La maldición del funeral de Don Julio

DEPORTES 16/10/2016
El repaso de las horas posteriores a la muerte de Grondona y los problemas para encontrar un nuevo líder de la AFA.

Aquella oscuridad absoluta, sólo era interrumpida por las luces de autos que con marcha lenta y respetuosa buscaban un lugar cercano al gimnasio de Futsal para estacionar.

El predio de Ezeiza , al caer la noche, había escondido sus verdes campos, sus flores, plantas y árboles. Y una lenta neblina descendería hasta convertirse, ya de madrugada, en una bruma de molesta opacidad.

Desde las 20:19 del miércoles 30 de Julio de 2014, el funeral de Grondona quedó liberado para un desfile incesante de cientos de personas dispuestas a darle su último adiós. En la capilla ardiente que rodeaba su austero féretro, el primer centenar de amigos se estremeció con el responso ofrecido por el Obispo de Avellaneda, Monseñor Oscar Frazzia. Ya eran las 21:30 horas.

Dirigentes, jugadores, ex jugadores, empleados de la AFA de todos las áreas y jerarquías, directores técnicos de distintas épocas, planteles en delegación, miembros de la Selección Argentina de Fútbol que se hallaban en el país tras haber jugado el Mundial de Brasil, amigos personales y destacadas figuras de la política, iban sumando sus condolencias a la familia Grondona. Y allí, junto al féretro, Liliana, su esposo Genaro Aversa, Julito, Humberto y los nietos de Don Julio, como siempre, unidos, fueron recibiendo abrazos, apretones de manos, emoción y en muchos casos lágrimas de solidarios asistentes.

La prensa trabajaba desde el portón de ingreso, pues fue decisión de la familia que no hubiera ni filmaciones, ni fotos, ni testimonios. Siquiera de la propia prensa de AFA. Sin embargo, Humbertito consintió, cerca de la medianoche, que los periodistas acreditados en AFA ingresaran como cualquier otra persona vinculada por el afecto, tras una gestión de Alejandro Monclá, presidente del CEPA (Centro de Periodistas Acreditados en AFA).

Mauricio Macri se acercó para darle el pésame a la familia Grondona (Télam)
Mauricio Macri se acercó para darle el pésame a la familia Grondona (Télam)

Rápidamente, el amplio gimnasio, fue tomando fisonomía multitudinaria dividiéndose en grupos. Solo la llegada de algún funcionario volvía a reagruparlos para el saludo protocolar de rigor. El primero en arribar fue quien era por entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad –hoy Presidente de la Nación- Mauricio Macri. Lo acompañó en la ocasión Diego Santilli, el actual Vice Jefe de Gobierno de la Ciudad, quien por entonces era Secretario de Ambiente y Espacio Público. Macri tuvo muchas diferencias con Grondona en su época de presidente de Boca Juniors, pero éstas siempre fueron respecto de la gestión, de la visión diferente sobre la prospectiva del fútbol en general y de la AFA en particular. Y Santilli es hijo de quien fuera un exitosísimo presidente de River: campeón de AFA, de la Libertadores y Subcampeón Intercontinental en el 86', don Hugo Santilli, unido a Grondona por la vida y por la historia.

No faltaron anécdotas. Como en todo velatorio. Se recordó cuando Macri llevó varios proyectos para modernizar a la AFA. Uno eran las Sociedades Anónimas. A la sazón una cuestión reactualizada en la agenda del fútbol. Por entonces, el actual presidente era nada menos que Secretario General de la AFA.

Don Julio, hay que modernizarse, hay que mover los estamentos del fútbol, hay que buscar nuevos sponsors, hay que relevar el verdadero precio de los derechos, proponía el joven Macri.
Tenés razón Mauricio, vamos a llamar a una extraordinaria del Comité Ejecutivo en Ezeiza, lo tratamos, lo votamos y chau.
Bueno, está bien Don Julio, pero no podemos perder mas tiempo .¿Cuándo la hacemos?, exigió Macri
Ahora, termina el Mundial (Alemania 1998) y la hacemos, respondió Grondona.

Dicen los históricos dirigentes que todos los miembros del Comité Ejecutivo que habrían de votar, desfilaron primero por la ferretería que Don Julio tenía en Sarandí. Y tras las tertulias, cada uno sabía que cosa había que votar.

(Télam)
(Télam)

La reunión fue el 20 de Julio de 1998. Macri expuso ante los miembros del Comité y muchos ex dirigentes y dirigentes que estaban como invitados. Les habló del futuro, del marketing, de un nuevo orden de comercialización y de las sociedades anónimas en el fútbol. A su término, Grondona, dijo:

Bueno, escucharon al presidente de Boca, vamos a votar su propuesta. Levanten la mano los que están por el SI.

Solo se elevo la mano de Macri. "¿Hay alguna abstención?". "No", respondieron. A lo que Grondona, poniéndose de pie y encogiéndose de hombros, ya resignado, le exclamó con manifiesta y compungida solidaridad: "Perdimos, Mauricio…".

Luis Segura, Juan Carlos Crespi, José Lemme y el doctor Miguel Ángel Silva, eran de alguna manera, los anfitriones que entre otros que recibían a las autoridades nacionales y a los dirigentes y ex dirigentes del fútbol local. Estos se hallaban sentados en improvisadas rondas de butacas o sillas, casi en un extremo del gimnasio.

En el otro, de manera perpendicular, los dirgentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol quienes fueron arribando desde sus diferentes países entre ese miércoles y el día siguiente. No faltaron discusiones por la sucesión de Nicolas Leoz, ya sancionado por la FIFA, antes del estallido en Zurich de Mayo de 2015.

El "enlace" entre ambos grupos lo llevaba a cabo, voluntaria y exclusivamente Alejandro Burzaco, por entonces CEO de Torneos, hombre de la mayor confianza de Don Julio. Además, factótum de los negocios televisivos.

Se lo veía a Alejandro Burzaco organizar, ir y venir, generar diálogos entre los de la Conmebol y los de la AFA. La "sucesión" del presidente fallecido ya estaba en marcha.

Algunos hablaban en su grupo sobre las futuras elecciones arriesgando algún nombre de candidato joven, nuevo e "ideal", propuesto por el propio Burzaco, otros respecto de la "impostergable" Liga, y casi todos sobre necesidades y deudas de sus clubes. En esas circunstancias, muy pocos evocaban la memoria de Julio Grondona, cuyo tibio cadáver descansaba para siempre entre los encajes de su féretro.

—¿Usted está a cargo del protocolo?, me preguntó un señor de traje negro con un handie pegado a su oreja.
No señor, yo soy el Director de Medios, ¿dígame en que lo puedo ayudar?
—Perdone, me lo señalaron a usted para hacer algunos arreglos.
—OK. ¿Qué arreglos?
—Venga, ¿podemos hablar afuera?
—Claramente.
—Vea señor, la Presidente vendrá ésta noche y necesitamos tomar algunas precauciones de manual. Indiqueme quién está a cargo de la seguridad del lugar, a ver si logra que nos den un plano, ¿los edificios están vacíos?, continuó
—Si, el primero que vieron al ingresar está dedicado a los Juveniles, mire la hora que es, no hay nadie, quédese tranquilo. Y el que está al fondo es para la Selección Mayor, tampoco hay nadie…
—Bien, bien. ¿Hay antenas? ¿columnas elevadas? ¿ventanas que miren a este gimnasio?

El hombre ya eran cuatro hombres. Todos con sus aparatos de sofisticada comunicación. El Director del Predio, Ruben Moschella, convocó al personal de las áreas inquieridas y la avanzada de la seguridad presidencial, quedó satisfecha.

—¿A qué hora viene la Presidente, señor?, le pregunté al hombre del handie.
Termina una reunión en Casa de Gobierno y viene para acá.

Luis Segura, en su carácter de Vicepresidente 1°, fue quien la recibió en una de las puertas laterales hasta donde llegó en un automóvil presidencial arribado una hora antes y estacionado al pie de la cancha número dos de fútbol.

Cristina Fernandez de Kirchner, bajó sóla del automóvil, pues Oscar Parrilli y Carlos Zannini, quienes habian hecho el trayecto con ella en helicóptero desde Plaza de Mayo, entraron por la puerta opuesta.

Ya habían pasado Jorge Capitanich, Daniel Scioli, Aníbal Fernández, Gabriel Mariotto. Llegaban y se iban los miembros del Comité Ejecutivo, del Colegio de Arbitros, del Centro de Formación Arbitral, del Consejo Federal, del Tribunal de Disciplina, del Superior Tribunal de Cuentas, empresarios, sindicalistas…

(Gerardo Viercovich)
(Gerardo Viercovich)

Eugenio Figueredo –presidente entonces de la Conmebol-, Manuel Burga Seoane –presidente de la Federación Peruana de Fútbol-, Juan Ángel Napout –presidente de la Liga Paraguaya-, Sergio Jadue –presidente de la Asociación Nacional de Fútbol de Chile-, Ángel María Villar –presidente de la Real Federación Española de Fútbol y por entonces vice de la FIFA- , su hijo Gorka Villar -actual miembro de la FIFA (ambos viajaron de urgencia desde Madrid)-, se encolumnaron detrás de Alejandro Burzaco para hacerle el "besa mano" a la Presidenta, quien 32 minutos después de su llegada y tras ofrecer sus condolencias a la familia Grondona, habría de retirarse de la misma manera en que llegara.

Las dos noches fueron de incesante desfile. Grupusculos (Boca, River, Racing, Independiente, San Lorenzo) y Grupos (las categorías del ascenso y el Consejo Federal) murmurando sobre el futuro del fútbol argentino. El hombre que los mantenía unidos, descansaba para siempre en un cajón.

El observador objetivo no podía dejar de intuir, que aquel funeral preanunciaba los convulsionados años venideros. Siquiera en las conductas de las condolencias se advertía fraternidad. Por el contrario, quedaban claras las divisiones en torno a la capilla ardiente.

El viernes 1 de Agosto llegarían al país para despedir los restos de Julio Grondona, Joseph Blatter, en ese tiempo presidente de la FIFA y Lionel Messi, el jugador número uno del Mundo por quien Grondona sentía el sincero cariño de amor filial. Más aún, a él se debe que Lio juegue para la Selección Argentina cuando hubo que reaccionar rápidamente ante la seducción española.

Ese viernes, los restos de Julio Humberto Grondona fueron sepultados al mediodía en una bóveda del Cementerio de Avellaneda, para que descansen paz junto a los de su esposa, Nélida Pariani. En el trayecto desde el Predio de Ezeiza, el cortejo pasó por el Estadio de Arsenal F.C., en Sarandí, el club realizado por la familia con sus propias manos y esfuerzos. Una enorme y multitudinaria comitiva despidió con emoción y respeto. Previamente, en el Complejo Deportivo Habitacional de Ezeiza, se realizó un responso oficiado por el Capellán Omar Rey. Estuvieron presentes dirigentes de FIFA, CONMEBOL, y de la Asociación del Fútbol Argentino. También algunos jugadores de la Selección Argentina, empleados de la AFA y familiares.

(Gerardo Viercovich)
(Gerardo Viercovich)

Tras 25 meses, cuesta entender algunas conductas de quienes lo despidieron con supuesto dolor y hoy irrespetan su memoria. Se trata de dirigentes que potenciaron la pusilanimidad a través del "sijulismo", que vivieron pidiendo, que votaron incondicionalmente por años sin razonar a cambio de favores y privilegios que hoy denostan.

Algunos dicen no haberlo conocido "lo suficiente" y otros se declaran ajenos a toda influencia. Nada pasó en los 35 años del gobierno de Grondona que él no haya respaldado. Desde prestamos de dinero hasta golpes institucionales incruentos para ungir cúpulas dirigenciales .

Algunos, probablemente una mayoría de clubes en términos objetivos, siguen luchando por defender su doctrina. No son los poderosos clubes de la Primera División, no son los judas del beso póstumo. No son ni hipócritas, ni traidores. Y aunque son muchos, van quedando lejos del poder que intenta disminuirle los derechos adquiridos.

Si en lugar de una nota periodística se tratara de un ensayo de ficción, el autor revisaría qué le pasó a la AFA, al Fútbol Argentino, a la Conmebol y a la FIFA, sus centros de acción, después de su muerte. Más aún a algunos de los dirigentes que viajaron desde sus países para despedirlo. Veamos algunos casos:

AFA. Intentó llevar a cabo dos actos eleccionarios para encontrar estatutariamente al presidente que lo reemplazara. En la primera elección –3 de Diciembre de 2015- se produjo el ridículo 38-38 con 75 asambleistas votantes. Nula. Cuando se iba a llevar a cabo la segunda –30 de Junio de 2016- , la Inspección General de Justicia lo impidió. Hoy la AFA está intervenida con respaldo de la Conmebol y de la FIFA y los principales actores de la contienda –Segura y Tinelli– están fuera de la agenda de la AFA, Segura por desgaste y Tinelli interdicto.

Luis Segura está procesado en la causa Fútbol para Todos (Nicolás Stulberg)
Luis Segura está procesado en la causa Fútbol para Todos (Nicolás Stulberg)

DIRIGENTES. Luis Segura (ex Presidente), Rafael Savino, Miguel Ángel Silva (ex Secretarios Generales), Eduardo Spinoza, Carlos Portell, José Lemme (ex Tesoreros), están procesados en la causa Fútbol para Todos. Y los tres primeros, además, esperan la resolución de la Jueza María Servini, por una imputación Penal Tributaria.

Loretta Lynch, la fiscal que investiga a los ex dirigentes de la Conmebol (Reuters)
Loretta Lynch, la fiscal que investiga a los ex dirigentes de la Conmebol (Reuters)

CONMEBOL. Eugenio Figueredo, Juan Angel Napout, Sergio Jadue y Manuel Burga Seoane, todos ellos presentes en el funeral, están procesados por  supuestas coimas en la investigación llevada a cabo por la Justicia Norteamericana bajo la investigación de la fiscal Loretta Lynch.

ALEJANDRO BURZACO. Quien era el hombre más influyente en las decisiones de Grondona y diseñaba la sucesión dirigencial de la AFA, se halla bajo arresto domiciliario en Nueva York, protegido por el programa para los "arrepentidos".

(Reuters)
(Reuters)

JOSEPH BLATTER. Antes de cumplirse el primer año de su emocionante discurso de "despedida" ante los restos de su amigo Julio Grondona, a fines de Mayo de 2015, Blatter fue reelecto presidente de la FIFA. Las investigaciones posteriores por corrupción lo obligaron a abdicar primero y a renunciar después a su cargo. Está bajo proceso.

Messi ya erró el penal y es el inicio de su debacle en la final (AFP)
Messi ya erró el penal y es el inicio de su debacle en la final (AFP)

SELECCIÓN NACIONAL DE FUTBOL. Perdió dos finales sucesivas por la Copa America –2015 en Chile- y la Copa América del Centenario –2016 en Estados Unidos- por penales frente al mismo rival: Chile. Renunció Gerardo Martino. Su ciclo fue el más breve en la historia moderna de las Selecciones Nacionales. Además, por primera vez en su historia, perdió frente a Ecuador y Paraguay en casa y la clasificación para Rusia 2018 ingresó en zona de alta preocupación

Muchas cosas pasaron en aquel funeral. Quienes asistimos podemos ver unos duendes que ocupan el invisible espacio de la condición humana. Y sus visibles consecuencias. Cual si se tratara, para muchos, de una maldición…

Fuente: Infobae

Te puede interesar