Trump se retirará del tratado comercial del Pacífico nada más llegar al Gobierno

INTERNACIONALES 22/11/2016
El presidente electo anuncia un paquete de medidas para los primeros 100 días que no incluyen el muro con México ni el fin de la reforma sanitaria de Obama.

Adiós al tratado comercial con el Pacífico, más restricciones en inmigración y nuevas incompatibilidades entre los grupos de presión y los políticos de Washington, así comenzará el nuevo Gobierno de Donald Trump en Estados Unidos. El presidente electo emitió este lunes un comunicado en vídeo en el que anuncia un paquete de medidas para los primeros 100 días de su mandato, que arranca el 21 de enero, y certificó la muerte de la alianza económica estrella que impulsó Barack Obama. No menciona, en cambio, medidas cruciales de su campaña, como las deportaciones masivas de extranjeros irregulares, la construcción del muro con México o el fin de la reforma sanitaria de Obama.

El empresario neoyorquino, un republicano heterodoxo, ha llegado a la Casa Blanca con la promesa de poner "a América primero", y eso, en versión trumpiana, pasa, para empezar, por embridar la apertura comercial estadounidense y apostar por negociar nuevos pactos bilaterales frente a los grandes tratados. "Voy a emitir una notificación de intenciones para retirar el Asociación Transpacífica [TPP, en sus siglas en inglés], un desastre potencial para nuestro país. En su lugar, negociaremos acuerdos comerciales bilaterales justos que devuelvan los empleos industriales a orillas de América", señaló Trump.

El TPP, firmado en 2015, establecía un nuevo marco de libre comercio entre 12 países del Pacífico, liderados por Estados Unidos y Japón, pero que no incluía a China. El descuelgue de la primera potencia marcó este fin de semana la cumbre de Asia-Pacífico (APEC), que acabó con una declaración en defensa de libre comercio como respuesta a la retórica de Trump.

El presidente saliente, Barack Obama, firmó esa declaración, muy consciente de que su proyecto comercial estaba ya herido de muerte. De hecho, una vez pasadas las elecciones, renunció a llevarlo al Congreso para su ratificación. El presidente chino, Xi Jinping, advirtió durante la cumbre en Lima que el gigante asiático está dispuesto a asumir más aperturismo, lo que deja a Estados Unidos fuera de ese papel central.

El giro proteccionista de Estados Unidos no es exclusivo de Trump. El programa de la demócrata Hillary Clinton incluía a su vez revisar el TTP para mejorar la protección de los intereses estadounidenses. El presidente republicano también ha dicho que quiere renegociar el acuerdo con México y Canadá (Nafta, en sus siglas en inglés), que ve como un destructor de empleo.

Ni muro ni deportaciones

Trump también confirma en su plan para los primeros 100 que habrá más mano dura con la inmigración. El comunicado no menciona las deportaciones de los indocumentados ni el famoso muro de separación con México, pero sí dedicará al Departamento de Empleo a "investigar todos los abusos de los programas de visado que minan al trabajador estadounidense".

"Mi agenda estará basada en un principal básico sencillo: poner a América primero", afirma el próximo presidente de Estados Unidos, cuya campaña electoral transcurrió a lomos de mensajes muy nacionalistas y, en ocasiones, racistas. 

En energía, Trump afirma que cancelará "restricciones destructivas para el empleo", lo que incluye el shale gas y el carbón limpio, lo que, en su opinión, "creará mucho millones de puestos de trabajo bien pagados". También rebajará la carga regulatoria, dice, con una norma según la cual "por cada nueva regulación, dos antiguas tendrán que ser eliminadas".

El Gobierno de Trump también comenzará sus reformas en materia de seguridad nacional con una plan de protección ante posible ciberataques de las infraestructuras vitales. Por otra parte, llevará adelante un prometido plan para combatir la corrupción política -"Drenar el pantano", lo ha bautizado- con la prohibición de que cualquier empleado de la Administración pueda convertirse en lobista durante los cinco primeros años después de dejar el servicio público.

Esta lista de acciones ejecutivas, según Trump, ha sido elaborada por su equipo de transición. Mientras, el presidente electo prosigue su ronda de reuniones en la Torre Trump de Nueva York para formar un nuevo Ejecutivo.

Fuente: El País

Te puede interesar