En la Rafaela sin agua ni cloacas, los vecinos pagan el impuesto a las ganancias del Intendente Castellano

LOCALES 20/10/2016
Esta mañana la figura de Radio Continental, Fernando Bravo, entrevistó al Concejal Germán Bottero sobre un escándalo que ya tomó relevancia nacional. Mársico fue el único que renunció a la devolución desde un primer momento.

El intendente de Rafaela, Luis Castellano, valiéndose de una artimaña, dispuso absorber hasta un 60% del pago del impuesto a las ganancias del personal municipal, y la medida se hizo extensiva a integrantes del Concejo.

La disposición es posible a partir de una resolución de AFIP que faculta a los empleadores, a hacerse cargo del impuesto. El decreto rafaelino firmado por el intendente, Luis Castellano, y aprobado por el Concejo Municipal, ratificando un acta acuerdo convenida con el Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM), por la cual el municipio, al liquidar haberes, se hace cargo del 60 % de lo que cada empleado debería pagar de Ganancias.

¿Quiénes se benefician? Unas 80 personas, empezando por el propio intendente, integrantes de su gabinete, concejales y planas jerárquicas tanto del Departamento Ejecutivo como del Legislativo comunal.

Lisandro Mársico fue el único que se opuso desde el primer momento en que ingresó al Concejo a esta estafa, y puso en alerta a sus pares de el Frente Progresista Cívico y Social.

El escándalo ya retumbó en el ámbito Nacional, y esta mañana Fernando Bravo, periodista de Radio Continental, entrevistó al Concejal Germán Bottero.

A continuación reproducimos la nota:



El argumento oficial es que la deducción del impuesto era "una problemática que preocupa a los empleados y a sus representantes, motivo por el cual tampoco es ajena al Municipio como empleador". Además, que "el impacto impositivo sobre las remuneraciones", era una "cuestión que se analiza en cada oportunidad que se discuten acuerdos salariales, en virtud de la disminución que efectivamente se produce en el salario percibido".

La medida abarca a todos los empleados, pero en la práctica afecta, por los montos, sólo a quienes más cobran. Obviamente, el dinero para hacer frente a este desembolso sale del bolsillo de los contribuyentes.

Con información de NotiExpress

Te puede interesar