La industria terminará el año con una caída de 4,5% y 50.000 empleos menos

ECONOMÍA 18/11/2016
A tres días de la 22º Conferencia Industrial, el empresario se refirió a los problemas de competitividad y reclamó reactivación del mercado interno. Dudas sobre Brasil

La caída de la industria este año superará todos los pronósticos previstos por la UIA. Con los magros datos de los primeros nueve meses del año, la entidad pronostica que 2016 cerrará con una retracción de la actividad manufacturera del 4,5%, 50.000 empleos menos que el año pasado y una capacidad ociosa del 40%.

Así lo manifestó el presidente de la central fabril, Adrián Kaufmann, en una rueda de prensa organizada ayer, a tres días del inicio de la 22º Conferencia Industrial en Parque Norte que lleva el lema "Industrialización=Progreso social. Inversión productiva y empleo de calidad como motores del desarrollo". El empresario recalcó que el principal problema que tiene hoy la industria es la caída del mercado interno y los "enormes problemas de competitividad", que no se resuelven sólo con un aumento del dólar.

Presión tributaria, costos logísticos, financiamiento, importaciones y apertura comercial son algunos de los ejes de discusión que se encararán en el seminario de la semana próxima, de la mano de expositores de la industria y del sector público. Cómo generar empleo de calidad para potenciar la inversión será otro de los focos de debate, así como también cómo impacta la industrialización en el objetivo de "Pobreza cero" que se fijó el gobierno de Mauricio Macri.

Kaufmann hizo referencia a algunos de los problemas que afectan a la industria y que la vuelven poco competitiva. Enfatizó que las fábricas son muy productivas puertas adentro y que el problema comienza cuando los productos salen, aún con los salarios en dólares más altos de la región. "El tipo de cambio está atrasado y las tasas son altas. Eso no ayuda a la competitividad", señaló el dirigente, pero agregó que además la industria tiene "la mayor presión tributaria de los últimos quince años" y que "también el costo logístico se duplicó" en ese tiempo.

"Un alimento tiene 41% de impuestos. Si se le suma la logística, te da que el 70% del costo final de un producto pueden llegar a ser esos dos componentes. Es un problema grave que hay que resolver", se quejó el presidente de la UIA. A su vez, recalcó que en un panel dedicado especialmente al tema tributario la entidad presentará una batería de propuestas para que el Gobierno tome nota y pueda estudiar.

Acompañado por el presidente de la Conferencia y vicepresidente Pymi de la entidad, Miguel Acevedo, Kaufmann recordó que en febrero pronosticaban una merma de la actividad industrial del 3,5%, porcentaje que ahora se elevó a 4,5% fruto de que todavía no se perciben los "brotes verdes" y la recuperación está tardando más de lo previsto en llegar. La retracción de septiembre fue del 7,6%.

Para 2017, la entidad espera un crecimiento, aunque difícil de estimar de cuánto por las dudas que todavía hay respecto de la recuperación brasileña. La industria es muy Brasil dependiente, por lo que incide enormemente la evolución de la economía en el vecino país.

De todos modos, analizan como dato positivo la desaceleración de la inflación y ven factible alcanzar una suba de precios promedio del 20%. Sería muy importante para el crecimiento –señaló Kaufmann– que además caigan las expectativas inflacionarias.

El empresario hizo especial referencia a la necesidad de reactivar el consumo interno, ya que las pymes dependen de eso y si no repunta, no habrá crecimiento de la inversión.

Acevedo se refirió a las importaciones. Señaló que hay sectores más afectados que otros, pero que no están viendo un ingreso masivo de productos del exterior. De todos modos, enfatizó que ante un 2017 en crecimiento, "hay que cuidarse de no hacer una apertura boba" por los antecedentes de la década del ‘90.

Fuente: Cronista

Te puede interesar