina Kirchner, y sus ex funcionarios más allegados, como Julio De Vido.

Una de las causas por las que debieron declarar Cristina, Lázaro Báez,De Vido y José López, entre otros, fue impulsada por la nueva gestión, a partir de un informe detallado sobre las obras de Vialidad Nacional, el organismo que detalló que hubo un reparto discrecional de la obra hacia Báez.

Días atrás el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que “el gobierno no persigue a Cristina” con las causas por corrupción. Entre tantas causas, el macrismo también quedó involucrado en varias denuncias. Una de ellas es la que investiga a la vicepresidenta, Gabriela Michetti.

Es que tras sufrir un robo en su casa, se inició una causa judicial en manos del fiscal Guillermo Marijuan que busca determinar el origen del dinero robado en la vivienda de Michetti. Ayer, la funcionaria dijo estar “tranquila” con esa investigación. “Entregué todas las pruebas a la Justicia”, señaló en las últimas horas.

Fuente: BigbangNwes

Te puede interesar