Buenas señales para Clinton en la votación por anticipado

INTERNACIONALES 28/10/2016
Más de 13,4 millones de estadounidenses votaron en decenas de estados del país, y datos oficiales apuntan a una clara ventaja de Clinton a nivel nacional y en estados clave.

Más de 13,4 millones de estadounidenses votaron ya por anticipado en decenas de estados del país, y datos oficiales apuntan a una clara ventaja de Hillary Clinton sobre Donald Trump a nivel nacional y en estados clave, así como a señales de fortaleza de la demócrata en territorios tradicionalmente republicanos.

La fuerte participación en la votación por anticipado de sectores del electorado más proclives a Clinton -afiliados demócratas, miembros de minorías y votantes jóvenes, entre otros- podrían dejar al republicano Trump sin posibilidades de alcanzar los 270 votos electorales necesarios para llegar a la Casa Blanca.

En base a estos datos, Clinton parece tener ventaja en Florida y Carolina del Norte, dos estados que Trump no puede renunciar, así como en otros clave como los cambiantes Nevada y Colorado y la republicana Arizona, donde sólo se ha impuesto un candidato presidencial demócrata en los últimos 64 años.

También hay signos prometedores para la ex secretaria de Estado en estados fuertemente republicanos, como Texas e incluso la fuertemente religiosa Utah, informó la cadena CNN. 

La votación por anticipado, ya sea presencial o por correo, ya está en marcha en 37 de los 50 estados del país. 

La cifra de más de 13,4 millones de votos ya emitidos hasta ahora es proporcionalmente mucho mayor que la emitida a esta altura en las últimas elecciones presidenciales de 2012, según el análisis de la cadena de noticias de los datos proporcionados por los diferentes estados.

En total, se espera que más de 46 millones de personas, casi el 40% del electorado, voten antes del día de los comicios, el 8 de noviembre.

En Carolina del Norte, luego de haber estado en desventaja en la votación por correo, los demócratas ha pasado al frente desde el inicio de la votación presencial, la semana pasada.

Del total de votos emitidos en ese estado del este, el 46% corresponde a afiliados demócratas y apenas el 29% a republicanos.

El estado fue por escaso margen para el republicano Mitt Romney en las elecciones de 2012, en las que fue reelecto el demócrata Barack Obama.

En Florida ya han votado por anticipado más de 2 millones de personas. La votación presencial empezó el lunes pasado, y los demócratas están empatados con los republicanos, en un 41%. 

El ritmo de votación es proporcionalmente mucho más rápido que en 2012 y 2008, cuando Obama ganó el estado, el más poblado y el más valioso, con 29 votos electorales, de todos los territorios clave.

En el oeste del país, Nevada, Colorado y Arizona, antes estados republicanos, este año son territorios en disputa. Todos son cruciales para Trump.

El número total de votos por anticipado en Nevada es menor por ahora que en 2012, pero la ventaja demócrata creció luego del comienzo de la votación presencial, la semana pasada. 

Del total de sufragios emitidos, un 46% es de afiliados demócratas y un 35% de republicanos.

El número de votantes blancos de edad más avanzada -uno de los fuertes de Trump- se redujo significativamente respecto a 2012, mientras que aumentó el de latinos y asiático-estadounidenses, dos sectores más demócratas.

En 2012, casi el 70% de los votos de Nevada se emitieron por anticipado. Obama ganó por 6 puntos porcentuales.

En Arizona los números de votantes por anticipado son mayores hasta ahora que en las últimas elecciones. 

De los más de 616.000 votos emitidos, el 37% es de afiliados demócratas y el 38%, republicanos. Un 25% corresponde a independientes.

A esta altura en 2012, los republicanos superaban a los demócratas por más de siete puntos. 

Este año se nota un incremento importante de la participación de votantes adultos jóvenes y latinos.

En Colorado, donde se ha estado votando por correo, los demócratas aventajan a los republicanos por 40% a 34% entre los 416.000 sufragios emitidos.

En 2012, a esta altura los demócratas estaban 10 puntos abajo de los republicanos.

Desde entonces, el número de votantes empadronados en el estado como demócratas ha pasado a superar al de republicanos.

La tendencia en el Oeste es una buena señal para los demócratas en dos bastiones republicanos, Utah y Texas.

En Utah, el número de votos es mayor que en este mismo punto en 2012, gracias en especial a los votantes de entre 22 y 49 años, según la consultora demócrata Catalist.

Los republicanos están casi empatados con los independientes, 38,6% a 38,5%. 

Esto podría significar que el candidato Evan McMullin, un republicano de Utah que va como independiente, está obteniendo el respaldo de republicanos descontentos con Trump.

Los demócratas están lejos con un 19,4%, pero su desempeño es mejor que en 2012, cuando los republicanos los aventajaban, a esta altura, por 58% a 13%.

En Texas, la votación por anticipado comenzó el lunes pasado, y hasta el martes pasado se emitieron 969.000, según datos de 15 condados, un incremento de un 46% respecto de 2012.

Los datos no especificaban la afiliación partidaria de los votantes. 

La campaña de Clinton cree que una alta participación, especialmente de latinos, podría darle una ventaja.

Gracias a los votantes blancos, Trump parece estar a la delantera en Ohio, Iowa y Georgia, estados que por sí solos no serán suficientes para que gane la Presidencia sin victorias en otros distritos demócratas.

En Ohio, los datos muestran una caída abrupta del número de votantes en condados fuertemente demócratas, como Cuyahoga y Franklin, respecto de 2012.

Los datos no discriminan a los votantes por afiliación.

Por raza, la porción de votantes blancos subió hasta el 91% respecto del 87% que registraba a esta altura en la última presidencial. El porcentaje de votantes afroestadounidenses bajó al 7% del 10% en 2012.

En Iowa, los demócratas lideran la votación por anticipado por 43% contra 35%. Pero la ventaja es menor que en 2012, cuando estaban al frente por 14 puntos. Obama ganó el estado por un 5%.

Y en Georgia, que no informa de afiliación de los votantes, aumentaron los sufragios emitidos, pero especialmente entre los blancos. Entre los afroestadounidenses, cayó al 31% del 24% en 2012, según Catalist.

Fuente: Télam

Te puede interesar