Un documento oficial reconoce que 44 proyectos mineros violan la ley de glaciares

NACIONALES 22/11/2016
Las organizaciones Greenpeace, FARN y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas denunciaron que hay 44 proyectos mineros que violan la ley de glaciares.

Lo hicieron a partir de un informe técnico del Ministerio de Ambiente de la Nación que encontraron entre los documentos recabada por el juez federal Sebastián Casanello. Infobae entrevistó a tres referentes de esas ONG.

– Siempre se supo que había proyectos mineros violando la ley de glaciares. ¿Por qué hicieron ahora la denuncia?

– Gonzalo Strano (Greenpeace): Las organizaciones tuvimos acceso a un documento oficial secuestrado por Casanello que da cuenta que sobre el 10% publicado del inventario nacional de glaciares, si se superpone con el mapa de los emprendimientos mineros del país, se encontrarían 77 emprendimientos, de los cuales 44 están sobre ambiente glaciar y periglacial. Estos proyectos están en distintos grados de avance. Algunos sólo tienen permiso, otros están explotando y otros funcionando, en una clara violación a la ley de glaciares, como el caso de Veladero, de Barrick Gold, en San Juan.

– ¿Cuál es el riesgo de que haya emprendimientos mineros cerca o sobre ambientes glaciares y periglaciales?

– Enrique Viale (Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas): En realidad lo que hay es una clara violación a la ley. El riesgo es absoluto y por eso la ley es muy sabia, ya que prohíbe expresamente la actividad minera en esas zonas, ni siquiera hay que probar algún impacto. Estos lugares son verdaderas fábricas de agua. Son los lugares que terminan dándole ese vital elemento a casi todos los ríos del país. Tiene una función muy grande, probada científicamente y más en el marco de un cambio climático global. Son verdaderos santuarios que, como dicen las asambleas, valen mucho más que el oro.

– El titular de la Cámara de Minería de San Juan, Jaime Bergé dijo recientemente que en la cordillera sólo está el 1% de las reservas de agua, que no es tanta agua, que no entiende por qué hacen tanto lío. ¿Qué piensan?

– Viale: Bergé nos tiene acostumbrados a esto. Es el famoso dirigente minero que dijo que se podría tomar un vaso de cianuro y no pasa nada. No se lo tomó nunca, pero dijo que se podía. Yo le preguntaría si quiere cumplir la ley, más allá de que lo que dice es un disparate, porque los glaciares regulan el ciclo hidrológico, la función de los glaciares es enorme. El problema es que van corriendo la línea y no quieren cumplir la ley: primero decían que la actividad no estaba (en zonas prohibidas) y ahora que hay un documento público que lo demuestra, el objetivo es decir "estamos, pero bueno, no es tan malo".

– Pía Marchegiani (FARN): Es el agua que alimenta todas las actividades económicas. De la cordillera hacia abajo fluyen todos los ríos. Tratar de especular con el número es un exceso. Si el agua viene contaminada, se arruina todo lo que pasa aguas abajo.

– En San Juan, vinculado a esto que plantea Marchegiani, los defensores de la megaminería buscan llevar el tema a un plano local y les molesta que se hable a nivel nacional. ¿Cómo creen que debería manejarse el tema?

– Strano: Tener una mirada local es una mirada simplista, es pobre. Los ríos sobre los cuales trabaja Barrick Gold pertenecen a la cuenca del Desaguadero que desemboca en el océano Atlántico. Cuando decimos que los glaciares son un recurso para todo el país, lo decimos en este sentido: lo que pasa allí repercute en todo el país. Del 100% del agua del planeta, sólo el 2% es potable. Y de ese 2%, el 80% está en los glaciares. No hay dudas de que la ley es muy sabia y por eso dice que los glaciares son un recurso que se tiene que proteger.

– ¿Por qué no se aplica la ley de glaciares, pese a que fue aprobada hace seis años?

– Viale: Por los intereses. Hay intereses económicos muy grandes, y uno de ellos lo representa la empresa Barrick Gold. La presión es enorme sobre el gobierno anterior y el gobierno actual, y las consecuencias son las mismas: la no aplicación de la ley para favorecer a los grandes emprendimientos mineros. No quieren ningún tipo de limitación.

– ¿Qué debería pasar ahora que al menos hay una prueba legal, que es un documento del Estado mismo reconociendo que hay emprendimientos mineros violando la ley?

– Strano: En primer lugar, tiene que cerrar la mina Veladero. Es la mina más grande, trabajando en un ambiente periglacial, admitido por el Ministro de Ambiente en una conferencia de prensa. Por eso no se entiende cuánto más necesitan de tiempo para proceder como autoridad de aplicación de la ley para cerrar este emprendimiento. De haberse aplicado la ley de glaciares en tiempo y forma nos podríamos haber vitado la catástrofe ambiental más grande en relación a minería que tuvo nuestro país, que fue el derrame de más de un millón de litros de solución cianurada en los ríos sanjuaninos el 12 y 13 de septiembre del año pasado. Este año nos enteramos de un nuevo derrame, lo que demuestra una falta de control absoluto.

– Marchegiani: Hay otros dos temas. Uno es la cuestión presupuestaria: los temas ambientales vienen siendo constantemente desfinanciados, lo que no permite avanzar en tareas de protección. Y por otra parte, hay que ver que mientras hay esfuerzos para proteger los glaciares, al mismo tiempo se anuncian inversiones por 20 mil millones en proyectos mineros, o sea, se sigue jugando este doble juego. Como país no podemos seguir permitiendo esta dicotonomía constante.

– Muchas veces desde el sector político y empresarial se lleva la discusión a la supuesta creación de puestos de trabajo y beneficios económicos de la megaminería, lo que deriva en un doble juego: a la gente le dicen "esto puede o va a generar daños, pero también va a generar trabajo". ¿Qué piensan?

– Viale: No hay región en el mundo que tenga un verdadero desarrollo socioeconómico con la gran minería. Por el contrario, es la historia de América Latina o de África: los lugares en los que se asienta la megaminería son los lugares más pobres de la región. Esto pasa en Perú, en Chile y en Argentina, donde después el primer emprendimiento de gran minería, que fue Bajo La Alumbrera, después de 20 años de explotación, Catamarca es una de las provincias más pobres de la argentina. Lo mismo podemos decir de San Juan, que es la provincia más pobre de su región. En San Juan la gran minería emplea a menos del 1% de la población económicamente activa. No es trabajo versus ambiente. Es saqueo y contaminación contra ambiente y naturaleza.

– Siempre se menciona el caso de Veladero que de alguna manera pasó a ser paradigmático, pero qué otros emprendimientos afectan o pueden afectar glaciares y ambientes periglaciales. 

– Strano: Hubo un reciente anuncio sobre un megaproyecto, que es Constelación, en San Juan, también.

– Perdón, Constelación no está dentro de esos 44 que denunciaron

– Strano: No está mencionado, pero sí están parte de los proyectos que van a formar Constelación, que es la unión de varios proyectos mineros, que aspira a ser uno de los proyectos más grandes del mundo, binacional, compartido con Chile, como Pascua Lama, que está a pocos kilómetros de Veladero y fue frenado por la justicia chilena porque ya se encontró en la etapa de construcción daño e impacto sobre los glaciares. Para darnos una idea de cómo funciona el gobierno de San Juan, cuando se anunció el cierre de Pascua en chile, el ex gobernador (José Luis) Gioja anuncia que va a continuar con Lama en Argentina, sin Pascua.

– Marchegiani: Sobre el gobierno de San Juan hay que recordar que tenemos un basurero minero que está funcionando con autorización en Chile. La responsabilidad recaería en Chile, sobre una minera de Chile, y sin embargo las medidas que se toman son insuficientes. No se tiene en cuenta la importancia ambiental.

– ¿Qué piensan del rol de la Justicia en el tema glaciares, tanto a nivel local como federal?

– Viale: Los dos derrames fueron una buena prueba de eso. Las justicias locales tienen una connivencia con los poderes económicos y políticos. La gran minería no es sólo sinónimo de degradación ambiental, sino institucional. El juez (Pablo) Oritja de San Juan es una muestra de eso: un juez que hizo todo lo necesario para garantizarle la impunidad a Barrick Gold. Sí hay que remarcar la actitud de la justicia federal a través del juez Sebastián Casanello, que hizo cosas que nunca antes hizo la justicia, que hizo subir por primera vez a un experto independiente a una mina y está abriendo una causa que marca un antes y un después. Fue Casanello el que impulsó los operativos, del que salió mucho material que estaba oculto, como este documento a partir del cual hicimos la denuncia.

– ¿Qué autoridades deberían hacer cumplir la ley de glaciares?

– Viale: El ministro Sergio Bergman es la autoridad de aplicación.

– Marchegiani: El Ministerio de Ambiente tiene un rol importante, su principal función es tomar las medidas para la protección de los glaciares, pero el inventario es sólo una herramienta y no es la única, hay otras medidas que tienen que ser empleadas. También está el Cofema (Consejo Federal de Medio Ambiente), por ejemplo, que le pedimos información y le tiró la pelota al Ministerio de Ambiente.

– Desde Greenpeace iniciaron una campaña de colecta de firmas y la Casa Rosada respondió de manera automática esos mails. Lo importante de esto es que permitió ver la postura del gobierno. ¿Qué opinan de esas respuestas?

– Strano: Nosotros armamos un sitio que es chauveladero.org, en el que invitamos a la gente a sumarse, lo que implica mandar un mail reclamanándole al presidente Macri el cierre de Veladero y el cumplimento de la ley de glaciares. La Casa Rosada ha mandado respuestas a cada uno de los participantes mintiendo. En primer lugar, nos dice que se estaba trabajando en el presupuesto y echaba responsabilidad al gobierno anterior sobre lo presupuestario. Y decían que los resultados de los análisis que tenían del derrame ocurrido el año pasado no demostraban contaminación alguna. Utilizaba palabras como "no quedan registros de cianuro". Y claramente es así, porque el cianuro se termina evaporando. Pero ahora hay que medir los otros metales pesados en los ríos. Hoy cinco ríos están contaminados con arsénico, plomo, cobre, mercurio, un montón de metales pesados producto del derrame. El inventario de Lama-Veladero fue publicado en esa conferencia en la que el Ministro de Ambiente reconoció 400 cuerpos de hielo en esa zona, pero el inventario llega tarde. De haberse realizado en tiempo y forma, hoy esos cinco ríos no estarían contaminados.

Fuente: Infobae

Te puede interesar