Cómo es la relación de Mauricio Macri con su madre, Alicia Blanco Villegas

POLÍTICA 16/10/2016
Ella es la antítesis de Franco Macri. Optó por un extremo bajo perfil y nunca desacreditó a su hijo, hoy Presidente. El recuerdo de los días en Tandil.

Septiembre de 2015. Mauricio Macri se sienta en el sillón estilo presidencial de un micro de larga distancia acondicionado para las exigencias de una campaña electoral: tiene un importante stock de chocolates y gaseosas, y una cama de dos plazas para descansar. Mientras recorre el trayecto que separa a la ciudad bonaerense de Azul de su Tandil natal, le pide que al radical Ernesto Sanz –el mismo al que minutos más tarde postularía para ser su eventual ministro de Justicia- le pase la picada de fiambres y quesos que está sobre una mesa, y le dice a María Eugenia Vidal que no se esconda y participe de la conversación con el pequeño grupo de periodistas que están presentes. Risas. Entre bocado y bocado, revela lo feliz que fue su infancia, habla de su madre Alicia, de su tío Jorge y de lo importante que fue su abuela Argentina. La "Abu".

Cuando le preguntan –en público- de su vida familiar, Macri suele cerrar la puerta en su mujer Juliana Awada (en un programa de televisión hasta llegó a revelar intimidades de alcoba), en su pequeña hija Antonia, y en su abuela materna. Poco dice de sus otros hijos (Agustina, Gimena y Francisco –alias caíco-). Trata de evitar comentarios sobre su padre, Franco Macri. Y extrema los cuidados con su madre, Alicia.

Blanco Villegas, hija de una acomodada familia tandilense, es la contracara de papá Franco. Mientras uno expuso su vida, sus negocios y hasta las diferencias con su hijo, como decir que "no tenía corazón" para estar en el sillón de Balcarce 50, ella optó por el bajo perfil . No asiste a los grandes eventos, salvo a la jura presidencial de Macri en el Congreso en diciembre de 2015: se ubicó en el palco del centro del recinto, junto a Awada y Antonia, mientras el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, cruzaba sobre su pecho la banda y le daba el bastón.

Los empleados de Casa Rosada no ven entrar ni salir, y no suele pasear por los jardines de la quinta de Olivos. "Ella no habla", advirtieron a Infobae desde el entorno del Presidente. Pero sí lo hace un dirigente cercano a su familia: "Tiene una muy buena relación con su madre y con toda su familia, los Blanco Villegas. Sus principales recuerdos en Tandil refieren a su infancia junto a su abuela materna y a su tío Jorge".

"La familia Blanco Villegas dejó en Tandil un grato recuerdo, especialmente por la actividad del doctor Debilio Blanco Villegas, muy destacado médico cuyo nombre lleva hoy el Hospital de Niños de Tandil, donado por el hijo de Alicia y tío de Macri, Jorge Blanco Villegas, que tuviera destacada actuación en la Unión Industrial Argentina", señaló a este medio el historiador de la ciudad serrana Daniel Eduardo Pérez. El tío Jorge, además, fue dueño de la compañía Philco, titular del Banco Comercial y de la UAM, concesionaria de la automotriz italiana Fiat. Presidió la UIA entre 1993 y 1997.

Alicia Blanco Villegas junto a un pequeño Mauricio Macri
Alicia Blanco Villegas junto a un pequeño Mauricio Macri

Con Franco se casó muy joven y, además de Mauricio, tuvieron a Sandra (que murió en 2014), Mariano y Gianfranco. Pero desde hace más de 20 años Alicia está en pareja con el periodista Julio Landivar –no volvió a tener hijos- y pasan sus días juntos en el exclusivo Country Golf de Bella Vista, que preside justamente Gianfranco . Hace poco menos de dos meses, el menor de los Macri reunió en el barrio cerrado de San Miguel a más de 80 dirigentes para hablar de política.Todo queda en familia.

Una persona que conoce a la familia de Alicia Blanco Villegas confió que ella "toda su vida hizo el máximo esfuerzo por pasar desapercibida, pero sigue muy atenta todo lo que pasa con su hijo, como una madre con cualquier hijo, y también es muy afectiva con todos sus nietos".

En Tandil, la casa señorial donde vivió Alicia está ubicada en la avenida Colón. Además, la familia Blanco Villegas-Macri posee La Carlota, la estancia donde el Presidente se casó con Awada, y uno de los lugares elegidos por la pareja para descansar. Es más, ambos fueron el pasado fin de semana, en la previa de una semana intensa que incluyó la resolución de un posible paro por parte de la CGT, un encuentro con la reina de Holanda, Máxima Zorreguieta, y los preparativos para el determinante encuentro con el Papa Francisco en el Vaticano.

Guiños del destino: el hospital de Niños de Tandil "Blanco Villegas" se construyó con donaciones de la familia materna del presidente, pero fue la provincia de Buenos Aires la que aportó los 2.700 millones de pesos necesarios para equiparlo. Era 2008, y Daniel Scioli era el gobernador. En un acto, el tío Jorge le agradeció al ex motonauta por "ponerle todo el hombro" al emprendimiento. Entre los presentes, Macri aplaudía a la persona que siete años después derrotaría en los comicios presidenciales.

Fuente: Infobae

Te puede interesar