Rusia promete seguir con los bombardeos en Siria y los rebeldes pro turcos avanzan

INTERNACIONALES 17/10/2016
La reunión del sábado en Suiza demostró que las potencias -principalmente Rusia y EEUU- no se ponen de acuerdo para frenar los ataques sobre Alepo y el conflicto se profundiza.

Al día siguiente de un nuevo fracaso diplomático internacional en Suiza, Rusia anunció este domingo que continuará con sus bombardeos aéreos sobre Siria, mientras los rebeldes que apoya la vecina Turquía continuaron avanzando sobre la norteña provincia de Alepo y ya controlan tres ciudades y varios pueblos. 

Al mismo tiempo, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, hizo una parada en Londres, después del fallido diálogo en Suiza del sábado, para discutir con sus pares de la Unión Europea (UE) posibles estrategias militares y humanitarias en Siria.

Después de una reunión bilateral con su par británico, Boris Johnson, Kerry deslizó en una conferencia de prensa conjunta: "Hay trabajo que hacer en los próximos dos días que podría llevar, al menos así lo esperamos, a abrir las puertas de un alto el fuego, aunque va a ser duro".

"Tuvimos una discusión muy honesta con los rusos y los iraníes sobre cómo podemos exactamente llegar ahí", agregó el funcionario estadounidense sobre la discusión que mantuvo en Suiza sobre un posible nuevo alto el fuego.

La visita Kerry coincidió con la víspera del Consejo Europeo del lunes, que reunirá a los ministros de Relaciones Exteriores de la UE para discutir cómo enfrentar la dramática crisis humanitaria en Siria, principalmente en la ciudad norteña de Alepo, la zona en la que este domingo confluyen casi todos los actores locales e internacionales de la guerra siria. 

Una de las principales propuestas para el lunes es ampliar las sanciones contra responsables sirios responsables de ataques contra civiles. 

Pero mientras la reunión del sábado en Suiza demostró que las potencias extranjeras -principalmente Rusia y Estados Unidos- no se ponen de acuerdo para frenar los ataques sobre Alepo y en general en Siria, en el terreno el conflicto se profundiza.

Los rebeldes sirios apoyados por Turquía -el país vecino que recientemente invadió por tierra para dar apoyo directo a estos grupos insurgentes y frenar el avance de las milicias kurdas- continuaron este domingo avanzando en la provincia norteña de Alepo y lograron tomar la estratégica ciudad de Dabiq, hasta ahora en manos de los extremistas del Estado Islámico (EI).

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización pro opositora con sede en Londres, este grupo de rebeldes pro turcos ya tomó control de tres ciudades que solían estar en manos del EI -Sauran, Dabiq y Ehtimilat- y el pueblo de Hur al Nahr, cercano a la ciudad de Marea, el próximo objetivo de estos milicianos en su avance sobre los islamistas radicales, informó la agencia de noticias EFE.

Mientras estos rebeldes pro turcos se consolidan en el norte de Siria, cerca de la frontera, la batalla por la ciudad de Alepo, en el centro de la provincia, continúa provocando muertos civiles y profundizando la crisis humanitaria. 

El Observatorio informó que al menos cinco personas fallecieron este domingo y otras 30 resultaron heridas por ataques con proyectiles de grupos rebeldes sobre la parte oeste de la ciudad, la parte controlada por el gobierno de Bashar al Assad. 

En tanto, la Cancillería rusa adelantó este domingo en un comunicado que continuará con sus bombardeos sobre Siria, lo que incluye la zona este de la ciudad de Alepo, controlada por rebeldes apoyados por Estados Unidos y Europea.

Rusia sostiene que apoya militarmente la lucha del gobierno de Siria contra el EI; sin embargo, las potencias occidentales acusan a Moscú de bombardear también a los rebeldes que ellos consideran más moderados, como los que resisten dentro de Alepo.

Fuente: Télam

Te puede interesar